ESPECIAL WOODSTACO FEST

¡NOS VEMOS EN WOODSTACO!

¡NOS VEMOS EN WOODSTACO!

Hoy se da inicio a la últina edición de Woodstaco Fest, el festival que tras catorce años levantó un nuevo escenario para toda la escena local independiente.

La anunciada última fiesta de rock y camping, da su punta pie inicial esta tarde desde las 18 horas en el camping Trapiche de Parral .

Crónica Sonora estará presente en la gran despedida, con despachos en vivo desde backstage y escenarios, tomando el pulso del festival. SI NO PUDISTE ASISTIR SIGUE LAS HISTORIAS DE INSTAGRAM.

A continuación te entregamos las coordenadas de la jornada y los horarios tentativos de cada banda y escenario,

Desde las 12:00 horas se abrirán las puertas del recinto, y las horas fijadas por la producción son 𝗿𝗲𝗳𝗲𝗿𝗲𝗻𝗰𝗶𝗮𝗹𝗲𝘀 𝘆 𝘀𝘂𝗷𝗲𝘁𝗮𝘀 𝗮 𝗰𝗮𝗺𝗯𝗶𝗼𝘀 por eventualidades.

EL ÚLTIMO VALS DE WOODSTACO FEST

EL ÚLTIMO VALS DE WOODSTACO FEST

A solo horas para el inicio de la gran despedida de Woodstaco Fest hacemos un repaso por el origen y presente del festival que abrió un significativo escenario para la escena local por más de una década. Y te invitamos a seguir los despachos en nuestras historias de IG , en vivo desde Parral, este viernes, sábado y domingo en distintos bloques.


Por Rossana Montalbán


Hace tan solo unas semanas atrás el ya emblemático Festival Woodstaco anunció la noticia que, tarde o temprano, anuncia toda instancia nacida y crecida en autogestión y formas de financiamiento alternativo o semi estatal en nuestro territorio. Esa noticia era el término del festival y la realización de su última edición este recién iniciado 2023.

El poco sorprendente pero siempre decepcionante anuncio no dejó indiferente a nadie pero, sobre todo, reafirmó una serie de cuestiones relacionadas a la actividad musical y artística no masiva y no estrictamente comercial en Chile. Cuestiones que fueron fuertemente debatidas y promovidas en busca de mejoras en el borrador de nueva constitución desechada el 4 de septiembre de 2022, balde de agua fría que sacudió convicciones y sueños de un futuro más equitativo y justo, y la posibilidad de vivir de la actividad musical y cultural en menor grado de precariedad, tanto para trabajadores como para audiencias.

Mencionar ese suceso político que fue el fracaso de una nueva constitución y lo que ahí se buscó cambiar, puede servir como una pequeña clave para comprender el escenario y la realidad a la que se enfrenta un festival creado en total pulsión autogestiva que pasó de ser el punto de reunión para unos a ser el espacio de muchos y miles, porque sabemos que así nacen y nacieron emblemáticos festivales que terminaron siendo máquinas industriales y epicentros del mainstream.

Primero para unos cuantos amigos y bandas, Woodstaco nació en la cordillera de Curicó en 2008 en un impulso de mero esparcimiento, música al aire libre, lejos del mundanal ruido y cerca de la naturaleza. Una suerte de pequeño Piedra Roja o como bien lo dice su nombre una versión propia y personal de Woodstock, solo para los más aperrados y aperradas, almas libres dispuestas a caminar kilómetros, a prescindir del baño, a tocar en un escenario improvisado, a llevar lo puesto y disfrutar del barro al son de distorsionados y crudos riffs de rock and roll, blues, rock psicodélico.

Para 2011 ese Woodstaco inicial e improvisado, anunciado de boca en boca, ya comenzaba plantearse más como festival y menos como un encuentro amistoso espontáneo, pasando a ser un festival incipiente para la escena local, cuyo atractivo radicaba precisamente en esa idea tantas veces acariciada y añorada de un festival de verano, un festival de rock, como aquellos del primer mundo, o más bien algo que se acercara, en alguna forma, a eso, que desde acá,  audiencias y bandas, buscaron. Entonces Woodstaco se convirtió en un festival de tres días y dos noches. Es decir, en toda una experiencia de música y convivencia, en pleno verano y naturaleza. Por esos años, en aquella seminal etapa Woodstaco se instaló en paisajes como Rauco, San Rafael, La Montaña de Teno, y por ahí pasaron bandas de hard rock, blues, rock, rockabilly, cuya música poblaba la escena más subterránea y cruda del rock independiente como Polvareda, Los Gatos Negros, El Arbusto Rodante, Los Makana, Los Bandoleros, entre otras.

La fuerza de una instancia genuina como Woodstaco simplemente siguió su curso, creciendo, y ya para 2013 fue transformándose en uno de los escenarios preferidos de una diversa escena musical independiente, convocando cada vez más bandas de diferentes corrientes y subgéneros, nombres emergentes, y nombres de larga historia. Su cartel y su poder de convocatoria crecieron y con ello, año tras año, su desarrollo como instancia musical y cultural también, avanzando de una microproducción a un producción mediana y creciente en términos técnicos, logísticos para escenarios, equipo de trabajo, y espacio para bandas, artistas y público asistente, todo eso sin perder su esencia como lugar de esparcimiento musical y procurando que aquellos esfuerzos y mejoras no se vieran reflejadas en su entrada aún.

Tal como el caudal de un río que no detiene su flujo,  entre 2015 y 2019 vino el gran boom de Woodstaco, consolidándose en varias formas, desde su orgánica interna, encabezada por su fundador Matías Burgos, articulador de bajo perfil y la mente tras el proyecto que, para ese momento ya se constituía como organización cultural logrando obtener apoyo de fondos estatales, el apoyo municipal y regional posicionándose como un evento cultural para la zona de Parral, escenario del festival desde 2019. En este periodo Woodstaco experimenta un desarrollo completo en sus diferentes ámbitos, en su línea editorial, en su propuesta programática para más de dos escenarios, y todo un entramado en función de un festival donde lo principal sigue siendo la música rock en su amplia y diversa expresión, además de sonidos del mundo, experimentales y latinos en la naturaleza, dando espacio a talleres de reciclaje, artes manuales, diseño independiente, talleres infantiles y más, desplegando una importante producción técnica y profesional para las bandas y los miles de asistentes. El festival alcanza sus propios hitos. Y a nivel mediático logra una significativa cobertura en la mayoría de los medios especializados, en medios regionales e incluso en algunos de alcance nacional. Pero más allá de estos aspectos relevantes, la consolidación de Woodstaco ha sido en muchas formas la consolidación de su audiencia y la permanencia de un público fidelizado, buena parte de él testigo y asistente de sus primeros días, que continuó siendo parte del ritual cada año, siendo el pilar y el alma del festival hasta hoy día. Para este momento han pasado por el festival Los Peores de Chile, Fiskales Ad Hok, Hielo Negro, Yajaira, Tsunamis, Los Ex, Akinetón Retard, Perrosky, La Floripondio y Sol y Lluvia.

Lanzamiento Woodstaco 2023

En febrero y marzo de 2020, se llevó a cabo la última versión del festival en el viejo mundo pre pandémico, aplazado por los acontecimientos desprendidos del estallido social y en sintonía con la demanda constituyente, una edición que reafirmó la importancia del encuentro con bandas como The Ganjas, Aguaturbia, Panteras Negras, Benjamín Walker, Pascuala Ilabaca, Pentagram, Tata Barahona, Mediabanda, y que en aquella oportunidad contó únicamente con exponentes nacionales, atendiendo a las demandas del país y el fuerte compromiso con la circulación de músicos y músicas de locales. Así brillaron los escenarios Rock, Enjambre, Blesstaco y Woodstaquitos albergando rock, psicodelia, punk, metal, funk, ritmos latinos, pop, música del mundo y la electrónica, además de proyecciones de películas y otros espectáculos, destacando la inclusión de una parrilla de música de raíz ancestral, latinas y del mundo con un 75% de bandas lideradas exclusivamente por mujeres.

Con la llegada de la pandemia y la larga pausa, dos años transcurrieron sin poder llevar a cabo Woostaco, una larga espera que se acabó en 2022 cuando fue confirmada su edición 2023. Pero con el correr de los meses y la gran apertura de los eventos musicales también vinieron las interrogantes sobre cómo mantener un evento musical de tal envergadura sin encarecer su entrada o recurrir a otro tipo de financiamientos y esfuerzos que garanticen una cadena de trabajo remunerado para un equipo humano a cargo de todo el despliegue. Eso por un lado. Mientras que por otro, al observar el panorama actual, post pandemia, podemos aventurarnos a pensar que la gran avalancha de eventos musicales nacionales e internacionales, quizás enlenteció la venta de entradas para esta nueva edición, como también pudo poner en evidencia que el público aún es reticente a pagar grandes sumas por eventos de factura y contenido local.

Pero lo único cierto, es que sin un financiamiento base, sin el apoyo de fondos estatales tras no adjudicarse el Fondar 2023 para festivales de música, la producción del festival en boca de su fundador y a través de sus redes sociales oficiales dieron a conocer la noticia, en tono sobrio y realista, sin grandes lamentos ni reclamos, simplemente atendiendo el contexto real de la actividad cultural en el incierto Chile actual, donde el arte sigue a la deriva y el financiamiento para proyecciones en el tiempo sigue siendo esquivo. Con esa incertidumbre clara- ¡vaya contradicción!- Woodstaco bajará el telón este mes de enero, y lo hará en grande, con su versión más amplia hasta ahora donde se presentarán bandas como Electrodomésticos, Cómo Asesinar a Felipes, Hielo Negro, Cler Canifrú, Los Revoltosos, Derrumbando Defensas, Diavol Strain, Los Jerjeles, Dinastía Moon, Yinyer, The Slow Voyage, y todo un extenso cartel de casi cien artistas de diversas corrientes sonoras y trayectorias, junto a un aumento en la presencia de mujeres músicas.

Habiendo demostrado que el hacer por hacer puede llegar muy lejos, y la ética de trabajo autogestivo, no comercial puede ser viable y sustentable para las y los trabajadores de la música, al menos por unos cuantos periodos, dando cuenta de que es posible dar vida a diferentes modelos para el desarrollo de festivales de música local, el Woodstock chileno de nuestro tiempo dice adiós, antes de vender el alma al diablo, y antes de perderse entre la multitud, dejando huella y, ciertamente, siendo referente para nuevos festivales de corte rock underground, quedando en la retina de la música independiente de la última década, pero también dejando en el aire la inevitable pregunta de cómo sustentar la cultura no oficial y cómo sobrevivir sin el fortuito y siempre esquivo modelo de concurso neoliberal de los fondos de cultura que hoy por hoy solo garatizan pan para hoy hambre para mañana.

WOODSTACO FEST celebrará sus 14 años de historia el 13, 14 y 15 de enero de 2023 en el Camping Trapiche San Manuel, en la comuna de Parral. En un alucinante entorno de vegetación nativa a orillas de las aguas del río Perquilauquén, se reunirá a casi un centenar de bandas de diversas vertientes musicales ante un público que acampará bajo la luna y las estrellas.

ENTRADAS SIN RECARGO AQUÍ

WOODSTACO 2023 : SE ACERCA LA ÚLTIMA FIESTA

WOODSTACO 2023 : SE ACERCA LA ÚLTIMA FIESTA

Hace tan solo unas semanas atrás el ya emblemático Festival Woodstaco anunció la noticia que, tarde o temprano, anuncia toda instancia nacida y crecida en autogestión y formas de financiamiento alternativo o semi estatal en nuestro territorio. Esa noticia era el término del festival y la realización de su última edición este recién iniciado 2023. 

El poco sorprendente pero siempre decepcionante anuncio no dejó indiferente a nadie pero, sobre todo, reafirmó una serie de cuestiones relacionadas a la actividad musical y artística no masiva y no estrictamente comercial en Chile. Cuestiones que fueron fuertemente debatidas y promovidas en busca de mejoras en el borrador de nueva constitución desechada el 4 de septiembre de 2022, balde de agua fría que sacudió convicciones y sueños de un futuro más equitativo y justo, y la posibilidad de vivir de la actividad musical y cultural en menor grado de precariedad, tanto para trabajadores como para audiencias.

Mencionar ese suceso político que fue el fracaso de una nueva constitución y lo que ahí se buscó cambiar, puede servir como una pequeña clave para comprender el escenario y la realidad a la que se enfrenta un festival creado en total pulsión autogestiva que pasó de ser el punto de reunión para unos a ser el espacio de muchos y miles, porque sabemos que así nacen y nacieron emblemáticos festivales que terminaron siendo máquinas industriales y epicentros del mainstream.

Primero para unos cuantos amigos y bandas, Woodstaco nació en la cordillera de Curicó en 2008 en un impulso de mero esparcimiento, música al aire libre, lejos del mundanal ruido y cerca de la naturaleza. Una suerte de pequeño Piedra Roja o como bien lo dice su nombre una versión propia y personal de Woodstock, solo para los más aperrados y aperradas, almas libres dispuestas a caminar kilómetros, a prescindir del baño, a tocar en un escenario improvisado, a llevar lo puesto y disfrutar del barro al son de distorsionados y crudos riffs de rock and roll, blues, rock psicodélico.

Para 2011 ese Woodstaco inicial e improvisado, anunciado de boca en boca, ya comenzaba plantearse más como festival y menos como un encuentro amistoso espontáneo, pasando a ser un festival incipiente para la escena local, cuyo atractivo radicaba precisamente en esa idea tantas veces acariciada y añorada de un festival de verano, un festival de rock, como aquellos del primer mundo, o más bien algo que se acercara, en alguna forma, a eso, que desde acá,  audiencias y bandas, buscaron. Entonces Woodstaco se convirtió en un festival de tres días y dos noches. Es decir, en toda una experiencia de música y convivencia, en pleno verano y naturaleza. Por esos años, en aquella seminal etapa Woodstaco se instaló en paisajes como Rauco, San Rafael, La Montaña de Teno, y por ahí pasaron bandas de hard rock, blues, rock, rockabilly, cuya música poblaba la escena más subterránea y cruda del rock independiente como Polvareda, Los Gatos Negros, El Arbusto Rodante, Los Makana, Los Bandoleros, entre otras.

La fuerza de una instancia genuina como Woodstaco simplemente siguió su curso, creciendo, y ya para 2013 fue transformándose en uno de los escenarios preferidos de una diversa escena musical independiente, convocando cada vez más bandas de diferentes corrientes y subgéneros, nombres emergentes, y nombres de larga historia. Su cartel y su poder de convocatoria crecieron y con ello, año tras año, su desarrollo como instancia musical y cultural también, avanzando de una microproducción a un producción mediana y creciente en términos técnicos, logísticos para escenarios, equipo de trabajo, y espacio para bandas, artistas y público asistente, todo eso sin perder su esencia como lugar de esparcimiento musical y procurando que aquellos esfuerzos y mejoras no se vieran reflejadas en su entrada aún.

Tal como el caudal de un río que no detiene su flujo,  entre 2015 y 2019 vino el gran boom de Woodstaco, consolidándose en varias formas, desde su orgánica interna, encabezada por su fundador Matías Burgos, articulador de bajo perfil y la mente tras el proyecto que, para ese momento ya se constituía como organización cultural logrando obtener apoyo de fondos estatales, el apoyo municipal y regional posicionándose como un evento cultural para la zona de Parral, escenario del festival desde 2019. En este periodo Woodstaco experimenta un desarrollo completo en sus diferentes ámbitos, en su línea editorial, en su propuesta programática para más de dos escenarios, y todo un entramado en función de un festival donde lo principal sigue siendo la música rock en su amplia y diversa expresión, además de sonidos del mundo, experimentales y latinos en la naturaleza, dando espacio a talleres de reciclaje, artes manuales, diseño independiente, talleres infantiles y más, desplegando una importante producción técnica y profesional para las bandas y los miles de asistentes. El festival alcanza sus propios hitos. Y a nivel mediático logra una significativa cobertura en la mayoría de los medios especializados, en medios regionales e incluso en algunos de alcance nacional. Pero más allá de estos aspectos relevantes, la consolidación de Woodstaco ha sido en muchas formas la consolidación de su audiencia y la permanencia de un público fidelizado, buena parte de él testigo y asistente de sus primeros días, que continuó siendo parte del ritual cada año, siendo el pilar y el alma del festival hasta hoy día. Para este momento han pasado por el festival Los Peores de Chile, Fiskales Ad Hok, Hielo Negro, Yajaira, Tsunamis, Los Ex, Akinetón Retard, Perrosky, La Floripondio y Sol y Lluvia.

Lanzamiento Woodstaco 2023

En febrero y marzo de 2020, se llevó a cabo la última versión del festival en el viejo mundo pre pandémico, aplazado por los acontecimientos desprendidos del estallido social y en sintonía con la demanda constituyente, una edición que reafirmó la importancia del encuentro con bandas como The Ganjas, Aguaturbia, Panteras Negras, Benjamín Walker, Pascuala Ilabaca, Pentagram, Tata Barahona, Mediabanda, y que en aquella oportunidad contó únicamente con exponentes nacionales, atendiendo a las demandas del país y el fuerte compromiso con la circulación de músicos y músicas de locales. Así brillaron los escenarios Rock, Enjambre, Blesstaco y Woodstaquitos albergando rock, psicodelia, punk, metal, funk, ritmos latinos, pop, música del mundo y la electrónica, además de proyecciones de películas y otros espectáculos, destacando la inclusión de una parrilla de música de raíz ancestral, latinas y del mundo con un 75% de bandas lideradas exclusivamente por mujeres.

Con la llegada de la pandemia y la larga pausa, dos años transcurrieron sin poder llevar a cabo Woostaco, una larga espera que se acabó en 2022 cuando fue confirmada su edición 2023. Pero con el correr de los meses y la gran apertura de los eventos musicales también vinieron las interrogantes sobre cómo mantener un evento musical de tal envergadura sin encarecer su entrada o recurrir a otro tipo de financiamientos y esfuerzos que garanticen una cadena de trabajo remunerado para un equipo humano a cargo de todo el despliegue. Eso por un lado. Mientras que por otro, al observar el panorama actual, post pandemia, podemos aventurarnos a pensar que la gran avalancha de eventos musicales nacionales e internacionales, quizás enlenteció la venta de entradas para esta nueva edición, como también pudo poner en evidencia que el público aún es reticente a pagar grandes sumas por eventos de factura y contenido local.

Pero lo único cierto, es que la producción del festival en boca de su fundador y redes sociales dieron a conocer la noticia, en tono sobrio y realista, sin grandes lamentos ni reclamos, simplemente atendiendo el contexto real de la actividad cultural en el incierto Chile actual, donde el arte sigue a la deriva y el financiamiento para proyecciones en el tiempo sigue siendo esquivo. Con esa incertidumbre clara, Woodstaco bajará el telón este mes de enero, y lo hará en grande, con su versión más grande hasta ahora, habiendo demostrado que el hacer por hacer puede llegar muy lejos, y la ética de trabajo autogestivo, no comercial puede ser viable y sustentable para las y los trabajadores de la música, al menos por unos cuantos periodos, como también dando cuenta de que es posible dar vida a diferentes modelos para el desarrollo de festivales de música local. El Woodstock chileno de nuestro tiempo dice adiós, antes de vender el alma al diablo, y antes de perderse entre la multitud, dejando huella y, ciertamente, siendo referente para nuevos festivales de corte rock underground, quedando en la retina de la música independiente de la última década.

WOODSTACO FEST celebrará sus 14 años de historia el 13, 14 y 15 de enero de 2023 en el Camping Trapiche San Manuel, en la comuna de Parral. En un alucinante entorno de vegetación nativa a orillas de las aguas del río Perquilauquén, se reunirá a casi un centenar de bandas de diversas vertientes musicales ante un público que acampará bajo la luna y las estrellas.

ENTRADAS SIN RECARGO AQUÍ

EN GRANDE: MÁS DE NOVENTA BANDAS SON PARTE DE WOODSTACO 2023

EN GRANDE: MÁS DE NOVENTA BANDAS SON PARTE DE WOODSTACO 2023

95 nombres componen el esperado cartel de Woodstaco Fest 2023, line up donde la presencia de artistas emergentes y consagrados también se condensa con un aumento en la presencia de bandas lideradas por mujeres.

 


Por redacción Crónica Sonora

Fotos lanzamiento por Juan Manuel Aburto


Festival Woodstaco dio a conocer el line up de bandas que formarán parte de su versión 2023, a realizarse el 13, 14 y 15 de enero en el Camping Trapiche San Manuel, en la comuna de Parral, región del Maule. El anuncio se llevó a cabo el pasado el pasado 26 de agosto en bar cultural Klama junto a la presentación en vivo del dúo riot wave Diavol Strain, una de las bandas que encabeza el cartel del escenario rock.

Son casi un centenar los artistas que se presentarán a lo largo de los tres días y dos noches del evento en los cuatro escenarios temáticos: Rock, Enjambre, Blesstaco y Woodstaquitos. Ahí se reunirán sonidos de diversos géneros que abarcan desde el heavy metal, la psicodelia y el blues hasta ritmos latinoamericanos, el folclore y la música electrónica, entre muchos más.

Dentro de las bandas convocadas para la decimotercera versión del festival, se encuentran los consagrados Electrodomésticos, Cler Canifrú, Diavol Strâin, Cómo Asesinar a Felipes, Hielo Negro, MC Millaray, Flor de Guayaba, Tata Barahona, 2X, Derrumbando Defensas, Nano Stern, Fuente De Barro, Carolina Holzapfel Trío, Juanito Ayala, Tambobrass, Los Makana, entre muchos otros. La lista completa se encuentra al final de esta nota.

Junto con anunciar un line up más nutrido de números familiares e infantiles en el escenario Woodstaquitos, donde estará el popular títere rockero de Bullicio Puppets, Jack Distortion; el festival sorprendió con el regreso del espacio de música electrónica, “Woodstaco Psy”. Este tendrá lugar en ambas noches en el escenario Blesstaco, con DJ’s de Psytrance y otras vertientes.

De esta forma y con un aumento de bandas con presencia de mujeres respecto a años anteriores, además de la participación de músicas y músicos de cada región de Chile, la organización de Woodstaco apuntó el interés en progresar en dirección a un line up cada vez más descentralizado, heterogéneo, inclusivo y amplio.

En cuanto a la venta de entradas, la productora informó que la primera preventa finalizará el 7 de octubre, tras lo cual se dará inicio a la segunda etapa. Para más detalles sobre precios, compra y disponibilidad, se puede acceder a www.woodstaco.cl.

