LEE RANALDO & LOS DUST: EL FUEGO ELÉCTRICO

Spread the love

La fría noche del 14 de julio de 2013, las dos cuartas partes de Sonic Youth, Lee Ranaldo y Steve Shelley, se presentaron bajo el nombre de Lee Ranaldo & Los Dust, en un electrificante y fogoso encuentro en el Centro de Eventos Ex OZ.

______________________________________________________________________________

La dos cuartas partes de aquella venerada institución sónica venida de Nueva York, se presentó la noche del domingo 14 de Julio, en una concurrida y precisa Ex Oz. El guitarrista sacudió su impronta finamente distorsionada que, durante décadas ha acuñado con el cuarteto y que ha seguido su corriente natural en diversas incursiones solistas, proyectos paralelos y en su faceta como productor.

Lee Ranaldo y Los Dust, la banda formada con su otrora gran compañero de ruta Steve Shelley, es la creación en tiempos de separación para Sonic Youth, tras el naufragio matrimonial entre Gordon y Moore.  Con la hecatombe vino el receso, y el receso le abrió espacio al proyecto que venía cocinándose hace rato en las últimas estaciones del recorrido de la juventud sónica.

LA GUITARRA MÁS SÓNICA DEL OESTE

Son las veinte y treinta de la noche cuando la ex Oz baja sus luces para iniciar el ritual sonoro y con ello abrir el desfile de guitarras,  dar el saludo a los presentes y tomar posiciones. En ese relajado y sobrio estilo que caracteriza a peliblanco Lee, nos introduce al primer tema de la noche “Tomorrow Never Comes”, track del último trabajo editado en 2012, “Between the times and the tides”.

La banda  no se mueve de su escritorio pero a la vez, derrocha una sutil y fresca energía, al escuchar y reconocer esa inconfundible base rítmica de certeros y rotundos golpes a cargo de Shelley, Alan Licht en guitarra y Tim Luntzel en bajo. Esto nos era tan familiar como refrescante.  Los newyorkers seguían abriendo el fuego eléctrico con “Angles” y el single promocional de “Between the times and the tides”, “Of the Wall”; mientras nuestro anfitrión no deja de comunicarse con nosotros, explicando que no logra hablar algo de español pero aún así no nos deja de relatar la historia de la mujer que inspira “Xtina as i knew her”, una pieza de cuerdas envolventes y finos arreglos.

La banda sigue aumentando el pulso del ruido blanco con “Hammer Blows”, donde nos entrega un nuevo momento de altura y sutileza sonora, Lee Ranaldo y The Dust en su máxima expresión, ritual de arco sónico y perfecta distorsión, guitarras al aire y uno de los grandes y extendidos momentos de la noche. “Keyhole”, “Lost” y la historia de protestas ciudadanas y jóvenes manifestándose en la calles de Nueva York en “Shouts” eran las próximas en el set list de la noche; para continuar con “Last night on Earth”, el adelanto exclusivo del nuevo disco que se editará en este segundo semestre.  

Ya transcurrida buena parte del show e inmersos en el mundo sonoro de rechines de cuerdas, pedales y arcos sónicos, cuando más de alguno pedía desde el público el sacrificio de una guitarra, Mr. Ranaldo nos regala su versión para el tema de David Crosby y The Birds, “Everybody ´s been burned”, probablemente la matriz de ese amor por la melodía y los detalles armónicos en medio del caos y de la distorsión sónica.  Pero el saludo a sus más enraizadas influencias no se detuvo ahí, y esta vez  se aventuraba a Talking Heads recordando sus primeros días en Nueva York a fines de los setentas con “Thank you for sending me an angel”, y cerraba el círculo con “Revolution Blues” del otro gran padre, Neil Young. “Lecce”, otra del próximo disco nos llevaba al cierre de la noche. 

Una pausa y nuevamente al escenario por un par más, “Home Courts” y “Waiting on a dream”, nos devolvían a la infecciosa rítmica distorsionada, y a todo lo que amamos de Ranaldo y Shelley, la guitarra ruidosa y la batería enérgica.  

Rechines de cuerda, quiebres y mezclas rítmicas, subidas y bajadas de intensidad, largos puentes y extensos solos en constante búsqueda sonora. Frescura a prueba del tiempo, en pocas palabras el sonido de toda una generación musical que hizo del pedal y la distorsión su bandera, porque no cabe duda que Mr Ranaldo, la guitarra más sónica del oeste, es uno de los grandes arquitectos de todo eso; así lo vuelve a dejar en claro gustosamente y para placer nuestro, en éste, su reciente show en Santiago de Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *