ALMA NEGRA: SONIDOS PARA LEER. MÚSICA PARA PENSAR

Spread the love

 

 

¿Qué es el alma sino un lugar de controversia? ¿qué es una librería sino un lugar de encuentro? Ambas ideas parecen entrecruzarse y cuajar en un nuevo proyecto que lleva por nombre Alma Negra Librería, lugar que abre sus puertas virtuales en cuestión de días para proporcionar un vasto catálogo de ediciones tanto locales como importadas en torno a la música, muchas de ellas por primera vez en Chile. La librería virtual a su vez plataforma también se inaugura con un extenso programa de talleres y clubes de lectura que tendrán como eje central bibliografías musicales. Quisimos adentrarnos en esta propuesta librera de marcada inclinación hacia la música conversando con su mentora, Silvana Vetö.

______________________________________________________________

La pandemia que vive el mundo desde hace un año ha traído grandes remezones a todas las industrias creativas. La industria del libro no ha sido la excepción. Las librerías físicas alrededor del mundo han atravesado largos apagones bajando sus cortinas por largas temporadas de cuarentena, teniendo que enfocarse, como casi todo en este improvisado y repentino nuevo mundo, a la venta on line, al igual que las actividades de fomento lector, lanzamientos, conversatorios, talleres y clubes de lectura, tuvieron que trasladarse a la virtualidad. En Chile, la creciente edición independiente tuvo que reformularse rápidamente y los sellos editoriales como las librerías tuvieron que subirse al carro, literalmente, de la venta on line, un formato aún no suficientemente explorado por estos lados, levantando tiendas virtuales para sus catálogos y desplegando logística que hiciera posible los despachos inmediatos y expeditos. En solo cuestión de semanas, durante 2020, la industria editorial independiente en Chile se transformó en plena marcha, sorteando la incertidumbre y teniendo competidores gigantes como Busca Libre o Amazon. 

Pero la proliferación de la venta on line abrió nuevas posibilidades en el horizonte del sector librero muchas veces agobiado por el pago de elevados arriendos y una venta discreta que ya penaba sin pandemia, donde las aperturas y prematuros cierres eran lo cotidiano en un Santiago que antes de ser la ciudad confinada que ha sido tampoco se caracterizó por ser una urbe de librerías. Esas nuevas posibilidades que abrió la pandemia hicieron que quienes iniciaron la aventura de montar una librería en medio del desastre se volviera algo más alcanzable en términos de inversión y cien por ciento realizable en la era de la distancia social. En este escenario nace Alma Negra, librería virtual que en cuestión de días abrirá sus puertas para proporcionar un exquisito catálogo de libros que abarca ciencias sociales, humanidades, narrativa, poesía pensamiento crítico, arte, estética y desde luego, y con el mismo énfasis, música, en distintos registros que van desde el ensayo, la investigación, la biografía, la filosofía y más.

Como pocos han sido hasta ahora los sellos editoriales locales abocados a la edición exclusiva y primordial de libros en torno a la música, inexistente han sido las librerías con grandes y contundentes secciones dedicadas a ella. Pareciera ser que por largo tiempo en el país de los poetas, la música como objeto de estudio, reflexión y debate ha sido la hermana pobre del resto de las disciplinas para el criterio librero. No es fácil olvidar aquellos años de la era pre digital y pre globalización en que la pesquisa de colecciones musicales llegadas desde España principalmente como las de editorial Cátedra, se encontraban solitarias y olvidadas entre títulos de arte, cine o diseño. O incluso, yendo más lejos, en aquellos paseos obligados y obsesivos a bibliotecas universitarias en busca de más títulos. Con el tiempo, y a paso lento, en algunos casos la propuesta librera enfocada a la música ha ido mejorando tanto en importaciones como en distribución y presencia de ediciones locales de valioso aporte periodístico, investigativo y testimonial, un leve aumento que sigue siendo menor en tanto otras disciplinas y secciones.

Desde su génesis la propuesta de Alma Negra estuvo pensada como una respuesta a esta carencia, una inquietud surgida a partir de la necesidad de su mentora y creadora Silvana Vetö, Doctora en Historia, investigadora y, tal como lo recalca, melómana compulsiva. Asociada con el conocido librero Gaspar García, Alma Negra comenzó a tomar forma luego de dejar su puesto como profesora asociada en una reconocida universidad privada. Siguiendo su instinto y llevando a la acción la idea que la persiguió por años, decidió aventurarse al oficio librero al cual le pondría su sello propio, la música y la música. Tanto como me gustan los libros, me gusta la música, incluso más y desde antes. Antes de los libros me obsesionaban los cassettes, los cds y los vinilos, por lo tanto, al momento de pensar los libros que iba a tener en el catálogo de la librería era natural que tuviera que haber muchos libros de música. Por otro lado, siempre tuve la impresión que no hay librerías en Chile que tengan un foco especializado y un catálogo de libros escogidos con pinzas sobre música. Entonces también se transformó en una necesidad y en una carencia desde el mundo librero que me pareció interesante de atender. Para mí era natural que los libros de música tuvieran un rol relevante”. Nos relata Silvana Vetö

Silvana Vetö, dueña de Alma Negra Librería

Enfocada en proveer libros a los melómanos obsesos como ella que buscan profundizar su experiencia musical a nivel integral, Vetö pone el acento en el libro como contenedor de conocimiento indistinto en el caso de la música y recalca la relevancia de la música como arte y como expresión sociocultural de cada tiempo. “En ese sentido los libros sobre música aportan una mirada distinta a la experiencia de la música que no tienen que ver solo con escuchar, bailarla, producirla o crearla sino que pensarla. Sino también con pensar en torno a la música, y pensar en el rol que cumplen en los distintos contextos políticos económicos, culturales, pensar su rol en los procesos sociales e históricos como también pensar el rol que cumplen lxs artisxs y musicxs han influido en distintos momentos histórico de crisis, de estallidos, de ruptura, de subversión como lo fueron el movimiento hippie anti Vietnam, el punk, la música política y la música de resistencia en Dictadura, y así muchísimos ejemplos”. Señala Vetö

 

Tras meses de marcha blanca, Alma Negra ya cuenta con el grueso de su catálogo de partida dispuesta a inaugurar su tienda virtual durante el mes de abril con una selección musical que contempla a autores imprescindibles como Simon Rynolds o David Stubbs y que reúne a sellos como Es Pop Ediciones con biografías de Paul Stanley de Kiss, Lemmy Kilmister de Motorhead y Phill Lynnott de Thin Lizzy. Errata Naturae, desaparecida por largo tiempo de los estantes locales. Caja Negra desde Argentina, o la renombrada Alpha Decay. Y como novedades totales los sellos Holobionte, del cual se destaca el título “Bowie: posthumanismo sónico” del autor uruguayo Ramiro Sanchiz, libro del cual se realizará un conversatorio durante mayo. En esta misma línea como novedad total también se encuentra Zindu & Gafuri Ediciones con textos de Laurie Anderson, John Cage y Yoko Ono, entre otros. En cuanto a los sellos nacionales, Santiago Ander destaca como «la editorial que se está haciendo cargo de poner la música en libros» dice Vetö con su colección de Atril compuesta por los aplaudidos títulos Joy Division: El fuego helado de Marcos Gendre, Disco Punk de Emilio Ramon y Ricardo Vargas, y recientemente Estragos de una juventud sónica del catalán Ignacio Julià, entre varios otros.

Pero tal como reza su manifiesto Alma Negra es más que una librería y una librería es más que solo libros.“Alma negra busca crear y acoger una comunidad lectora y autorial interesada en descubrir y encontrar en un solo lugar referencias literarias que aborden temas de interés crítico apostando por el debate, el diálogo y la colaboración”. En concordancia con estas premisas el espacio cuenta con una nutrida agenda de talleres y clubes de lecturas que se estarán realizando a partir de mayo y para los cuales ya se encuentran abiertas las inscripciones. Tres de ellos giran en torno a títulos musicales, el primero de ellos, “Vías combinadas: escrituras posibles y música pop” a cargo del periodista Felipe Mardones, autor del libro “El ritmo del planeta”. El segundo se titula “Jorge González como síntesis de la canción popular chilena: entre el pop y el folclor” a cargo del académico Felipe Larrea. Y el tercero de ellos “Lecturas para subir el volumen: una historia musical de feminismo y crítica patriarcal”. Más información aquí.

La suerte parece estar echada y al menos la pandemia ha traído consigo el surgimiento de un noble espacio que entusiasma y refresca la confinada vida de lectorxs y melómanxs. Por ahora las indicaciones y recomendaciones han sido entregadas en estos párrafos, el Alma Negra se prepara para iluminarnos como un faro de lecturas y música para los días, mientras su fundadora se despide y nos confiesa el deseo que toda librera lleva consigo “Me gustaría que la librería llegase a ser conocida como un referente en cuanto a su catálogo especializado en música”.

CONOCE LOS TALLERES Y CLUBES DE LECTURA

VISITA SUS REDES SOCIALES

PRONTO

www.almanegralibreria.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *