DERRUMBANDO DEFENSAS: REINTERPRETANDO A MACHUCA

Spread the love

Por Rossana Montalbán

_______________________________________________________

El cuarteto oriundo de Temuco Derrumbando Defensas, es una de las cuarenta y un bandas que componen el esperado y recién estrenado “Qué viva Machuca para todos”, disco tributo a la querida banda penquista, una de las más emblemáticas del punk hecho en Chile, proyecto que estuvo a cargo de Marcial Bustamante de Marshall Producciones. El cuarteto es, además, la única banda de músicas presente en el disco aportando una nueva versión para el clásico «No quiero morir antes de haber vivido».

 

Derrumbando Defensas cierra este 2020 con su participación en el esperado disco tributo a Machuca, una de las bandas más importantes del punk local, surgida en la ciudad de Concepción a finales de los ochentas, y una de las más activas hasta la actualidad. El disco que acaba de ser estrenado en Spotify reúne un cartel de bandas de largo bagaje y presencia en el circuito underground del hard rock, punk rock, hardcore punk y la estridencia local y continental, convocadas a homenajear la trayectoria de una banda que fue clave para el desarrollo del sonido punk acuñado por estos terruños, convirtiéndose no solo en una de las más antiguas y pioneras del circuito fuera de la capital, sino también una de las más conocidas luego de firmar contrato con la multinacional EMI en 1995, como parte del proyecto del nuevo rock chileno. Una aventura que les permitió, por algunos años y un par de discos, vivir de la música tranquilamente, telonear a Sex Pistols y vivir al máximo el desenfreno del rock and roll, un capítulo que hoy se encuentra entre los más curiosos y rememorados de la historia del punk chileno, como bien se relata en el libro «Disco Punk» de Emilio Ramón y Ricardo Vargas.

“Qué viva Machuca para todos”, resulta, en muchas formas, un disco tributo colosal y generoso que recorre la historia de los penquistas a través de bandas pertenecientes a su misma generación, una generación pionera que sorteó la precariedad de la post dictadura y el aislamiento geográfico para hacer música ruidosa y rebelde, ahí están Fiskales Ad Hok, BBS Paranoicos, Pegotes también penquistas, y 10 Botellas. Pero también están aquellas bandas que se cruzaron con Machuca en una ciudad como Concepción cuya escena siempre se mantuvo vigorosa, compartiendo cartel o sala de ensayo como Hielo Negro, Surfin Caramba, Peter Ron, y tantas otras que forman parte de este disco que finalmente también convoca a aquellos proyectos musicales cuyos integrantes probablemente crecieron escuchándolos en cassettes regrabados o incluso viéndolos en canal Rock & Pop por allá a mitad de los noventas y que luego poblaron tocatas y salas de ensayo para formar sus propias historias musicales basadas en el punk rock y otros sonidos. Pero este cartel de bandas no solo se queda en mostrar la historia y el presente de un circuito musical nutrido de estridencia y actitud punk sino que también pone el acento en mostrar lo que ocurre más allá de la capital, a lo largo del país, de Arica a Punta Arenas, buscando entregar una panorámica musical descentralizada y dando cuenta de los circuitos y exponentes de distintas regiones. Y cómo no hacerlo, si precisamente, la banda tributada ha sido  emblema de una ciudad que no es Santiago. Pero sin embargo, entre estos atributos, la predominancia masculina en el disco es evidente. En este punto nos encontramos con la participación del cuarteto temuquense Derrumbando Defensas una de las bandas compuesta por músicas más antiguas del actual circuito hardcore metal nacional.

Formadas en el año 2009, su motivación principal fue iniciar un proyecto musical hecho exclusivamente por mujeres al evidenciar la casi nula presencia de músicas en el circuito hardcore punk de la ciudad. Ese hecho fue determinante para lo que luego sería el nacimiento de Derrumbando Defensas, banda de hardcore metal crossover que ya cumple once años en las pistas. Compuesta por Maritza, Mónica, Coty y Carolina, misma formación hasta el presente, desde entonces Derrumbando Defensas ha sido una de las bandas de músicas más antiguas del circuito hardcore punk de la última década. Un camino en el que han cultivado su propia lectura del hardcore punk crossover junto a elementos del metalcore, el death, el thrash y el desarrollo de líricas de corte existencial y descontento social en el que el antiespecismo y el feminismo son causas principales.

Con tres discos editados a la fecha, “En días de egoísmo y gritos de dolor” 2010, “El mundo cerró sus ojos” de 2014 y “Confrontación” de 2017. Giras por Brasil y Argentina compartiendo escenario con emblemáticas agrupaciones como Ecocidio. La banda realizó su último show pre pandemia como teloneras de los legendarios D.R.I, y coronan este 2020 estrenando su versión para el clásico de Machuca «No quiero morir antes de haber vivido», tercera canción del disco debut de los penquistas, titulado «Hogar dulce hogar», editado en 1995. En esta versión Derrumbando Defensas conserva la esencia de la canción original, esencia punk que a su vez se realza en contraste con los elementos del metalcore propios del cuartero temuquense, aportando, además, una sutil pero al mismo tiempo potente reformulación en su letra, donde el vocabulario eminentemente masculino, lo abstracto y lo cotidiano desaparecen, y en lugar de ello reaparece una retórica combativa y feminista, reemplazando términos como «nena» y cantando «este es un país cruel» / «necesitaba esta revolución, chicas, acompáñenme, vamos!». Derrumbando Defensas continúa desde el underground abriendo una pequeña gran puerta para la permanente brecha de género existente en la música. Sobre su participación en «Qué viva Machuca para todos» conversamos con su guitarrista Mónica Torres.

 

 

Son la única banda de músicas presentes en el disco tributo a Machuca ¿ cómo surgió la participación en este proyecto? 

Mónica: La invitación a participar en el disco tributo a Machuca surgió durante nuestro teloneo a D.R.I mediante una de nuestras bandas de Santiago, Dezastre Natural ya formaban parte del tributo junto a otras bandas. Ellos nos comentaron que podríamos estar en el disco. Luego nos llegó la invitación formal para sumarnos por parte del productor y de la banda, quienes estuvieron involucrados en todo el proyecto y decisiones.

¿Tenían alguna relación con Machuca como referente musical? 

Mónica: Sinceramente, no. Sabemos lo que significa como banda pero te mentiríamos si te dijéramos que es una influencia musical para nosotras, pero nos pareció muy interesante la propuesta porque es un reto para nosotras hacer un cover ya que no estamos acostumbradas a hacer versiones de canciones de otros. Y nos pareció una gran oportunidad para compartir experiencia con otras bandas nacionales e internacionales.

¿Cómo fue el proceso de escoger la canción para reversionar? ¿Fue en conjunto con la producción? ¿por qué escoger esa y no otra? 

Mónica: La canción la escogimos cien por ciento nosotras, pudimos hacerlo así porque nosotras nos integramos en la mitad del proceso de producción del tributo, y nos enviaron un listado de las bandas que ya estaban participando y de las canciones que cada una había escogido. Fue ahí que decidimos hacer «No quiero morir antes de haber vivido» descartando opciones la escogimos porque siempre nos pareció una de sus canciones más emblemáticas, más clásicas y más conocidas, además su letra nos hacía mucho sentido.

Una vez escogida la canción para cubrir ¿Con qué criterios querían abordar el cover? ¿Hacia dónde querían dirigir el sonido de esta nueva versión?

Mónica: Bueno, una vez escogida la canción, venía el reto de hacer el cover y nos planteamos desde un principio no hacerlo tal cual al original y darle el toque único de Derrumbando Defensas. Partimos desde esa base luego de escuchar la canción muchas veces, y luego de analizar su estructura musical nos empezamos a dar cuenta que, si bien no somos una banda punk, ni tenemos ese sonido, igual queríamos rescatar esa esencia porque es música que nos gusta. Entonces conservamos parte de eso en el coro principalmente, y en particular en esta canción, el coro es una de sus partes más reconocibles para quien la escucha. Y lo hicimos para que la gente no la escuchara como algo radicalmente diferente. Entonces dividimos la esencia del tema entre el punk y el hardcore metal que es lo que hacemos nosotras usualmente. En cuanto a las estrofas quisimos jugar con la velocidad, mezclando ritmos más acelerados que es lo que nos caracteriza.

No quisimos apropiarnos cien por ciento de la canción, quisimos generar un equilibrio entre el punk original de Machuca con la pesadez y la velocidad de Derrumbando Defensas. Eso en cuanto a lo musical. Pero donde sí quisimos hacer cambios fue en la letra, donde queríamos adaptarla a nuestra mirada para poder cantarla con más propiedad. No es algo que altere la canción ya que conservamos prácticamente todo la letra original pero reemplazar una oración por otra en algunas partes le dio un nuevo sentido y la hizo más nuestra, la hizo un himno de mujeres o algo así.

El disco se estrenó hace un par de semanas ¿Qué comentarios han recibido sobre su versión?

Mónica: Nos han llegado comentarios del mismo Marcial como productor diciéndonos que le habían gustado mucho como quedaban esos cambios  que le daban precisamente nuestro toque personal, y que se entendía claramente nuestra intención. Lo mismo nos han dicho bandas amigas que participaron en el disco y el público de la banda en Chile y Latinoamérica que nos escribe por la redes sociales.

 

ESCUCHA EL TRIBUTO A MACHUCA «QUÉ VIVA MACHUCA PARA TODOS» EN LAS PLATAFORMAS DIGITALES

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *