El diario de Naty Lane.

Nataly Andrea Gandarillas Martínez nació en 1985, en la ciudad de Quilpué, Quinta región. Cursando enseñanza media, aprendiendo a usar las primeras versiones de internet explored y mirando la serie animada DARIA, termina por convertirse en NATY LANE.  Comenzó a tocar bajo a los 19 años. Vieja, dice ella. Desde entonces ha militado en diferentes bandas de la escena independiente de Valparaíso. Una de ellas, la recordada FATIGA DE MATERIAL, banda de post rock instrumental que se convirtió en el gran acompañamiento de ÁLVARO PEÑA y con quien grabaron en 2012, el aplaudido disco SE VENDE.

En 2016 publica su primer libro titulado SOLO SUEÑO LOS DOMINGOS, una autoedición en formato de bolsillo que reúne textos e ilustraciones. Tiempo después llega a integrar ADELAIDA, el proyecto musical que la llevaría a escenarios internacionales y a recibir un PREMIO PULSAR por el disco PARAÍSO, en la categoría Rock 2017.

En 2019, con 34 años y un fructífero recorrido en el mundo de la música independiente, NATY LANE sigue dando rienda suelta a su pluma, publicando su segundo libro, esta vez, reuniendo una serie de relatos íntimos bajo el título PRIMAVERA SALVAJE (Santiago Ander Editorial). Libro que ha debutado airosamente en VALPARAÍSO y SANTIAGO.

 

          Naty Lane firmando ejemplares de Primavera Salvaje en Bar Loreto. 18 de mayo 2019

PRIMAVERA EN SANTIAGO

 

Es la noche del sábado 18 de mayo de 2019. Naty Lane, editorial SANTIAGO ANDER y la productora ARPÍA PRODUCCIONES han organizado la segunda presentación oficial del libro en uno de los bares más concurridos de la capital: BAR LORETO.  Hace frío y la habitual calma de un fin de semana largo en la ciudad, se notan. Al bar han llegado algunos amigos y colegas de la bajista, lectores y seguidores de su banda. La performance y lectura dramatizada han comenzado. La encargada de interpretar los pasajes más representativos del libro es la actriz Carolina Aparici. La autora y el compositor Maximiliano Mendoza, llevan la música incidental haciendo sonar sus instrumentos en vivo. El libro toma vida propia mientras sus ejemplares bien acompañados de dulces eróticos y condones repletan la mesa en uno de los costados del salón.

 

Naty Lane y sus colaboradores, simbólicamente, han vuelto a parir Primavera Salvaje. Queremos sentarnos a charlar con ella, conocer sus motivaciones y sacar alguna historia sabrosa. Nuestra conversación aún aguarda mientras se desmonta la puesta en escena. En el intertanto, los curiosos hojean el libro, piden selfies y firmas con dedicatorias. Pero la espera es breve, el trabajo ya está hecho y ahora hay tiempo para algunas preguntas en medio de esas paredes tapizadas por rayados, dibujos y dedicatorias bizarras de cada banda que ha tocado en el bar.  El camarín y sus sillones nos acogen escuchando de fondo a la española Luz Casal.

 

 

 

 

¿Cuándo comienzas a trabajar en PRIMAVERA SALVAJE?

Hace más o menos un año volví de haber estado de gira con la banda y sentía que traía en mí hartas historias que me habían pasado. Estaba atravesando por un quiebre sentimental súper fuerte e importante en mi vida. Entonces tenía muchas cosas en la cabeza y en el corazón.

Ya tenía escritos algunos relatos y fue en ese momento en el que me junté a almorzar con un amigo periodista al cual le comenté sobre estos escritos y de mi necesidad de escribir. Fue él quien me motivó y me incentivó a que los publicara. Me dijo “tienes que atreverte”. A mi igual me daba cierto pudor hacerlo, no por la gente que conozco o no conozco sino por mi familia. Me daba pudor que mi familia leyera todas estas historias.

 

Son relatos descarnados…así se leen ¿eso era lo que buscabas?

Sí, esa era la idea del libro, poder decir las cosas tal y como son, lo más directas posible sin caer en lo ordinario.

 

¿Cómo fue el proceso de construcción del libro?

No me sentía capacitada para escribir una novela… eran palabras mayores para mi. Tenía todas estas historias sueltas a las cuales quería darles un formato, y entonces fue ahí que pensé que esto era más bien un diario de vida. Ahí se buscó el mejor orden para los relatos y salió el libro.

 

¿Tuviste un referente específico que te llevara a hacer un libro de relatos íntimos ?

Recuerdo que cuando se estrenó la película JOVEN Y ALOCADA me sentí muy identificada con ese tipo de historia y ese tipo de búsqueda un poco ingenua de tu propia sexualidad, del amor, de cómo funciona la vida y las relaciones en pareja.

 

¿De ahí el concepto de Primavera Salvaje?

Sí, fue algo así. El nombre lo pensé en la mitad del libro, primavera siempre se asocia con el despertar sexual y al amor, lo romántico y todo ese rollo. Y por otro lado se asocia mucho con la ola de suicidios y la depresión por el mal de amor, por ahí lo fui tomando. Luego salvaje, por su tono visceral.  

 

En 2016 publicaste tu primer libro que reúne material escrito y visual, titulado “SOLO SUEÑO LOS DOMINGOS” ¿Cómo surge ese primer trabajo?

Mi libro anterior es un pupurrí de cosas que junté. Tenía muchos escritos y sentí que tenía que mostrarlos de alguna forma. Eran pensamientos, poemas, dibujos, cosas así. Tenía todo esto acomulado, no sabía qué hacer con ese material. Entonces dije: voy hacer una especie de poemario con ilustraciones, similar al formato de SANTIAGO EN 100 PALABRAS. Y así fue.

 

¿Te quedan ejemplares de esa autoedición?  

No, solo hicimos 100. Muy poquitos.

 

¿Has pensado en reeditarlo?

Sí, puede ser, es una buena opción. Me gustaría pensar en una reedición y quizás agregarle un par de cosas más.

 

¿Cómo llegas a trabajar con la editorial SANTIAGO ANDER?

Conocí la editorial con el primer volumen de LOS DISCOS QUE NOS VOLARON LA CABEZA. Ellos hicieron la presentación en el CENTEX de Valparaíso y me invitaron como músico a presentar el libro. Ahí hicimos el vínculo. Luego me invitaron a participar con un relato en la segunda edición del mismo libro. Así nos fuimos acercando con Emilio, editor de SANTIAGO ANDER. Conversando con él fue saliendo la idea de editar PRIMAVERA SALVAJE. En ese momento ya tenía un tercio del libro.

 

¿Te declaras una lectora voraz?

No, la verdad que no… (risas) …  sí, me gusta leer pero no leo tanto como otras personas que se leen 2 o 3 libros en la semana y no pueden estar sin leer. No tengo tanto tiempo pero cada vez que puedo agarro un libro.

 

¿Cuánto hay de la bajista NATY LANE en este libro?

Hay harto igual… porque muchas de las historias ocurren en el contexto de la banda, tocando y estando de gira. O en un carrete con el resto de mis compañeros. Además yo vivo con el guitarrista de la banda, Claudio, entonces es inevitable que la banda o el mundo del rock aparezcan en él.

 

¿Es machista la escena musical independiente?

Sí, es machista, sigue siéndolo.

 

¿En qué lo notas?

Cuando una va a la radio las preguntas más importantes son para mis compañeros hombres y la preguntas más tontas son para una. Todavía queda eso. A veces te tratan como si no supieras enchufar tus propias instrumentos. Todavía se trata de subestimar a las mujeres.

 

En esa realidad ¿Te consideras feminista?

Yo me considero una mujer que en la toma de decisiones y al momento de trabajar busca ser mirada como un igual, haciendo lo posible para que no se le subestime por ser mujer, para que se confíe y se crea en sus capacidades, y que puede hacer las cosas tan bien como un hombre.

 

¿Qué planes tienes en carpeta en cuanto a la escritura?

Tengo un proyecto en stand by, es un libro para niños. Nada que ver con este. Pero por ahora está un poco complicada la cosa para continuar con él. Necesito un equipo de trabajo más grande y eso requiere de recursos, no queremos trabajar gratis y no quiero que nadie trabaje gratis para mí. Eso es lo primero. Por ahora pienso desarrollarlo más adelante y con más calma. Pero siempre estoy escribiendo.

 

¿Te proyectas como autora?   

Sí, me gustaría seguir escribiendo y editando.

 

¿Cuáles son tus referentes  al momento de hacer música y escribir?

Patti Smith en escritura, la forma en que ella aborda los temas y la vida misma. Es una artista power. No es un persona virtuosa es mucha víscera y corazón y eso llega mucho más que la técnica. Me gusta mucho Bjork, por su creatividad y capacidad de reinventarse, siempre está experimentando cosas nuevas y siendo fiel a sí misma sin seguir modas o tomando en cuenta críticas.

 

¿Y en Chile, quién te ha influenciado ?

Álvaro Peña en el tiempo que pasamos con él me enseñó muchas cosas. Su visión sobre el arte y su visión sobre la música fueron muy importantes para mi.

 

En particular ¿qué fue lo que más te quedó?  

Antes yo no tomaba tan en serio el tema de la música, lo veía como un complemento, no como mi actividad central. Ahí Álvaro me dijo: “Esto de la música es súper ingrato, se sufre mucho, y se sacrifica mucho pero tiene sus gratificaciones. Olvídate de una familia normal. Te tienes que entregar. Es la vida entera”.  Esas palabras me marcaron para siempre.

 

 

Foto encabezado: archivo personal Naty Lane

Fotos entrevista: Crónica Sonora 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *