Mes: julio 2019

LA SOCIEDAD DE LOS POETAS VIVOS: GONZÁLEZ Y LOS ASISTENTES PRESENTAN COLABORACIÓN CON TÁLATA RODRÍGUEZ

LA SOCIEDAD DE LOS POETAS VIVOS: GONZÁLEZ Y LOS ASISTENTES PRESENTAN COLABORACIÓN CON TÁLATA RODRÍGUEZ

El próximo 09 de agosto, la banda de rock y poesía GONZÁLEZ Y LOS ASISTENTES presenta en MATUCANA 100 su colaboración con la poeta y performer argentina Tálata Rodríguez.

 

 

 

 

COMUNICADO

El nuevo single de González y los Asistentes junto a Tálata Rodríguez ya es realidad: la poeta argentina viajará a Santiago para lanzar con el grupo nacional la hermosa edición en vinilo transparente de 45 RPM con los temas «Carretera» y «El bosque», con un especial show el viernes 9 de agosto a las 20:30 hrs en la sala principal de Matucana 100 (Metro Quinta Normal, Stgo). Invitados: The Keith Harings.

TALATA RODRÍGUEZ, poeta y activista cultural ha participado en la producción de incontables eventos vinculados a la difusión de la música, la literatura, las artes visuales y la gastronomía de Buenos Aires.  Actualmente desarrolla la performance poética y la generación de contenidos audiovisuales literarios que pueden verse en su canal de youtube.

 

 

El single es un adelanto de la próxima producción discográfica del cuarteto integrado por Gonzalo Henríquez, Claudio Espinoza, Juan Pablo Rojas y Cristián Bravo, que en el concierto repasará además parte del repertorio de su obra que en dos décadas que lo ha alzado como el nombre más reconocido en la unión de música y poesía del país, con aplaudidos álbumes como Cerrado con llave, Repite conmigo y Desiertos de amor, este último en colaboración con el fundamental poeta Raúl Zurita.

 

 

En el show estará a la venta el nuevo single en vinilo junto al resto del merchandising, entre otros artículos, poleras y el tour book oficial de González y los Asistentes.

 

Entrada general: $10.000. Tickets disponibles vía Ticketplus.cl

EVENTO EN FB 

 

 

FUENTE: COMUNICADO OFICIAL GONZALEZ Y LOS ASISITENTES

 

 

ÁLBUM 4 : POBLACIÓN CRIMSON – PARTE I

ÁLBUM 4 : POBLACIÓN CRIMSON – PARTE I

En Crónica Sonora comenzamos nuestro dossier dedicado a King Crimson en Chile . 

 

La Paz (es mi tema)

 

Puedo estar en esta fiesta a la que me han invitado en el barrio Yungay hoy sábado en la noche para paliar mi distancia de la cría y de la deidad, cuando escucho Peace (A Theme) y me doy cuenta de que puedo estar también en 1998 en La Paz, de mochilero con las amistades del colegio, discutiendo el tema, y me doy cuenta de que puedo así también ir apretujado por el subway G a las seis y media de la mañana con los audífonos bien adentro y el magín en la guitarra acústica de Fripp que fluye en manantiales, ventoleras, gaviotas, oleajes que abren el paisaje a la calma de las islas y a las noches sin estrellas hasta que de nuevo irrumpen conversaciones de elefantes, dinosaurios, camaleones, la comida del gato, las motosierras, las zonas industriales y el vrooom y el thrakathrak de sus fábricas; abro entonces los ojos para volver a alguno de estos lugares, donde uno de los compadres, que no se ha movido en toda la noche de su silla, salvo para rellenar su vaso piscolero, discute con una de las comadres:

— Porfa déjate este tema de King Crimson, me da paz.

La comadre va a la cocina, a la pieza, al baño, sale a la escalera y vuelve a sentarse a su lado, cuando le responde:

—Es que esta es música de hombres, viejo. A mí me da todo, menos paz.

 


 

Le hablo al viento

 

Así que elijo volver al balcón. Abro el ventanal y conmigo entra una corriente fría, seca, un golpe de aire al unísono de la flauta y el melotrón de I Talk To The Wind.

—No quedaban entradas para el primer concierto de Crimson de fin de año —le dice un amigo al otro mientras fuman—-Ni para el segundo llegué, y eso que había aumentado el cupo de la tarjeta e incluso estaba pensando no pagar el cable este mes si las cuotas no me daban. Total, lo pagaba el mes siguiente con la otra línea de crédito.

Mientras otro compañero me pregunta si voy a ir a verlos, pienso en un lugar equidistante a esta fiesta en Yungay, al viaje iniciático por Bolivia, a mis madrugadas yendo de Brooklyn a New Rochelle dos horas rumbo a una oficina: una isla —un lugar aparte, un tiempo separado en que los hombres, los varones, los chiquillos no atendían más que a sus guitarras acústicas, sus percusiones, sus armonías y sus órganos, según la composición progresivamente alienada de sus jornadas de trabajo, sus veranos de experimentos sensoriales y sus fiestas de caballeros, mientras al llegar a la casa la cría les lanzaba una mirada hierática y la deidad se les hundía más adentro con el humo—, un archipiélago, más bien, que desaparece con el solo de flauta pastoril que llega por el ventanal del balcón que se vuelve a abrir cuando el pololo del cumpleañero viene a pedir que nos movamos un poquito, por favor, que nadie acá va a venir a traerles platos y cubiertos a los perlas que se quedaron fumando. Porque ya se hace tarde, tenemos que cantar el Cumpleaños feliz,

 

         Said the straight man to the late man

         Where have you been

         Ive been here and Ive been there

         And Ive been in between.

 

 

 

Esa isla, pienso antes de elegir, debe ser la isla de Inglaterra que inventó la industrialización, la colonialidad y el rock progresivo. También la isla de la Mary Shelley, ahí donde ella escribió tanto su Frankenstein como su novela de ciencia ficción The Last Man, en la cual el planeta fue devastado por una plaga —igual que en Oryx and Crake de la Margaret Atwood, igual que en The Left hand of Darkness, de la Ursula K. Le Guin, igual —conjeturo— que en El poema de Chile de la Gabriela Mistral todo el territorio ha sido limpiado de hombres.

¿Cuál es la plaga? El machismo.

¿Cuál es la isla, los paisajes infinitamente bellos, intrincados y solitarios de los océanos alrededor suyo? Dos hombres solos, Selkirk y Viernes, diría Daniel Defoe, el que escribió A Journal of the Plague Year y quien, según Coetzee en su Foe, eliminó en su voz a la narradora que hizo posible su Robinson Crusoe. ¿Y por qué entre las filas de un grupo como King Crimson, por el cual han pasado decenas de músicos, nunca ha habido una mujer?

 

 

 

Cadencia (y una catarata)

Puedo estar en la fiesta de Yungay como en La Paz, cruzando los túneles de la isla de Manhattan o escribiendo un cuento durante 2009 que se titula Danza y cadencia de la decadencia, y me acuerdo de que al principio intento agarrar como sea la sensación de escuchar el solo de flauta y los timbales y el piano que baja y baja y sube y sube entre los arpeggios acústicos de Cadence and Cascade, acostados ahí en una pieza de hotel céntrico de Lima con la Mónica a las seis de la tarde; ella me mira con incredulidad, se ríe cariñosamente de mi pregunta machista:

—¿Por qué eres la única que he conocido que sabe de estas canciones?

Luego nos dormimos y comenzamos a caer en un sueño posterior al sexo, junto al agua que baja y baja y baja por una fuente junto al muro de nuestra pieza de hotel, disimulando apenas el grito constante de un loro. ¿Soy yo ese loro? ¿Eres tú? ¿Son Frankenstein y El periquillo sarniento otras versiones de la narrativa de la peste? El intento de agarrar esa sensación de falsa y profunda tranquilidad de isla se me convierte en una respuesta que anoto en tal cuento mío, a la vuelta del viaje a Lima:

 

«El cansancio no me deja hablar. Sólo nos tomamos de las manos, salimos de la casa esa donde se celebraba el cumpleaños y vinimos caminando hasta acá, adultos, marido y mujer en calma, yo me levanté al computador a escribir lo que sentía, siento y sentiré aunque “prefiero callarme, particularmente con las personas que me merecen respeto. No confío en ninguna certidumbre. Las certidumbres sólo se alcanzan con los pies” (Porchia)».

 

 

Dama del agua que baila

 

Puedo estar en esta fiesta a la que me han invitado en el barrio Yungay este sábado en la noche para paliar mi distancia de la cría y de la deidad, puedo estar en Lima hace una década, puedo no estar en ninguno de los dos lugares y, sin embargo, en medio del coro que entona el Cumpleaños feliz me doy cuenta de cómo otras voces aquí, conmigo, no saben cómo se llama el celebrado. Yo no lo sé, pero no le diré Juan, Giovanni o Carlos sólo para seguir fluidamente este texto.

Llamaré a esta interrupción la Teoría del Último hombre.

Es que parte de la plaga consiste en ponerle otro nombre a quien ya lo tiene y extinguirla con ese acto permanente, como lo hicieran los conquistadores ingleses y españoles y portugueses y franceses y holandeses con casi todos los endonímicos de las comunidades y lugares de lo que ahora llamamos América, como lo hicieran los del rock gringo e inglés con la música de esas personas que trajeron encadenadas desde África, con sus ritmos enchufados a la electricidad y sus estructuras pasadas por las vastos paisajes del romanticismo y del clasicismo; como lo hiciera ese vocalista de King Crimson en Lady of the Dancing Water, que empieza a sonar durante la fiesta en Yungay después del Cumpleaños feliz, cuando en su verso se fija en una mujer y, en vez de grabarle el nombre propio, declara:

 

        Touching your face

         my fingers strayed

         knowing.

         I called you lady of the dancing water.

 

 

Prefiero sumarme a la entonación del Cumpleaños feliz para interrumpir cualquier posibilidad de vínculo que pueda tener con aquel conquistador que bautiza todo de nuevo sólo porque lo toca él. Ese es el hombre final. Celebremos a quienes venimos después. No lo toquemos. Con su extinción termina la peste. Su música evocadora, esas canciones que le traían paz y al resto todo, menos paz, ¿cómo la resignificaremos sin tener que ponerle algo peor encima?

Lo primero en esta fiesta será que King Crimson ya no sea un rey en su isla.

Será una colectividad sin líderes. Una población. Una pobla.

Y continuará.

UNA OLA DE FRÍO AZOTA SANTIAGO.

UNA OLA DE FRÍO AZOTA SANTIAGO.

Una ola de frío cae sobre la ciudad y no es exclusivamente por el invierno que azota. 

Vuelvo a Bar Loreto para comprobar, quizás, una vez más, el estimulante estado de la escena dark cold wave de nuevo siglo. Hace un año exacto, DRAB MAJESTY, se presentaba en este mismo local repleto de devotos dispuestos a escuchar al futurista y maquinal dúo dueño de una elaborada visualidad. 

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

Un año después, la novedad viene del continente latinoamericano; México D.F, y lleva por nombre, nada más y nada menos que, STOCKHAUSSEN, título decidor para el proyecto solista del músico ÁNGEL KAUFF, una suerte de joven prodigio con formación en piano clásico cuya pasión por las teclas ha desatado una búsqueda y experimentación que trasciende siglos y sonidos enlazando el barroco, la música moderna y el minimal wave. En la música de este STOCKHAUSSEN, teclas y teclados parecen cruzarse constantemente, muestra de ello es su disco XXI (2018), con recurrentes escenas de la hipercomunicada era en que vivimos, una era en que humanos y máquinas, no tan sofisticadas, están a punto de ser uno solo. 

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

Ángel Kauff visita por primera vez Chile alentado por sus colegas chilenas DIAVOL STRAIN y por la jugada desinteresada de METATRON PRODUCCIONES, los mismos responsables de la visita de los fundadores del sello danés de música post industrial POS ISOLATION, Christian Staadsgard y Loke Rahbek, en noviembre de 2018.

Compañeros de ruta en giras anteriores, esta fecha reúne nuevamente al músico mexicano con el dúo feminista dark cold wave DIAVOL STRAIN, prontas editar su segundo LP y a embarcarse en una nueva gira por México y E.E.U.U. 

Son las 23:30 cuando Lau y Ginger, (DIAVOL STRAIN) en bajo, guitarra y sintetizadores, ya se preparan para salir a escena, mientras el bar, poco a poco, comienza a repletarse con un público aún no habituado a la música antes de medianoche. 

 

DIAVOL STRAIN LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

La profunda voz de LAU y las guitarras distorsionadas y resonantes de GINGER comienzan a escucharse en el rojizo escenario de Loreto. Las líneas de bajo marcan el pulso y las vertiginosas pistas sintéticas nos conducen por el imaginario feminista y distópico del DIABLO EXTRAÑO. La banda repasa su ep DEMONIO y su disco TODO EL CAOS HABITA AQUÍ, con temas como WROCLAW, PUERTA AL CREMATORIO, MÁS ALLÁ DEL MURO DEL SUEÑO o ÉTER

 

DIAVOL STRAIN LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

Finalmente, la reunión se concreta con KAUFF subiendo a escena para una feroz versión a tres voces de TODO EL CAOS HABITA AQUÍ. Diavol Strain se despide dejándonos la sensación de haber presenciado a uno de los proyectos musicales más serios y sólidos de la escena oscura local.

 

DIAVOL STRAIN LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

El bar se ha llenado, y sobre el escenario el joven STOCKHAUSSEN saluda, agradece la asistencia y el encuentro con Chile. Comienza la era del hielo sintético, pistas, teclados y baterías programadas acompañadas de una robótica y profunda voz que describe imágenes urbanas y solitarias,  la ciudad y el humano-humanoide. Virulenta y sintética, así suena la música de STOCKHAUSSEN, invitando a un baile frenético y repetitivo como el eterno loop de su máquina. Una máquina que alberga los diferentes registros de la música electrónica, a veces más fría y otras veces industrial donde la voz no pierde protagonismo y las letras en español predominan, así lo demuestra el set list compuesto por títulos como “Un dilema”, “La información”,“Nuevas tecnologías”, “Moderna sensación”, entre otras.

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

En una fría noche de julio, una fecha de culto en plena ciudad de Santiago de Chile, ha terminado por tender los puentes entre la escena dark cold wave local y latinoamericana .

 

 

DESDE EL UNDERGROUND Y PARA EL UNDERGROUND.

DESDE EL UNDERGROUND Y PARA EL UNDERGROUND.

El pasado sábado 20 de julio se llevó a cabo la presentación de POESÍA, BEATS Y ROCKANDROLL, libro que reúne el trabajo fotográfico realizado por Karolina Guajardo Briones en torno a 80 bandas de la escena underground de Chile, Argentina, Perú y España.  (conoce más del libro y su autora )

 

 

La presentación se llevó a cabo en el nuevo espacio de Barrio Italia, Kalimera Tienda de Libros, y estuvo a cargo de la periodista especializada en música e industria editorial Rossana Montalbán, quien compartió diversas ideas y reflexiones sobre la fotografía musical en Chile, y sobre el valioso trabajo de registro realizado por la autora Karolina Guajardo.

 

 

 

«POESÍA BEATS Y ROCKANDROLL es un trabajo venido del underground, hecho para el underground y con el underground. Ese Underground que se encuentra en la periferia, en el cordón industrial, en el poniente, en el sur y norte de la capital, desde donde se ha forjado el sonido de bandas tan longevas como: ENFERMOS TERMINALES, POLÍTICOS MUERTOS o LOS ROCKERS.» comentó Rossana Montalbán

 

 

Luego fue el turno de entrevistar a la autora, un diálogo en el que la fotógrafa expuso el proceso creativo y el trabajo de edición del libro además de revelar anécdotas sobre el trabajo con músicos y bandas.

 

 

Una jornada de libros, poesía y música en vivo, que contó con la participación del poeta y músico GABRIEL MORALES, uno de los fotografiados en el libro y autor del poemario OBJETOS. Mientras que la música en vivo abrió la jornada con el repertorio de LOS TULLI´S  para finalizar con el sonido punk rock de PARANOIA.

 

                                                         Poeta Gabriel Morales iniciando su lectura

 

 

                                                                             PARANOIA

EN LA CRISIS DE LA MEDIANA EDAD.

EN LA CRISIS DE LA MEDIANA EDAD.

Elegir un disco de The Rolling Stones para revisar resulta, personalmente hablando, una tarea difícil per se, sobre todo cuando el amor que se siente por ellos hace perder cualquier atisbo de “razón” ante su discografía. Pues bien, en medio de la indecisión lógica que acarrean tamaños discos como AftermathBeggars BanquetSticky fingersExile On Mainstreet y varios más que, quizá ni siquiera sean tan grandes pero que siempre guardan más de alguna joya, decidí ir por periodo y simbolismo. Dejando atrás los primeros días de blues y psicodelia con la firma de Brian Jones; pasar de largo por la brillante y prolífica era Mick Taylor; y dirigirme al ciclo de Ron Wood y el término de los agitados setentas. Así llegamos a los ochentas, pues los Stones se venían preparando para su tercera década dos discos atrás; Some Girls 1978 y Emotional Rescue 1980, ambos con momentos neurálgicos en “Miss you”, el homónimo “Emotional Rescue” o “She so cold”. Sin embargo, no fue sino hasta 1981 con Tattoo You que la década se abrió avasalladora para sus majestades satánicas en plena era posmoderna, post punk y new wave.

1c1712d10bc8d301f79ca79816630a35

Siempre inamovible, la institución Rolling Stones pasaba por sus propios cambios. Algo resentidos después de los turbulentos y excedidos setentas, de vuelta del “sexo, drogas y rock and roll”, el espectro de la banda parecía algo agotado. Los Stones debían aprender a calzar su estatus de señores del rock & roll, pues ya no eran novedad y tampoco eran esos chiquillos que los padres prohibirían a sus hijas. Esta suerte de crisis, entre la eterna juventud y el inevitable paso del tiempo, a nivel musical venía percibiéndose entre Some Girls y Emotional Rescue; algo no cuajaba completamente en el sonido de ambos discos. A pesar de contar con grandes momentos, la energía vital de la banda no alcanzaba, efecto lógico, ya que nunca habían parado entre una década y otra; aún así, tampoco lo harían ahora, pero quizá, ya era momento de soltar esa necesidad imperiosa de ser siempre los Rolling Stones.

maxresdefault (3)

START ME UP: Un riff que tiene vida propia hace décadas, la carga sexual explícita, la mujer objeto, y ahí ante nosotros la primera confesión de los Stones en la crisis de la “madurez”, rogando por un segundo aliento: If you start me up, If you start me up I’ll never stop”-  “You make a grown man cry / Spread out the oil, the gasoline / I walk smooth, ride in a mean, mean machine / Start it up”. “Ride like the wind at double speeden / You, you, you make a grown man cry / You, you make a dead man come”. Más allá de su natural resonancia como single oficial y súper hit,“Start me up” es una rola de las más grandes en el cancionero de la banda, de esas que te devuelven el alma al cuerpo, transmitiendo energía sexual por los poros. Dos décadas a cuestas, y nuevamente los Stones entregaban una canción icónica en sonido y en imagen. En su video, Jagger, sus muecas, sus movimientos, ropa deportiva, malla elástica y cinco figuras esqueléticas, resistiéndose a ese inevitable paso de la edad. Un comienzo sin medias tintas los Rolling Stones poniendo la firma en la década de los ochentas.

rolling-stones-tattoo-you-us-inner-hoof

HANG FIRE: Sigue la lógica que ya nos anunciaba “Start me up”, la banda rebosante de energía, siempre con un tono lúdico, nos viene a decir que los Stones estaban de vuelta y estaban en llamas, con desparpajo, carácter y esa elasticidad rítmica del rock and roll crudo y oreja bajo la firma rolinga. Penurias y premisas holgazanas: “In the sweet old country where I come from /Nobody ever Works”/ “You know marrying money is a full time job, I don’t need the aggravation  / I’m a lazy slob  / I hang fire, I hang fire”, una especie de declaración de rebeldía en medio de esta supuesta madurez que más adelante empezamos a oler.

SLAVE: Sacando las credenciales del blues rock, escuchamos a los Stones siendo los Stones; un riff aceitoso, un órgano, R&B, cencerro y ese medio tiempo que tan bien manejan. “Don´t wanna be your slave” / Twenty four hours a day ,hey, why don’t you go down to the supermarket” canta Jagger entre falsetes y fraseos. Como ocurre con varias de las canciones que forman Tattoo You, aquí, la banda recupera una composición de la era Mick Taylor, algo que se huele a kilómetros y nos lleva de inmediato al Goat´s Head Soup o al Black and Blue. Grabada en forma de Jam como casi todo en esa gloriosa época y recuperada para las sesiones de Tattoo You. ¿En qué pensaban los Stones y su productor cuando decidieron dejar afuera a Pete Townshend en coros, Billy Preston en el órgano y al grandioso Sonny Rollins en saxo? Una canción así merecía mucho más.

Rolling+Stones+Tattoo+You+568712b

LITTLE T & A: Dos acordes y un ritmo infeccioso que te pueden sacar de inmediato a la pista de baile. Cruda, simple y directa, los códigos del sonido rolinga, sin pretensiones, siguiendo la línea de sus maestros, Chuck Berry o Buddy Holly. Escuchamos a Richards manejando como nadie ese tono callejero: She’s my little rock ‘n’ roll / The heat’s raiding, the tracks is fading / Joints rocking could be anytime at all/ But the bitch keeps bitching / Snitcher keeps snitching”/ “She’s my little rock ‘n’ roll/ My tits and ass with soul baby / You got to shock them, show them / She got a feeling to know, baby”. El rock and roll de viejo cuño al modo de los Stones.

BLACK LIMOUSINE: Olor a bourbon y aires sureños. Inspirada en Hope Wilson, una de las pocas canciones compuestas por Ronnie Wood a partir de un riff de slide como puede escucharse a lo largo de todo el tema. Cantando sobre viejas glorias y volviendo a sus raíces. “We used to shine, shine, shine, shine  / Say what a pair, say what a team / We used to ride, ride, ride, ride /In a long black limousine / Those dreams are gone baby”.

screen-shot-2015-05-04-at-7-28-46-am

NEIGHBOURS: Así como “Hang Fire” o “Start Me Up”representa el sonido de los Stones en los ochentas, el riff elástico, la batería cruda y la estructura básica y oreja. También en tono lúdico, “Neighbours” riéndose de ellos mismos y sus pares de generación “los vecinos molestos”, las estrellas de rock en tranquilos barrios residenciales: “Ladies, have i got crazies? / screaming young babies / no piece and no quiet / i got t.v.’s, saxophone playing / groaning and straining / with the trouble and strife” / Neighbours, do yourself a favour, Don’t you mess with my baby when I’m working all night, You know that neighbours steal off of my table, Steal off of my table, ain’t doing all right. Bien sabe Richards sobre vecinos enemigos y denuncias por tocar guitarra en su departamento de Nueva York. La primera de las dos canciones compuestas para el disco.

WORRIED ABOUT YOU: Extraída de las sesiones de Black and Blue, su sonido nos devuelve a 1975. Los Stones mostrando ese lado soul que tan bien les queda, sobre todo cuando Jagger nos atrapa con su falsete preguntándose: Sometimes I wonder,  why you do these things to me / Sometimes I worry girl that you ain’t in love with me / Sometime I stay out late, yeah I’m having fun / Yes, I guess you know by now you ain’t the only one / Baby, sweet things that you promised me babe”. Hemos entrado en tierra derecha, pues vamos sintiendo cómo lentamente los stones se van poniendo más íntimos, menos juguetones, más reflexivos, en sus términos, sobre amores y vínculos. Un glorioso solo de guitarra como puente para continuar con Jagger de lleno y con voz plena: “Yeah, I’m a hard working man , When did I ever do you wrong?, Yeah, I get all my money baby ,Bring it, bring it all home ,Yeah, I’m telling the truth”/ “Till then I’m worried Lord, I just can’t seem to find my way”. Nuevamente Preston al órgano marcando la intensidad de una verdadera pieza soul. Aunque es un tema que iba a ser parte de “Emotional Rescue”, finalmente quedó afuera, y quizá, ésta es una de las razones por las que dicho disco no llegó a ser tan grande.

Y claro, estamos en la última parte que hace de Tattoo You la gran obra rolinga de la década; porque ocurre precisamente lo opuesto a “Some girls” o “Emotional rescue”, que tienden a desinflarse a medida que vamos a llegando a los últimos temas; por el contrario, aquí vamos cada vez mejor.

 

 

Tops: Otra clara muestra de la gran impronta Rolling Stone, un blues de medio tiempo, R&B y la guitarra de Mick Taylor, suave y pavoneando. Hey baby, every man is the same come on, I’ll make you a star / I’ll take you a million miles from all this / Put you on a pedestal/ Come on, come on” / “Have you ever heard those opening lines? / You should leave this small town way behind / I’ll be your partner, show you the steps / With me behind your tasting of the sweet wine of success”.

Heaven: Volver a escuchar esta canción me recuerda el primer encuentro con ella. Oda al amor físico y a las sensaciones, revelación que te confirma y te recuerda por qué Tattoo You es un disco esencial en la discografía de los Stones y quizás su último gran trabajo. “Heaven” ensalza la ternura y la intimidad, lejos del sudor y del exceso: “Smell of you baby, my senses/ My senses be praised / Smell of you baby, my senses / My senses be praised / Kissing and runnin’, Kissing and runnin’ away, Kissing and runnin’, Kissing and runnin’ away”. Hipnótica como lo sería el talismán de un amante que promete protección:  “Nothing will harm you / Nothing will stand in your way / Nothing, nothing / Nothing will stop you / And nothing will stand In your way”Toda una pieza única en el cancionero de la banda, Bill Wyman al sintetizador, la sutil batería de Watts Jagger en el falsete y la guitarra, marcando el tono afiebrado de visiones dulces y placenteras. La prueba fehaciente de esta suerte de adultez, pues es el otro de los dos temas hechos para el disco, donde se encuentra captado el momento de la banda. Que no quepa duda que Heaven es una de las grandes canciones que los Stones hicieron en esa década.

Llegamos a los últimos dos tracks. “No Use in Crying”, de alma bluesera y melancólica, el coro y las voces marcan la pauta, particularmente en el pase de Jagger, de falsete a voz plena: “Standing in the kitchen/ Looking way out cross the fields / You see a face in the window / It not real, it not real/ Ain’t no use in crying /  Stay away from me”.  Con la mano de Ronnie Wood en la composición, es otro de los grandes y logrados momentos del disco.“Waiting On Friend”finalmente reúne todas las ideas sobre pérdida, aceptación, y claro está, madurez:“making love and breaking hearts / it is a game for youth /but i’m not waiting on a lady / i’m just waiting on a friend”. Quién lo diría; aquellos que han acuñado buena parte de los clichés del rock and roll, se toman la licencia para confesar un poco más: “i need someone i can cry to / i need someone to protect”; amistad, dependencia, un poco de cinismo – quién sabe-, Waiting on a friend es una canción colorida y cálida, con aires reggae y el saxo del grandísimo Sonny Rollins en el final, melódico, infinito y trascendental como si llegase ese esperado ser querido. Por sobre todo un homenaje a la amistad.

 

filming-video-waiting-friend-1981

Tattoo You fue el resultado del rescate de material dejado en las sesiones hechas para “Black and Blue”, “Some Girls” y el mismo “Emotional Rescue”, precisamente en la transición de 70´s a 80´s, donde las dos únicas canciones compuestas para el álbum fueron Neighbours Heaven.

En términos concretos, parecía un disco hecho de sobras en un momento que la banda deseaba salir de gira y contar con material promocional. Sin embargo, tenemos claro que es muchísimo más que eso, pues fue el resultado de cierta soltura, espontaneidad y olfato al retomar material de primera línea que había quedado de lado, quizá por temor a arriesgarse o a la mínima posibilidad de sonar “aburridos”. Lo cierto, es que el momento para mostrar lo que habían guardado sigilosamente y desatar esa nueva energía retenida, había llegado.

Desde luego, el momento de la banda quedó explícito; Tattoo You simbolizó la adultez y la reivindicación total consigo mismos, logrando un trabajo increíblemente fresco, aún siendo tan reposado en términos de composición y producción. Finalmente, Tattoo You es hasta hoy, uno de los momentos más vitales e icónicos de sus satánicas majestades.

 

LEO MASLÍAH REGRESA A CHILE CON LIBRO Y CONCIERTO.

LEO MASLÍAH REGRESA A CHILE CON LIBRO Y CONCIERTO.

Tras su reciente nominación a los Premios Gardel 2019 (Argentina), Leo Maslíah vuelve a Chile para tocar con banda en el Teatro Oriente y lanzar lo que será su primer libro editado en Chile por LIBROS DEL PEZ ESPIRAL,“La bolsa de basura”.