El lanzamiento del line up de Woodstaco 2023 contó con la presentación estelar de Diavol Strain con un extenso set list recorriendo sus, hasta ahora, dos larga duración Todo el caos habita aquí y Elegía del olvido. Elegía del horror, en una suerte de adelanto a lo que será su show en el festival como parte del escenario central rock, junto a nombres como Electrodomésticos y Cler Canifrú.


Lanzamiento Woodstaco 2023
GALERÍA FOTOGRÁFICA: LANZAMIENTO WOODSTACO 2023

GALERÍA FOTOGRÁFICA: LANZAMIENTO WOODSTACO 2023

Lanzamiento Woodstaco 2023


Diavol Strain en vivo

Viernes 26 de agosto en Bar Klama

Fotografías por Juan Manuel Aburto para www.cronicasonora.cl


 

 

SE ACABA EL MISTERIO : WOODSTACO PRESENTA LINE UP OFICIAL

SE ACABA EL MISTERIO : WOODSTACO PRESENTA LINE UP OFICIAL

Tras meses de espera, este viernes 26 de agosto Woodstaco Fest presenta el line up oficial de su edición 2023. El lanzamiento se realizará en bar cultural Klama con la presentación en vivo del dúo riot wave Diavol Strain.

por redacción Crónica Sonora


 

Tras meses de espera y luego de realizar las distintas convocatorias para bandas pertenecientes a todas las regiones del país, Woodstaco Fest, ya tiene fecha y hora para anunciar su esperado line up oficial para su edición 2023 programada los días 13, 14 y 15 de enero en el Camping Trapiche San Manuel de la comuna de Parral, en un alucinante entorno de vegetación nativa a orillas de las aguas del río Perquilauquén, donde se reunirá a decenas de bandas de diversas vertientes musicales ante un público que acampará bajo la luna y las estrellas.

Celebrando sus catorce años de existencia el Woodstaco Fest se alista para una edición aniversario que, tras dos años de eventos suspendidos por la pandemia, promete ser una total e inolvidable fiesta de música en vivo y naturaleza teniendo como escenario la región del Maule.

Con 16 bandas ya confirmadas, pertenecientes a todas las regiones del territorio, Woodstaco Fest dará a conocer este viernes 26 de agosto, en bar cultural Klama, su line up oficial con las bandas más destacadas y consagradas del circuito musical local independiente que encabezaran esta esperada edición aniversario.

La cita es a partir de las 18 hrs en Santa Filomena 17, con la presentación en vivo del dúo riot wave Diavol Strain y fiesta post show con DJ Sindikato Pendrive.

ENTRADAS DISPONIBLES AQUÍ

 

WOODSTACO FEST:16 BANDAS Y 16 REGIONES, ÚLTIMOS DÍAS PARA VOTAR

WOODSTACO FEST:16 BANDAS Y 16 REGIONES, ÚLTIMOS DÍAS PARA VOTAR

La convocatoria para escoger las 16 bandas que representaran a cada una de las 16 regiones del país en la edición 2023 de Woodstaco Fest, se cierra este lunes 01 de agosto.

Por redacción Crónica Sonora.


 

Buscando desarrollar escenarios e instancias con un marcado interés en la descentralización del circuito musical independiente, el 4 de julio pasado Woodstaco Fest abrió el llamado a votar por una selección de bandas pertenecientes a cada región del país, en un formato transparente, público y democrático que fuera decidido a través de la votación del público asistente y seguidor del festival. La convocatoria para escoger a una banda de cada región del territorio que estará presente en la edición 2023 de Woodstaco Fest, llega a su fin este lunes 1 de agosto.

 

Con una preselección que agrupa a diferentes bandas por región, los votantes han tenido la oportunidad de decidir por su preferencia . Entre los nombres que forman parte de la preselección en la región Metropolitana se encuentran La Golden Acapulco, Montoyas, Psychoband, Astropoetas, Dolorio y Los Tunantes, Camaleones, Chinotown y Gusano de Troya. Una variada selección que abarca rock experimental, punk rock, indie pop, hard rock blusero y más.

Por su parte la región de Valparaiso cuenta con una preselección compuesta por bandas como Rosa Moribunda, CabroWacho, Ruido Blanko, Immergé, Légamo, Tanque Rudy, entre otras.  En cuanto a la zona norte del país, los nombres que aparecen son Sequía, Humanotone, Paralaje, Rey Atlas y Pájaros de tierra, en Coquimbo. El norte grande, en la región de Atacama, de Kontra sangre, Cogoyotes y Melindroso.

La lista con diversos proyectos musicales provenientes de distintas ciudades, climas, realidades y sonidos, es amplia y busca mostrar el circuito de bandas existentes en cada región ¿Cuáles son tus favoritos?

Conoce los listados completos por región AQUÍ

TOCATAS PRO WOODSTACO: C.A.F EN PARRAL

TOCATAS PRO WOODSTACO: C.A.F EN PARRAL

Con la destacada banda Cómo Asesinar a Felipes, comienzan las fechas en vivo pro Woodstaco, este 15 de julio en la ciudad de Parral.

Por redacción Crónica Sonora.


 

Continuando con su ya tradicional serie de tocatas para recaudar fondos y difundir el festival en los meses previos a su realización, comienzan las fechas Pro Woodstaco, este 15 de julio en el teatro municipal de Parral con las bandas Cómo Asesinar a Felipes y Radio Pakal a las 19:00 hrs. Entrada Gratuita.

RUMBO A WOODSTACO 2023: COMENZÓ VENTA DE TICKETS

RUMBO A WOODSTACO 2023: COMENZÓ VENTA DE TICKETS

 

Festival Woodstaco anunció el inicio de la venta de entradas para su próxima edición los días 13, 14 y 15 de enero de 2023 en el Camping Trapiche San Manuel en Parral, región del Maule.

Foto cabecera por Sebastián Domínguez


A partir de este lunes 4 de julio, se inició la venta de tickets para la 13ra versión del Woodstaco Fest, que año tras año reúne a un amplio universo de la música independiente y underground local. Junto con el anuncio de la venta de entradas y sus distintos valores, la producción del festival también dio a conocer los resultados de la selección de bandas por región para votación del público.

Para esta versión, Woodstaco contará con diversos descuentos en el precio de la entrada para el público, con el fin de incentivar la asistencia en grupo y favorecer a las familias que quieran asistir. Para apoyar el traslado de público, desde la producción se anunció que habrá buses oficiales con recorridos de ida y vuelta hacia el festival.

En cuanto al line up completo de las bandas que serán parte de Woodstaco 2023, incluyendo a las 16 bandas de cada región de Chile elegidas por el público, este será publicado en agosto. Para más información, se puede acceder a las redes sociales del festival y a la página web, woodstaco.cl.

Los tickets se podrán conseguir ingresando a la página web, y os valores de las entradas del festival, con una duración de 3 días y 2 noches, incluyen camping, estacionamiento y música en vivo de viernes a domingo, con alrededor de 100 bandas en cuatro escenarios temáticos: Rock, Enjambre, Blesstaco y Woodstaquitos.

COMPRA TUS ENTRADAS AQUÍ

Los precios* de las entradas son:

Preventa 0 – Adulto: $49.900

Preventa 1 – Adulto: $59.900 

Preventa 1 – Sub 18**: (13 a 17 años) $29.900

Promo Piño (compra 6 y paga 5) $249.500

Preventa 2 – Adulto: $74.900

Entrada General: $84.900

Niños/as de hasta 12 años: Gratis

 

Valores Bustaco:

Santiago <-> Woodstaco: $30.000

Concepción <-> Woodstaco: $28.000