MÚSICA Y GÉNERO

LA UNIÓN HACE LA FUERZA: ENCUENTRO INTERNACIONAL «MÚSICAS EN RED»

LA UNIÓN HACE LA FUERZA: ENCUENTRO INTERNACIONAL «MÚSICAS EN RED»

El movimiento internacional «Músicas en Red, trabajadoras de la música y el sonido» tendrá su primer encuentro on line este sábado 13 de junio, a las 16 hrs Chile. La jornada virtual estará dedicada a debatir la actual situación del sector en medio de la emergencia mundial y será transmitida a través de las plataformas digitales de las organizaciones convocantes @musicasenred y @gestorasencuentro. Las colectivas encargadas de exponer serán :

  • Músicas en red internacional y Chile.
  • X Más músicas en vivo Argentina (Ley de cuota)
  • Más músicas Uruguay
  • Energía Nuclear México
  • Coordinadora Femfest Chile.
  • Red de mujeres en el sonido, Argentina.
  • Frente Música nacional, Chile.

“Músicas en red, movimiento internacional trabajadoras de la música y el sonido” surge como una necesidad a partir de diagnósticos y asambleas realizadas en encuentros convocados por Gestoras en red entre 2017 y 2019 en Chile y Uruguay, respectivamente, llamados: “Gestoras en red, encuentro internacional de trabajadoras de las artes” y en “Músicas en red, encuentros nacionales de trabajadoras de la Música” realizados en Chile el 2018. En esos encuentros se generó un plan internacional y movimiento de trabajadoras de la música y el sonido, compartiendo proyectos de incidencia que cada país ha levantado hasta ese momento, así como otras iniciativas de trabajo, colaboración y creación en red.

En estos encuentros se creó una alianza entre las colectivas Gestoras en red, Más Músicas Argentina, Más Músicas Uy y Músicas en red Chile, creando un primer cordón sudamericano para abrir las fronteras de una realidad compartida entre países hermanos. Más tarde Energía Nuclear: Mujeres en la música, se unió a la iniciativa desde México.

Uno de los principales objetivos de Músicas en red es fomentar la visibilidad y promoción de todas las músicas y artistas vinculadas a lo sonoro, enfocándose en quienes no tienen espacio en las programaciones actuales de la industria capitalista y patriarcal de la música. Así como también promover un elemento que las distingue: conformar un gremio de la música compuesto por mujeres y disidencias de diversas expresiones feministas no partidistas con acuerdos de base como la solidaridad, colaboración, autogestión, buena convivencia y buenas prácticas, lejos de las lógicas del mercado.

«Estar en red es estar unidas, informadas y potenciadas. La oportunidad de unas es la oportunidad de todas (…) Estamos en red para ayudar a que así sea. No soluciona toda la histórica desigualdad que padecemos en el ámbito de la música, pero construirá escenarios más igualitarios y representativos de los géneros y las sexualidades. Desde esos escenarios se construye sentido, identidad y ciudadanía. Es un buen comienzo», reflexiona Celsa Mel Gowland, representando a la colectiva X Más Músicas Mujeres En Vivo (Argentina).

“Somos músicas críticas frente al sistema mercantil, neoliberal, patriarcal y contaminante, que promueve la competitividad y usurpación de nuestros trabajos frente al capital. Y es por ello que hemos decidido estrechar aún más nuestros lazos con la idea de fortalecernos, apoyarnos y continuar generando puentes y circuitos alternativos que validen la multiplicidad de expresiones musicales, sonoras y discursivas, así como acciones de incidencia que promuevan la equidad de género en las distintas esferas de nuestro sector musical y cultural” profundiza Rosa Angelini, co fundadora de Músicas en red.

Desde «Más Músicas Uruguay» explican su motivación de compartir experiencias y estrategias en red: “Adherimos a Músicas en Red Internacional porque queremos unirnos a la fuerza de los colectivas de mujeres y disidencias músicas que están luchando por la misma causa en nuestra región y el mundo. Compartimos las problemáticas y tenemos la certeza que de ellas salimos juntxs, porque apoyándonos nos fortalecemos y sostenemos mejor la lucha.Creemos importante colaborar y compartir entre los colectivas de países hermanos las experiencias, aprendizajes y saberes obtenidos, para potenciarnos hacia la equidad de género en la música”.

Mientras que «Energía Nuclear de México» se define como “un colectivo de mujeres dedicadas a la música con más de 200 integrantes comprometidas con dar visibilidad y sentido de pertenencia para navegar en la industria de la música e incidir sustancialmente en la construcción de un tejido social que visualice el arte como camino y respuesta. Nuestro movimiento es inclusivo, pacifico y sin inclinaciones políticas o religiosas”.

Revisa la programación del encuentro digital “Música en red”, movimiento internacional de trabajadoras de la música y el sonido frente a la pandemia“ AQUÍ

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Horarios Sábado 13 de junio

16:00 a 18:00 hrs Chile

15:00 a 17:00 hrs México

17:00 a 19:00 hrs Argentina, Uruguay

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Pertenecen a Músicas en Red Internacional:
X MÁS MÚSICAS MUJERES EN VIVO (Ley de Cupo), Argentina
GESTORAS EN RED, RED INTERNACIONAL TRABAJADORAS DE LAS ARTES
COORDINADORA FEMFEST, Chile.
MÁS MÚSICAS UY, Uruguay
FMN CHILE, FRENTE MÚSICA NACIONAL, Chile
ENERGÍA NUCLEAR, México
ELECTROMAGNÉTICA, Chile
UDARA, MUJERES Y ROCK, Chile
RMS RED DE MUJERES EN EL SONIDO, Argentina.
FEMROCK, Ecuador
CHICAS ROCK, Chile
RED NEKOE, Chile.
MÚSICA VIAJERA, Chile.
BOCA FLOJA, Argentina
MAR ALZAMORA, Panama.
COLECTIVA DE MÚSICAS DE SAN JUAN, Argentina
PLATAFORMA EN TIEMPO REAL, Colombia
TODOPODEROSX, Colombia
NÓTT Movimiento Electrónico Femenino de Latinoamérica

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

HERRAMIENTAS PARA MUJERES EN LA INDUSTRIA MUSICAL

HERRAMIENTAS PARA MUJERES EN LA INDUSTRIA MUSICAL

En el marco del Seminario de Gestión y Sustentabilidad, impartido por la primera Escuela para Trabajadoras de las Artes, el próximo 15 de junio se llevará a cabo la charla «Circulación, comercialización y exportación de productos o servicios artísticos» para la internacionalización de músicas chilenas, enfocada a distintas agentes de la industria musical, y dirigida por la especialista en management, Claudia Pereira.

Este lunes 01 de junio, inicia sus actividades la primera Escuela de Trabajadoras de las artes, proyecto acuñado por las colectividades Gestoras en Red, Red Internacional Trabajadoras de Las Artes, Red Trabajadoras de las Artes, FMN Chile, Nekoe, FemFest, Musap y Musicas en red, que agrupa a músicas, productoras, artistas visuales, gestoras culturales, realizadoras audiovisuales, entre otras, con el fin de fortalecer y perfeccionar la labor de mujeres en las distintas áreas del quehacer cultural.

La primera Escuela de Trabajadoras de las Artes, es un proyecto de formación libre y feminista. Diseñada para desarrollar planes de estudio para la profesionalización de mujeres y disidencias trabajadoras de las artes, a través plataformas digitales y en instancias presenciales, cuyo objetivo es entregar herramientas que sean un aporte directo a la economía y a la sustentabilidad del sector, buscando generar el desarrollo óptimo de las propias integrantes de la red, así como del público que participa de sus actividades.

Luego de inaugurar sus actividades este 01 de junio, la escuela continuará con el programa del seminario Gestión y Sustentabilidad, compuesto por cuatro módulos entre los que se encuentran, módulo 1, gestión de proyectos culturales. Módulo 2, comunicación, marketing y difusión, módulo 3 legalidad y propiedad intelectual. Y finalmente, el módulo 4, compuesto por tres charlas , sobre mercado; comercialización, circulación, distribución y exportación de productos o servicios artísticos, y realización audiovisual, los cuales se extenderán entre los días 04,05,08,11 y 18 de junio.

Una vez finalizados los primeros módulos, se abrirá la convocatoria para el “Seminario para las artes del espectáculo”, que estará a cargo de Andrea Gana de Delight lab, taller de Arte Lumínico; Romina Nuñez en sonido para audiovisual; la uruguaya Ana Micenmacher en la dirección de fotografía; Jacksa Suazo en sonido para espectáculos y Tamara Figueroa en iluminación para artes escénicas.

REVISA AQUÍ LOS HORARIOS Y CHARLAS DEL SEMINARIO Y CONÉCTATE

DESTACAMOS: MIRADAS DE GÉNERO EN EL JAZZ LOCAL

DESTACAMOS: MIRADAS DE GÉNERO EN EL JAZZ LOCAL

Te invitamos a sintonizar Holo Jazz Podcast y TV cada noche de miércoles, 22:00 hrs, a través de sus plataformas digitales FB, Youtube e Instagram, y a revivir sus capítulos en nuestra plataforma.

Cada semana Holo Jazz radio y tv conversa con diversas voces del ámbito cultural y musical. Compositoras, artistas, investigadoras y gestoras culturales, aportan el enfoque de género y la mirada feminista necesaria y requerida para abordar la realidad actual, cuyas participaciones dan forma a un espacio comunicacional de equidad de género en el dial y en la red.

Los invitamos a repasar los recientes capítulos de Holo Jazz con entrevistas a Paulina Abufhele, Sandriuska Theremin, Claudia Acuña, y Rossana Saavedra. 

 

 

 

 

EL CANTO DE LA CRIATURA

EL CANTO DE LA CRIATURA

Londres 1976, el punk ha explotado y la capital británica es el epicentro del movimiento. Susan Janet Ballion es una reconocida Bromley Contingent, término acuñado a mitad de esa década por la periodista Caroline Coon para referirse a un selecto grupo de discípulos de los Sex Pistols. Un séquito de fanáticos – amigos- colaboradores que acompañaban a la banda en cada aparición pública, en cada concierto, y que se encargaban de exaltar todo lo que la banda representaba culturalmente.

La furiosa y nihilista escena punk de Londres, es provocadora y extrañamente glamurosa gracias a las maquinaciones creativas de personajes como Malcom McClaren y la diseñadora de vestuario Vivian Westwood. El contingente de los Pistols ( Bromley contingent) además de hombres, lo componen un buen número de mujeres cuyas performances ponen en primera línea sus cuerpos como agentes de provocación. Senos al desnudo rodeados de cadenas y cuero. Poleras con swastikas, son parte de una rebelión que busca ir en contra de todo lo establecido y de lo políticamente correcto. Susan es parte activa de todo aquello y quizás la Bromley contingent más reconocida por esos días, luego de que fuera objeto de los comentarios sexistas del conductor Bill Grundy, mientras acompañaba a los Pistols en una famosa entrevista televisada: «Me gustan las situaciones en las que las personas no saben cómo reaccionar». «En aquel entonces me gustó el hecho de que la gente me miraba y se preguntaba «¿Habla en serio o es graciosa?’ Para mí, disfrazarse era una forma natural de expresión, pero también era una armadura útil. Creo que también vi mi imagen como una forma de encubrir mi falta de belleza real. No quería que la gente viera mi verdadero yo».

Susan creció admirando a su madre, cabeza de un hogar monoparental que la crió a ella y a sus hermanos sin ayuda. Por esos días idolatraba la música de David Bowie y Marc Bolan. Mientras que imitaba el glamour poco convencional de Bette Davis. Inspirada fuertemente por los Pistols, junto a Steven Severin al bajo, Marco Pirroni a la guitarra y un muy joven Sid Vicious en la batería, ese mismo año decidieron subirse al escenario del Club 100 de Londres en uno de los primeros festivales punks de la época, bajo el nombre de Siouxsie and the Banshees. Vistiendo una camiseta cortada, la chaqueta a rayas de su hermana y una estrella negra pintada sobre un ojo, Susan fue desde ese día Siouxsie Sioux. Influenciada en parte por la escena neoyorquina y por Patti Smith, esa primera actuación de 20 minutos incluyó un recital de poesía y la exclamación de plegarias, con el micrófono cayendo al suelo y con ella bajando del escenario en el cierre. Un comienzo aparentemente sin pretensiones pero que sería la partida de una banda seminal por la que pasaron el mismo Sid Vicious y luego un inquieto Robert Smith, y guía de las siguientes direcciones de la movida post punk londinense .

Siouxsie and the Banshees prospera y se convierten en teloneros de Johnny Thunders and The Heartbreakers, y en una de las bandas registradas por el respetado John Peel. En 1978, un disco pirata suyo ya circula de mano en mano, comprobándose el interés que despertaban. Ese mismo año y con la incorporación de John McKay a la guitarra y Kenny Morris a la batería, graban su primer single, el tema “Hong Kong garden” al que le seguirá su álbum de debut, “The scream”, producido por Steve Lillywhite en el sello Polydor. El sonido del grupo transmite energía punk y densidad oscura que continuarán desarrollando en su segundo trabajo “Join hands”, publicado en 1979. Pero la banda continúa en plena configuración atravesando nuevos cambios de formación que dan paso a la llegada de Budgie, ex integrante de The Slits, quien se convertirá en integrante definitivo y el compañero artístico y sentimental de Siouxsie hasta finalizar el proyecto.

 

 

Para 1980 el sonido de los Banshees se desplaza hacia los elementos oscuros que ya marcaban sus dos primeros trabajos y que en “Kaleidoscope”, su tercer álbum, serán puestos en relieve gracias a la integración de cajas de sonido y sintetizadores, construyendo una sonoridad de resonancias sombrías y variaciones de pulso que se entienden en temas como en “Happy House» o “Red light”. Para entonces, Siouxsie es una vocalista y una letrista aventajada. Su capacidad vocal, forma de cantar, color de voz y registro contralto le entregan posibilidades de interpretación poco usuales para el post punk. El canto de Siouxsie es penetrante, atmosférico y salvaje. En ella viven cientos de referentes tanto femeninos como masculinos que han dado forma a una criatura fuera de lo común. La presencia escénica de una belleza estrambótica resultado del cruce entre Cleopatra y Tallulah Bankhead o de Bowie y Johnny Rotten. Yendo más allá de lo meramente gótico y post punk. Su performance sobre el escenario es apabullante, se presenta imperturbable, como en trance y altiva como una diva de antaño: “Siouxsie simplemente apareció, en total control, con confianza en sí misma. Me dejó atónita. Allí estaba ella haciendo algo que yo no me atrevía ni en sueños. Simplemente lo hizo y barrió todo el resto del festival, eso era lo más. La verdad es que ni me acuerdo del resto, excepto esa única actuación”, Viv Albertine del grupo The Slits.

 

El inicio de la consolidación de los Banshees fue también el inicio de una nueva búsqueda para la cantante y su socio creativo. El momento de su cuarto trabajo titulado “Ju ju”, publicado en 1981, fue el momento para echar andar el proyecto paralelo The Creatures, dúo voz y percusión que le ofreció a los músicos el escape de las exigencias contractuales y la libertad de la experimentación musical. Grabando un disco por año ( “A kiss in the dreamhouse” 1982, “Nocturne” 1983, “Hyaena” 1984) y girando por Europa y Estados Unidos permanentemente, la dupla encuentra en The Creatures el oxígeno necesario para continuar encantados con su primera banda: “Supongo que hay que hacer comparaciones. La diferencia con The Creatures es que siempre se ha tratado de la batería y la voz. No se trata solo de guitarras squally y grandes sonidos machos. Es mucho más sutil de esa manera», comentó en entrevista para el diario inglés The Independent .

Banshees y Creatures permitieron el contraste necesario para las posibilidades vocales de Susie. Con el paso de los años, los Banshees continuaron acercándose a su faceta de estilizado pop oscuro con discos como «Tinderbox» 1986, «Peepshow» 1988 y «Superstition» 1991, con canciones de significativa popularidad como «Peek a boo», «Kiss them for me» o la insuperable versión para “The passenger” de Iggy Pop.  En The Creatures, Siouxsie se aventura a continuar explorando su voz al desnudo y como instrumento principal de una sonido minimalista y tribal. Capturando el ritmo primitivo en una performance de aullidos, gemidos y emulaciones de animales, acompañadas por los golpes del baterista Budgie. Una exploración vocal y sonora que los llevó a trabajar con John Cale y a editar cuatro discos: «Feast» en 1983, «Boomerang» en 1989, «Anima Animus» en 1999 y «Hái!» en 2003.

 

Después de un trayecto de treinta años como integrante de The Banshees y The Creatures, Siouxsie lanzó en 2007 su primer disco en solitario, titulado “Mantaray”. Un trabajo que pareció combinar gran parte de sus registros musicales adaptados al nuevo milenio con la acertada producción de Steve Evans y Charlie Jones de Goldfrapp, y la participación de Clive Deamer barista de Portishead.

Cada periodo musical trae consigo una generación de mujeres atrevidas y esencialmente singulares en cada una de sus formas de influir y abrir puertas. La década que transcurrió entre 1975 y 1985, coincidentemente con la tercera histórica ola feminista a nivel mundial, fue un periodo en que la música se pobló de figuras femeninas de vital trascendencia. Con ese telón de fondo, Siouxsie Sioux se constituyó como una vocalista y compositora feroz, ejecutante de guitarra, melódica y crótalos, cuya estética y estilo vocal han sido sobresalientes desde el primer momento, influyendo tanto entre sus contemporáneas como en las siguientes generaciones, así lo han expresado más de una vez músicas como PJ Harvey o Shirley Manson.

El instinto de la individualidad artística y creativa de generar una identidad única y distintiva suele vivir en pocos y suele vivir en los artistas más inspiradores y en las expresiones más genuinas de una generación. Los Banshees crecieron tanto en ventas e influencia, que Siouxsie se consternó al ver a los fanáticos copiando su estilo: «Pensé: ‘Estúpidos idiotas. ¿No tienen nada de eso?’ Quería que las personas fueran ellas mismas, no que me copiaran». En sus últimas entrevistas todavía se niega a aceptar su estatus como la principal inspiración para una generación de góticos aplastados por el terciopelo y enamorados de vampiros.«No quiero ser una figura decorativa para algún movimiento triste».»Me parece ofensivo que me hayan mirado desde cierto tiempo y lo hayan convertido en un uniforme. Cuando tenía 18 años, si todos usaban una cosa, me gustaba usar algo completamente diferente. Recuerdo cómo me sentí cuando el punk se volvió masivo y la gente comenzó a usar impermeables con adornos. Lo convirtieron en una caricatura. Nunca nos habíamos vestido así, para nosotros nunca se trataba de ser parte de algún ejército. Se trataba de esforzarse por ser originales».

 

STEVIE NICKS : UNA MUJER LLEVADA POR EL VIENTO

STEVIE NICKS : UNA MUJER LLEVADA POR EL VIENTO

Una bruja, un hada, una gitana. Con frecuencia cierta imaginería tanto fantástica como popular ha sido utilizada permanentemente como forma de representación femenina en las arenas movedizas del arte, la poesía y por supuesto del rock and roll. Estas representaciones y sus connotaciones por siglos han servido para entregar determinados roles a las mujeres. Primero como musas y luego como creadoras de mundos misteriosos y peligrosos para el hombre, esta imaginería se ha reproducido especialmente desde una mirada masculina en el cancionero de géneros como el rock clásico, el hard rock o el heavy metal.

Pero fue a mitad de los 70s, que Stevie Nicks combinó parte de estas representaciones femeninas al frente de una renombrada banda de blues rock, personificando sobre el escenario a la bruja, el hada y la gitana más inolvidable e icónica de su generación, en una década de total predominancia masculina en el género. Con Janis Joplin muerta, Grace Slick de Jefferson Airplane alejada de la música tras un accidente automovilístico, y con Joni Mitchell en su destellante viaje por el carril de la canción de autor, fue gracias a la aparición de Nicks que la figura femenina recobró fuerza en el rock de corriente principal, entregándole un sitio de reconocimiento y poderío en la creación musical como resultado de haber sido una de las responsables de la exitosa renovación de Fleetwood Mac a partir de 1975, y cuya impronta utilizó y realzó aquellos elementos que por largo tiempo sirvieron para delimitar, estigmatizar y caricaturizar el rol de la mujer en el arte y en la sociedad.

Stephanie Lynn, Stevie Nicks, nace un 26 de mayo de 1948 en Phoenix, Arizona. Tempranamente comienza a cultivar su voz gracias a una conocida cantante de la zona quien le enseña el tradicional repertorio folk americano, con el cual se destaca su particular vibrato. A finales de los 60s, Stephanie parte a San Francisco donde se reencontrará con su viejo amigo de secundaria y también compositor Lindsay Buckingham, de quien no se separará por un largo tiempo luego de formar su primer proyecto musical, llamado Fritz. La dupla no tardará en tomar vuelo creativo y amoroso, y finalmente debutarán como dúo musical Buckingham-Nicks con la publicación de su disco homónimo en 1973. Pero los planes del dúo experimentan un vuelco cuando el reconocido músico inglés Mick Fleetwood, se detiene en Lindsay Buckingham como posible candidato a nuevo guitarrista para su banda. La propuesta es oficial pero para aceptarla Buckingham solo pide una condición, que Stevie también se integre. Así comienza a escribirse el ciclo más memorable de Fleetwood Mac y también el más exitoso comercialmente.

La llegada de Stevie Nicks renueva por completo la imagen de la banda, y su participación se ve potenciada por la presencia de la tecladista, vocalista y compositora Christine McVie. Ciertamente, la formación de Fleetwood Mac es particular para la época, en ella dos compositoras se destacan como piezas determinantes en el nuevo sonido de la banda, un sonido que quedará plasmado en el disco homónimo de 1975, consolidándose posteriormente con “Rumours” de 1977, el gran trabajo de aquella era. Y finalmente, con la publicación de “Tusk” en 1978, trilogía donde McVie y Nicks junto a Buckingham son autoras de las canciones más destacadas de la banda –«Todas no la van a tener tan fácil como yo. No viví las cosas que muchas mujeres han enfrentado. Tuve mucha suerte. Christine [McVie] y yo hicimos un pacto el día que me uní a Fleetwood Mac. Nos prometimos mutuamente que haríamos todo lo que pudiéramos hacer por las mujeres, luchar por todo lo que queríamos y conseguirlo. Que nuestras canciones y nuestra música sean tan buenas como todos los hombres que nos rodean. Y fué”.

Los aportes compositivos de Stevie Nicks a la banda fueron inmediatos y determinantes.“Rhiannon” y “Landslide”, fueron dos de las canciones más representativas de ese periodo. Y lo siguen siendo hoy cuatro décadas después. Ambas composiciones pusieron en primera fila el universo femenino y lírico de Nicks, un universo compuesto de muchos otros. Por un lado, el intimismo emocional y reflexivo de “Landslide” versus las visiones mitológicas de origen literario de “Rhiannon”, composición que, a su vez, es en buena parte la consagración de todo lo que nutre su performance y estética, especialmente para este tema en cuyas interpretaciones Nicks solía vestir envolventes vestidos negros que debió abandonar tras ser acusada de bruja y practicante de magia negra, evidenciando una vez más la carga histórica y la connotación negativa de dicha representación femenina, que no es más que la de una mujer sin cadenas, en control de sí misma y de su poder de autodeterminación. Dueña de su propia imagen, Nicks construyó una estética neogótica, etérea, que le otorgaron a su talento como cantante contralto y compositora, el magnetismo inimitable de una de las frontwoman de mayor influencia en la historia del rock and roll, reconocida por ser inspiración de intérpretes tan diversas como Sarah Mclachlan, Courtney Love o Sheryl Crow: «Cuando estaba en la escuela secundaria -recuerda Sheryl Crow, que coprodujo e interpretó cinco temas para el álbum- lo que se escuchaba por radio era más del tipo Foreigner y Boston, esa especie de bandas de rock colectivas. Stevie era una de las pocas mujeres que salía a hacer lo suyo y su presencia acaso haya sido mayor que la de cualquier otra, salvo la de Pat Benatar. Stevie ejerció una gran influencia sobre mí. Pensé que era la única mujer joven del rock con la que podía identificarme ya que hasta ese momento sólo tenía a Mick Jagger como referente. Con Stevie, fue como si una campana sonara en mi interior».

Para fines de la década del 70, Stevie Nicks es como en una de sus canciones, una diosa. Una diosa de la música rock y esclava de los excesos, pero al mismo tiempo modelo de las siguientes generaciones de vocalistas y compositoras, cuyo vibrato «resuena en la noche» con “dreams”, la oscura “gold dust woman”, «Sarah» y más adelante en el hit radial “Gypsy”. Entrando en los 80´s Fleetwood Mac se detiene, pero ella continúa al siguiente nivel con su debut solista, “Bella Donna” de 1981, disco que incluye «Edge of the Seventeen» y “Stop draggin my heart around” en colaboración con Tom Petty. Trabajo que la reafirma como un referente musical femenino y cuyo estatus estelar le permite desplazarse al rock pop de la época, fuertemente inspirada – como ella misma ha contado – en Prince, particularmente por “Little red corvette” que sirvió como fuente para su single “Stand back» de su suguiente disco del mismo nombre editado en 1983. Con Bella Donna, Nicks inició un catálogo de siete discos en solitario. El más reciente “24 Karat gold. Songs from the vault” publicado en 2014. A día de hoy, a sus 72, Stevie Nicks se mantiene en plena actividad en medio del confinamiento obligado a causa del covid-19. Lo hace preparando un libro y una película inspirados en “Rhiannon” y en su importancia en la historia de ella y de la banda.


Haber reintroducido el imaginario femenino al rock, haber jugado con ciertas personificaciones y haberlas hecho parecer como un elemento meramente estilistico son quizás algunas de las muchas hazañas de Stevie Nicks en el salvaje y masculino mundo del rock de los 70s. Ser la única mujer ingresada dos veces al amado y odiado Salón de la fama del Rock and roll, es desde luego, otra de ellas. Primero lo hizo con Fleetwood Mac en 1998 y luego por su trayectoria solista en 2019, recordándonos una histórica y vigente inequidad de género en el mundo de la música: Son 22 hombres los que ingresaron dos veces, versus cero mujeres. ¡Eric Clapton probablemente ya está allí 22 veces! Así que tal vez esto abra las puertas para que las mujeres luchen para hacer su propia música».

TRABAJADORAS DE LA MÚSICA DA INCIO A SU PRIMER CICLO RADIAL

TRABAJADORAS DE LA MÚSICA DA INCIO A SU PRIMER CICLO RADIAL

COMUNICADO

 

La Red de Trabajadoras de la Música, Mujeres y Disidencias (Tramus) se une a la tendencia
mundial de conciertos desde casa, los cuales serán transmitidos a través de diversas emisoras y plataformas de Iberoamericana Radio Chile.

Debido a la contingencia mundial se desarrollan cada día una serie de actividades que nos introducen a los espacios más íntimos de las diversas estrellas de la música de todo nivel. El formato «desde casa» ya está incorporado y suma audiencia constantemente. En ese marco es que Radio Los 40 decidió organizar este ciclo en que se destaque a quienes son parte de Trabajadoras de la Música, Mujeres y Disidencias (TRAMUS).

El ciclo «Músicas en tu Casa» constará de 4 fechas, y en cada una se realizará un concierto acústico en el que se mostrará el arte de diversxs artistas de la red, con el fin de dar a conocer a diferentes trabajadorxs de la industria musical chilena.

El primer capítulo de este ciclo será protagonizado por Julieta Venegas quien estará acompañada por tres exponentes de TRAMUS que fueron seleccionadas tras realizar una convocatoria interna en la red. Las participantes en este episodio son: Yorka, Malú Mora y Sol del Río.

La transmisión finalmente será por el Facebook Live y YouTube de LOS40, FM2, Rock&Pop, Concierto y ADN, y en LOS40 también será al aire por la 101.7

 

 

Programación Ciclo “Músicas en casa” –  20:00 hrs. 

Domingo 26 abril            Jueves 30 abril             Sábado 2 mayo               Jueves 7 de mayo

JULIETA VENEGAS         CAMILA MORENO        JAVIERA MENA                ANA TIJOUX

YORKA                             CHINI PNG                    ROSARIO ALFONSO       MARIEL MARIEL

MALÚ MORA                    NATISÚ                          MADELA                           KINÉTICA

SOL DEL RÍO                   NIÑA TORMENTA         KIKI NEEDS                      CATANA

KONTRABANDA  8M: ARTES GRÁFICAS Y MÚSICA

KONTRABANDA 8M: ARTES GRÁFICAS Y MÚSICA

Este 07 y 08 de marzo, se llevará a cabo la primera feria KontrabandA, donde mujeres y disidencias serán las protagonistas, a través de la creación de todo el contenido, tanto como feriantas, expositoras, músicas, productoras, y más.

Junto con poner en valor las artes gráficas, los oficios, los otros modos de trabajar desde la creación y la resistencia, la feria también es un espacio para potenciar las artes realizadas por personas que no pertenecen exclusivamente al circuito de KONTRABANDA.

Al igual que en FERIA KONTRABANDO realizada en diciembre de 2019, este edición en el marco del 8M, también contará una serie de talleres, música, conversatorios, intervenciones y hasta una cicletada @cicletadadelasninas que llegará a la feria.

Junto a las exposiciones, talleres, conversatorios, cicletada, espacio niñe y mami amigables para las que quieran mudar, amamantar y estar en un lugar seguro si necesitas sobre todo pre y post marcha, esta edición 8M ha contemplado la participación de destacadas músicas activistas que presentarán su trabajo musical de resistencia y lucha, entre las que se encuentran.

 

NOAH BLANCO

@noahblancomusic

Joven trans que se tapó el ojo frente a Larraín denuncia que Registro Civil no cambió su sexo ni su nombre. Desarrolla una carrera artística tanto en solitario como con la banda @dinosauriamusic

      

 

CAMILA VACCARO @camilavaccaro.musica

Cantautora que ha desarrollado su carrera tanto en Chile como en varios países de Latinoamérica donde lleva su canto de manera constante.

 

AYLIN SILVA

@aylinsilva.musica


 

UDARA, ENCUENTRO DE MUJERES Y ROCK

UDARA, ENCUENTRO DE MUJERES Y ROCK

En el marco del 8M, llega una nueva edición de Udara. Encuentro de Mujeres y Rock. Reforzando su labor de visibilizar el trabajo de la mujer en el ámbito del rock y de descentralizar el circuito el encuentro se llevará a cabo este 06 de marzo en el puerto de San Antonio.

Udara, nace el año 2016 con el objetivo principal de generar espacios de difusión para la música y todas las artes que componen el rock creado por mujeres, además de promover instancias de colaboración y redes entre participantes. Los encuentros de Udara, son instancias abiertas a todo público, en donde se llevan a cabo actividades como talleres de formación, conversatorios y charla, exposiciones y conciertos. Surge en respuesta a la poca visibilización del trabajo de mujeres rockeras y la falta de espacios para la difusión de sus proyectos. Frente a este panorama, se plantea como un espacio multidisciplinario que promueve la presencia femenina en el rock desde diferentes ámbitos, abriéndose desde la música, al sonido, producción, gestión, periodismo, artes visuales y gráficas, entre otras.
Colectivo Udara
Está formado por mujeres rockeras provenientes de diversas bandas, ilustradoras, fotógrafas, diseñadoras, productoras, periodistas, managers, locutoras, sonidistas, entre otras. Nace del primer festival con el objetivo de hacer redes de trabajo y contacto para potenciar el rol de la mujer, desde la necesidad y las ganas de conectarse, conocerse y compartir experiencias con otras mujeres que tienen al rock como parte importante de sus vidas.
ENCUENTRO 2020
En esta oportunidad el encuentro se llevará a cabo en la ciudad de SAN ANTONIO, reafirmando una de sus principales misiones: descentralizar la actividad musical y dar visibilidad a las bandas de distintas zonas del país.

UDARA, ENCUENTRO MUJERES Y ROCK 2020 contará con la participación de la bandas TÉFIRET – AURORA VORAZ – CACTUS ANDANTE, y se llevará a cabo este 06 de marzo en el CCSA a las 20.00 También forman parte del encuentro  FOI FOTOGRAFAS ORGANIZADAS INDEPENDIENTES ARTISTAS INVITADAS , PERFORMANCE Y  EXPOSICIONES

 

ARACELI CANTORA Y DANIELA AMAYA ABREN CICLO TRAMUS

ARACELI CANTORA Y DANIELA AMAYA ABREN CICLO TRAMUS

Las cantautoras Araceli Cantora y Daniela Amaya, son las encargadas de inaugurar la primera fecha del ciclo de música en vivo organizado por el colectivo TRABAJADORAS DE LA MÚSICA , este 04 de marzo en  Sala SCD de BELLAVISTA.

El colectivo que agrupa a cientos de compositoras, cantantes, músicas, sonidistas, visualistas, videastas, periodistas, productoras musicales, entre otras, ha organizado el ciclo de música y resistencia bajo el nombre CICLO TRAMUS, el cual se llevará a cabo del 04 al 26 de MARZO en los espacios SCD de Bellavista y BAR EL CLAN, del mismo barrio. El ciclo se enmarca en las actividades y manifestaciones en conmemoración de un nuevo 8M.

UNA FECHA, DOS VOCES

La fecha inaugural del ciclo que se extiende hasta el 26 de este mes, tendrá por protagonistas a dos incipientes y talentosas cantoras, DANIELA AMAYA y ARACELI CANTORA, ambas estarán mostrando su material más reciente y el adelanto de sus próximas novedades.

 

 

Daniela Amaya, cantautora y multinstrumentista, participó de algunos proyectos, hasta que en 2014 inició su periplo como solista. En 2016 lanzó «En el silencio», álbum muy bien recibido por la crítica. Actualmente se encuentra promocionando dos adelantos de su nuevo disco, «Déjame seguir» y «Monserrat», los que reflejan el nuevo sonido de la artista que se mueve en un cálido y potente pop rock, con base folk. Con sutiles melodías y profundas letras, Amaya intenta transmitir un mensaje de perseverancia y honestidad, teniendo como eje la liberación del ser y la búsqueda de los sueños.

 

 

Araceli Cantora es una compositora que mezcla un universo sonoro de ritmos diversos ligados a la tierra, el campo, la cordillera y las pampas. Sus canciones son un grito ingobernable de identidades resistentes a años de colonización. Actualmente se encuentra promocionando su nuevo sencillo «A veces» junto a Rebeca Lane, además trabaja en su próximo single llamado «Véngase pa’ acá». 

Entradas por sistema @eventridcl