 

 

Leo Maslíah vuelve a Chile para interpretar “canciones y piezas para piano, nuevas y viejas, propias y ajenas, en versiones originales o libres, en versiones solo o con banda chilena ampliada”. Es lo que promete el músico y escritor uruguayo para su próxima visita a nuestro país, agendada para el jueves 8 de agosto en el Teatro Oriente (21.00 hrs). En esta oportunidad lo acompañarán en el escenario los músicos: Luz Cuadros (Clarinete), Felipe Catrilef (Bajo), César Sotomayor (Violín) y Josué Villalobos (Batería).

Maslíah recientemente fue nominado a los Premios Gardel 2019 -premios a la música más importantes concedidos en Argentina- con su disco «Leo Maslíah 40 años», en la categoría Mejor Álbum Canción de Autor.

Leo Maslíah se formó como músico en la rigurosidad de la academia. En ese contexto, aprendió a cantar, interpretar y componer de manera profesional, pero fue su curiosidad y destreza en habilidades artísticas de otras disciplinas lo que lo transformó en una persona excepcional, difícil de encontrar: Leo es escritor, además de pianista.

 

 

El esperado reencuentro entre Leo Maslíah y su público chileno esta vez tiene un ingrediente más. Por primera vez presentará un libro editado en nuestro país. Se trata de “La bolsa de basura” -de editorial Pez Espiral– es una recopilación de cuentos de la década del 80 y principios de los 90, que contiene varias historias de las que Leo Maslíah contaba en sus recitales, como «La cita», «Cambio de cabezas» y “La bolsa de basura”, que coronó el nombre del libro.

Su nueva edición es un libro de cuentos y textos breves; algunos, muy breves: de hecho, son 59 en un total de 171 páginas. El humor absurdo, la hipérbole y la literalidad, son recursos frecuentes con los que Leo Maslíah desarma el idioma castellano en su variante uruguaya rioplatense.

Algunos de estos textos están disponibles en la voz de su autor en sus muchos discos, que se pueden escuchar en las plataformas digitales de música; y resulta un ejercicio muy interesante tomar el índice del libro y buscar los cuentos para saber cómo los lee Leo.

 

 

El material que conforma este volumen fue seleccionado por el propio Maslíah para armar este libro, y proviene de dos libros editados en la Argentina por Ediciones de la Flor: “El triple salto mortal” (1993) y “La miopía de Rodríguez” (1994). Este último, a su vez, contenía cuentos ya publicados en 1987 en “Teléfonos públicos” (Ed. Monte Sexto, Uruguay).

«Algunos han sido revisados por el autor. Los otros también, pero sin que la revisión redundara en modificaciones», señala Leo Maslíah, a propósito de los textos incluidos.

EVENTO EN FB

 

Fechas confirmadas:

Lanzamiento libro “La bolsa de basura”
6 de agosto // 19 horas // Editorial Pez Espiral
Teatro Ictus – Merced 349, Barrio Lastarria, Santiago.
Entrada Liberada

Concierto Teatro Oriente
8 de agosto // 21 horas
Leo Maslíah con banda – Luz Cuadros (Clarinete) Felipe Catrilef (Bajo) César Sotomayor (Violín) Josué Villalobos (Batería)

Venta de entradas >>
https://www.puntoticket.com/evento/Leo-Masliah-con-banda-teatro-oriente

Duoc Valparaíso
9 de agosto // 21 horas
Leo Maslíah en Concierto
Entradas próximamente a la venta

 

FUENTE: COMUNICADO OFICIAL LA TRAMOYA PRODUCCIONES

ODIO ESA MIERDA

ODIO ESA MIERDA

“Con frecuencia dos esquizofrénicos lados de John Lydon salen a luz en sus entrevistas”- comenta el periodista Howard Druckman.

«Odio esa mierda”, dijo Rotten en la primera entrevista a la banda, cuatro meses antes de su primer concierto. “Odio a los hippies y lo que defienden. Odio ese pelo largo que llevan. Quiero que la gente salga y empiece algo nuevo, que nos vea y empiece algo nuevo, si no, estoy perdiendo el tiempo”. No podía saber lo lejos que llegaría su provocación. 

Cuando un presentador de la televisión británica comentó en un programa “el punk es una amenaza más fuerte a nuestro estilo de vida que el comunismo ruso o la hiperinflación” incluso resultó profético: en 1991, 13 años después de la ruptura de los Pistols, los visitantes al Budapest post comunista verían una pintada que decía “¡Sid Vicious!” en la plaza Vorosmarty, donde una nueva cultura joven reclamaba su identidad con el lenguaje más fresco que conocía. 

 

 

«Para muchos los Sex Pistols fueron y son como el mapa del tesoro de un pirata, señalando el camino hacia el futuro. Probablemente ni las bandas que después se presentaron a sí mismas como punk lo hayan entendido realmente. Si estaban tratando de ser como Sex Pistols, nunca lo lograron, porque no se trataba de sonar igual o de tener el pelo como ellos. Se trataba de todo el paquete y la presentación. Y todo eso se reduce a la mirada en los ojos de Johnny Rotten y sus letras”.

 

REVISTA MELODY MAKER, AGOSTO 1980

EL INTRUSO

EL INTRUSO

 

El trabajo de Dylan y su impacto como referente cultural, musical y literario desde la década de los 60s, se encuentra revisado y analizado en una vasta bibliografía. Ensayos, biografías y cancioneros que continúan la interminable labor de descifrar la figura e influencia del cantautor en la música y en la poesía. Exhaustivas investigaciones de quienes han observado el viaje de Dylan desde sus primeros días como músico folk, militante y exponente de la canción protesta, hasta su evolución al sonido eléctrico y la elaboración de un cancionero profundamente americano, cargado de referentes literarios. La bibliografía Dylaniana es extensa, y al parecer, interminable cuando una y otra vez se vuelve a escribir sobre el cantautor, abriendo nuevas interrogantes probablemente porque la respuesta definitiva a su obra y figura no existen, y no son parte de su leyenda. Una leyenda en permanente construcción, tal como se enuncia en su reciente documental.

 

DYLAN POETA: VISIONES DEL PECADO

de Christopher Ricks

 

 

Por si alguien dudaba de la calidad literaria del actual Premio Nobel de Literatura e imprescindible para los seguidores de Dylan, este libro del profesor Christopher Ricks analiza con mirada crítica las composiciones del cantante y poeta norteamericano -al que emparenta con los grandes poetas anglosajones T. S. Eliot, Gerard M. Hopkins, Tennyson, John Donne, William Blake y Philip Larkin– comparando incluso al bardo norteamericano, por su genio, ingenio y desenvoltura para saltarse las normas, con el propio William Shakespeare, a quien se conoce popularmente en los países anglosajones como «The Bard».

 

STOCKHOLM 1966-09-28 *For Your FIles* Bob Dylan during anpress conference in Stockholm, Sweden April 28, 1966 during his ‘ Bob Dylan World Tour 1966/ Kod: 151

 

¿Por qué los poemas que forman las canciones de Dylan son tan buenos? bajo esa sencilla pero enorme pregunta, el autor, Christopher Ricks, desarrolla este libro. Considerado junto a Harold Bloom uno de los principales críticos literarios contemporáneos, cuando desmenuza las letras (o poemas) de las canciones de Dylan y analiza incluso el modo de interpretarlas (recitarlas) para averiguar dónde reside el misterioso atractivo que hace que se sigan escuchando cincuenta años después y sean referencia inevitable de casi dos generaciones.

Ateo confeso, Ricks utiliza como armazón para su análisis pecados capitales, virtudes teologales y hasta «gracias divinas», consiguiendo detectar toda clase de resonancias bíblicas incluso en canciones no pertenecientes a esa época religiosa que, para algunos de nosotros, resulta la menos interesante.

 

 

Los prolegómenos de la crónica vital y profesional de Bob Dylan nos remontan, a través de una mirada abierta, al Greenwich Village de 1961, testigo principal de su llegada a Nueva york. De ahí parte la andadura iniciática que el bardo desgrana en este primer volumen de la trilogía autobiográfica cuando, recién llegado a Nueva York, merodea por el Village en pos de su destino. Dylan alterna observaciones elegíacas con retazos de recuerdos, aderezados con comentarios agudos e incisivos.

Las incomparables dotes de narrador y la exquisita expresividad que constituyen el sello distintivo de su música hacen de Crónicas una reflexión penetrante sobre la vida y sobre las personas y los lugares que moldearon al hombre y su arte.

 

 

 

MÚSICA Y MEMORIA: FAM VÍCTOR JARA 2019

MÚSICA Y MEMORIA: FAM VÍCTOR JARA 2019

El Festival Arte y Memoria Víctor Jara (FAM) dio a conocer el listado de artistas que se presentarán este año durante los siete días que durará el evento. Este año la celebración estará dedicada a la demanda principal de los territorios vulnerados, usurpados y envenenados: No + zonas de sacrificio.

 

 

Esta segunda versión del festival, que se realizará -al igual que la vez anterior- en el Estadio Víctor Jara entre los días 23 al 29 de septiembre, destaca que la cantidad de artistas se duplicó respecto al año pasado debido a un cambio de la programación, es decir, si el 2018 el público que adquirió una entrada podía entrar a solo un concierto, este año podrá acceder al día completo de actividades, donde podrá ver 3 o 4 agrupaciones.

Los artistas

 

Por primera vez el festival contará con la presentación de dos extranjeros en el escenario. El destacado cantautor argentino Pedro Aznar se presentará junto a Manuel García en la segunda noche. Asimismo la cantante mapuche nacida en Argentina Beatriz Pichi Malen tendrá una participación especial el día del homenaje a Víctor (28 septiembre).

Además, se presentarán Illapu, IntiIllimani, Los Vásquez, Inti + Quila, Cantata Rock Santa María de Iquique, Santa Feria, Santiago del Nuevo Extremo, Sol y Lluvia, Fiskales Ad-HoK, Los Miserables, Los Insobornables, Trio Memorial, Banda Conmoción, Horregias y Mauricio Redolés y su Banda. Así también se contará con la participación especial de Raúl Zurita junto a González y los Asistentes y el gran maestro Roberto Bravo al piano.

También habrá un espacio para excelentes bandas emergentes como Trikawe, FdeE y Cadima y Waikil, exponentes de la diversidad que muestra este Festival.

 

FESTIVAL

ARTE Y MEMORIA

VÍCTOR JARA

SE AGRANDA

Se suman: 

JORGE ALIS, TEATRO PATEANDO PIEDRAS Y PASCUALA ILABACA

Serán 8 días de conciertos con mas 30 artistas en escena

Una nueva jornada se suma a la semana de conciertos, teatro, cine y actividades culturales planificadas por la Fundación Víctor Jara para la última semana se septiembre. Ahora se desarrollará de domingo a domingo, desde el 22 al 29 de septiembre.

JORNADA INAUGURAL: Primer día del FESTIVAL ARTE Y MEMORIA.

El día inaugural será el domingo 22 de septiembre y tendrá como protagonistas a PATEANDO PIEDRAS, la obra de teatro de los hermanos VISNU Y GOPAL IBARRA que causó sensación hace semanas en su estreno. Se suma también a este FAM 2019 el comediante y actor JORGE ALIS, de un humor ácido e hilarante, que realizó un inolvidable show en el último Festival de Viña del Mar y que por primera vez participa en una actividad con la Fundación Víctor Jara. Y  por último PASCUALA ILABACA, artista de raíces folklóricas que le ha dado a su creación un vuelo internacional y que ya es una colaboradora permanente de la Fundación Víctor Jara. Junto a su banda FAUNA se presentará completando esta primera jornada de festival.

COMUNICADO OFICIAL FUNDACIÓN VÍCTOR JARA
ÁNGEL KAUFF – STOCKHAUSSEN : «Hay demasiadas bandas y personas que siguen haciendo fuerza en la música independiente»

ÁNGEL KAUFF – STOCKHAUSSEN : «Hay demasiadas bandas y personas que siguen haciendo fuerza en la música independiente»

Pareciera que el dark wave se encuentra en un vigoroso momento no sólo en Latinoamérica sino en todo el mundo. El flujo continuo de bandas de diferentes lugares de Europa y América del norte hacía este rincón, y de Chile hacía el extranjero, dan cuenta de un nutrido panorama de producción y autogestión artística enmarcada en un género musical que encuentra, nuevamente, un especial asidero en nuestro vertiginoso e hipercomunicado siglo.  En ese sendero nos cruzamos con la visita del músico mexicano ÁNGEL KAUFF mostrando su proyecto minimal dark wave electrónico STOCKHAUSSEN. Un recorrido apoyado por la productora independiente METATRON, que lo trae desde Ciudad de México, gracias a la propuesta y colaboración del dúo feminista DIAVOL STRAIN, con quienes ha compartido gira en ocasiones anteriores y a quienes declara como su banda chilena favorita.

Ángel ha llegado a Chile hace unos días, ha recorrido Valparaíso y Viña del Mar capturando postales invernales que quedaran para la posteridad mientras prepara el esperado encuentro de este viernes, donde Stockhaussen tocará por primera vez en nuestra capital para presentar su disco titulado XXI, y hacernos recordar la fría y maquinal era en que vivimos.

 

 

¿Qué expectativas tienes de este paso por Chile ?

He llegado con mucha emoción de poder mostrar un poco de mi universo musical al sur del continente, con las ganas de escuchar y conocer nuevos proyectos con los que comparto ese vínculo latinoamericano y de saber que muchas personas aún están interesadas en mantener en pie la escena subterránea en su ciudad (entre público que consume, bandas y proyectos, organizadores, clubs, páginas que promueven la música, etc), es un hecho que me llevare/llevo muchísimo.

 

Cuéntanos cómo surge esta fecha en SANTIAGO 

Ha surgido gracias al apoyo e interés de Metratron, quienes son una productora de Santiago, además de una de mis bandas favoritas de Chile llamada Diavol Strain que han sido quienes han unido los lazos entre sí, en conjunto creando un gran equilibrio trabajando juntos.

 

 

 

¿Cómo ves la escena musical independiente en el resto de Latinoamérica? 

Es demasiado especial darse cuenta de que hay demasiadas bandas y personas que siguen haciendo fuerza en la música independiente, nuevas generaciones de músicos que hacen de la música su vida, mucho talento en todo sentido, mucho apoyo entre sí, sin duda mucho del futuro real.

 

En tu trabajo musical encontramos influencias de compositores doctos clásicos como Bach  ¿Cómo haces para incorporar elementos de la música barroca o culta y llevarla a la electrónica?

La música clásica siempre ha sido parte de mi desde la infancia, difícil no experimentar a través de ella uniendo diferentes géneros, siempre es algo divertido y los resultados pueden ser interesantes. Me ha dado herramientas extras para poder crear música, me influye principalmente cuando compongo música clásica que pongo bajo el nombre de Ángel Kuaff, aunque a veces incluya algún destello en los proyectos oscuros de los cuales formo parte. Siempre en cada álbum decidí agregar algo de eso como un tributo pues finalmente es parte del núcleo y la base, sigo aprendiendo de la música, sigo conociendo muchos artistas y sin duda seguiré sintiéndome humano a través de ella.

 

 

Hablemos sobre tu último disco titulado XXI  ... de todos los cambios tecnológicos que nos está tocando vivir … como músico, artista y ser humano ¿qué es lo que más te inquieta de este tiempo?

El tema «La información» es uno de las composiciones principales de “XXI y habla sobre la nueva era de la comunicación, la tecnología, la unión entre máquina y humanos como parte de la evolución, el equilibrio, la conexión, entre otras cosas, con un destello de sonidos del pasado. Es un reflejo de la época en que me ha tocado vivir, y es algo que me toca mucho como persona.

 

¿ Qué te ha llamado la atención de Chile hasta el momento en relación a las temáticas que hoy estás abordando en tu música y propuesta? 

La oscuridad chilena es muy peculiar por muchas cosas, me gusta que aunque seamos de polos diferentes en residencia, seamos tan cercanos en muchos sentidos, cada uno con su propio estilo y personalidad. También su pasión y entrega por la música.

 

 

Has estado en otros países de Sudamérica ¿Qué has podido recoger de esos intercambios?  

Las mejores impresiones, muchos amigos, nuevas perspectivas que te ayudan a comprender mejor el mundo y sus vínculos entre sí, cosas y sonidos que compartirnos.

 

Eres un músico que permanentemente está colaborando con otros artistas. ¿Tienes pensado trabajar con algún músico chileno?

Stockhaussen es un proyecto en el cual hago música como solista, pero también es un proyecto para que otros músicos puedan experimentar componiendo música juntos y lograr nuevos resultados, aprovechando la nueva era de comunicación componiendo incluso a distancia, para el próximo álbum tengo contemplado hacer una colaboración con Diavol Strain.

 

 

Luego de Chile, ¿hacía dónde te diriges?

En temas de eventos tengo contemplado algunos shows en México que incluyen Guadalajara, Edo Mex y la propia Ciudad de México regresando de Sudamérica, también tengo programado un tour de dos meses en Agosto/Spetimebre de 2019 en Europa que incluye muchas ciudades, toda esa información podrán encontrarla en mis redes oficiales, en este tour además de tocar como Stockhaussen, tendré la oportunidad de tocar con mi otro proyecto llamado Isotropía que comparto con mi partner in crime Keren Batok, gracias al apoyo del sello Alemán “Young & Cold Records”.

 

¿Hay fecha para un próximo disco? 

Ya estoy componiendo el cuarto álbum que podrán encontrarlo también en vinilo, verá la luz posiblemente a finales de este año o a inicios del próximo, aunque ya hay un par de temas arriba que son sólo un adelanto.

Un agradecimiento especial a todas las personas que siguen apoyando todo esto, sigan haciendo fuerza y resistan sobre todo, porque siguen nuestros tiempos.

 

EVENTO EN FB