Rossana Montalbán

Rossana Montalbán Marambio, Periodista y Licenciada en Comunicación Social. Mención Industria Cultural y Medios Digitales. Se ha desarrollado en el área de la industria del libro para distinas casas editoriales y en el periodismo musical en medios escritos y radio. Ha trabajado con editoriales nacionales e internacionales, entre ellas, Fondo de Cultura Económica, Cuarto Propio, Liberalia Ediciones, Garlopa Ediciones y otros. Creadora, productora y locutora del programa radial Noches de Rock, espacio de entrevistas a bandas de la escena rock independiente local, transmitido entre los años 2005 y 2009 en formato podcast y en la red de radios comunitarias de Chile. Columnista de la emblemática revista de metal Grinder Magazine. Formó parte del equipo de cobertura de shows en vivo para la agencia FotoRock,cl y autora de la sección Memoria Rock para la misma plataforma. Autora de la Columna Disco Eterno en Disorderl.cl, y colaboradora en Revista La Noche. En 2013 funda Crónica Sonora, medio digital que dirige actualmente .
EN ESTADO DE GRACIA

EN ESTADO DE GRACIA

 

6a976fd9-4062-4608-af4d-57ce5d189604

 

En ese mismo sendero, el blues es su gran influencia, palpitando en todo su trabajo. Jeff Buckley es un músico que lo practica con todas sus letras al momento de componer, cantar y tocar la guitarra, pues comprende cada uno de sus códigos, y posee su sentimentalismo y crudeza. Su lenguaje es poético, su estilo personal, canta y escribe con las penas del diablo; exorciza, y crea belleza. Grace es su máxima, huele a música del alma.

En Grace lo de Buckley es implícitamente ambicioso y perfeccionista. Toma referentes estilísticos clásicos para reconfigurarlos a su medida, casi siempre desde lo eléctrico. Mostrando credenciales, su voz tenor lo lleva a elegir tres diversas canciones ajenas para interpretar, porque Buckley es muchas veces un cantor cuya voz y Telecaster son capaces de hacer a Cohen o a Holiday; hombre o mujer, jazz o rock; blues o folk; amor, soledad; lo sagrado, lo pagano; la vida y la muerte; así es el imaginario y el repertorio del que canta, solo determinado por el acto en sí.

 

 

9400_4c93.gif

 

MOJO PIN: La primera afirmación de todo lo que esbozamos al inicio; acordes emergiendo desde el silencio, la voz de Buckley evocando recuerdos y sensaciones: reconstruyendo una escena, una cama, un tacto. Su canto comienza a entrar en la ensoñación propia del delirio de quien necesita a alguien que, sólo puede ser sustituido, de forma pasajera, por ese “Mojo pin”, al que alude: “if only you’d come back to me, if you laid at my side, wouldn’t need no mojo pin, to keep me satisfied. Y regresamos a la realidad, en un estallido de guitarras y el coro: “Don’t wanna weep for you, don’t wanna know, i’m blind and tortured, the white horses flow, the memories fire, the rhythms fall slow, black beauty i love you so”. Su canto siempre en el lamento, un fraseo ligero que se suelta de su boca para ir más alto donde su registro vocal agudo y emotivo sube y baja una y otra vez. Jeff nos está cantando un blues todo el tiempo, entendiendo el blues como el canto del alma y nos está hablando de la esencia de todo esto al decir: “born again from the rhythm screaming down from heaven”, una idea que ronda en otras canciones.

 

 

 

GRACE: Remece desde los primeros acordes, describiendo un encuentro, la muerte, el amor, el renacer a algo. Quién sabe. Un tiempo ha llegado. Así lo describen los versos : “There’s the moon asking to stay / Long enough for the clouds to fly me away / Well it’s my time coming, i’m not afraid to die”. Mientras que en el siguiente verso, nuevamente la impronta de quien entiende el hecho de cantar, de portar la voz: “My fading voice sings of love, But she cries to the clicking of time, Of time”. Potente melodía electroacústica, configurando a su manera el rock y el folk. El medio tiempo siempre balanceándose hasta cierto punto, de ida y de vuelta en medio de los juegos y contraposiciones de cuerdas y arcos, vitales en el sonido translúcido de la canción, jugando con la intensidad y un coro en segunda línea en el último puente, apoyando a la voz de nuestro Buckley. Es ahí cuando el tiempo del que nos habla se detiene y el sonido de un “tic tac” contando el compás, va y viene,  como cuando nos dice “wait in the fire”, para luego volver a zarpar y terminar arriba en guitarras y voz. Su letra, inseparable de lo que su voz y la sonoridad transmiten, es intensa y redentora como la naturaleza de lo que se está manifestando en la vida de quien canta: “Oh my love, And the rain is falling and i relieve My time has come / It reminds me of the pain I might leave, Leave behind”.

 

LAST GOODBYE: Probablemente la más groovie del disco, un juego de slide y una línea de bajo súper marcada y pegajosa en su comienzo. Una clásica balada de medio tiempo y delicados arreglos que le dan el dramatismo de la despedida: Kiss me, please, kiss me / But kiss me out of desire, babe, and not consolation, You know, it makes me so angry ’cause I know that in time / I’ll only make you cry, this is our last goodbye”.

 

LILAC WINE: Es en este momento cuando el músico, el cantautor, nos dio una clave vital para entenderlo, y que evidentemente, una vez fallecido, con las publicaciones póstumas, quedó aún más claro. En esta lista Lilac Wine es la primera apropiación de un tema ajeno, que más adelante volveremos a encontrar. Si bien “Hallelujah” de Leonard Cohen es por antonomasia uno de los mejores covers, al menos, de los noventas, uno de los mejores covers a Cohen, y uno de los mejores covers que hizo Jeff en vida,  ya sabemos, que sólo es uno de muchos.

 

jeff-buckley

 

Lilac Wine, originalmente cantada por Eartha Mae Kitt y Nina Simone, dos de las bellezas negras que Buckley adoró y tributó cuanto pudo, nos lleva a todo lo que nutre su música y que por sobre todo define su manera de cantar e interpretar: la melancolía propia del blues. Siempre desde el desgarro, la elegancia y armonía del jazz, precisamente, en este momento, donde su prodigiosa voz se pone al servicio de una pieza jazzística para cantar sobre la borrachera interminable de quien pierde a su amor:i lost myself on a cool damp night, gave myself in that misty Light / was hypnotized by a strange delight under a lilac tree”/ “i made wine from the lilac tree, put my heart in its recipe/ it makes me see what i want to see, and be what i want to be/ when i think more than i want to think, do things i never should do/ i drink much more that i ought to drink, because i brings me back you”, / “Lilac wine, is sweet and heady / like my love, lilac wine, / i feel unsteady, like my love”.  De manifiesto su fascinación por las voces femeninas y su afición al travestismo vocal, algo que pocos y talentosos cantantes masculinos pueden hacer de manera tan fluida.

 

SO REAL: Vertiginosa y confesional, Buckley parece empeñado en sacar todos los tormentos afuera. Un crudo y suelto riff en aparente calma, marca todo el tema, junto a las divagaciones que la letra describe de manera más bien críptica: “Love, let me sleep tonight on you couch, and remember the smell of the fabricof your simple city dress, oh… that was so real” / we walked around til the moon got full like a plate / the wind blew an invocation and i fell asleep at the gate”La guitarra va subiendo a medida que se intensifica la confesión, hasta explotar en una suerte de mareos sónicos. Porque lo que se presenta como íntima afirmación es el retrato de las emociones ambivalentes y el vértigo ante el más poderoso de los sentimientos que experimentamos los seres humanos: “i love you, but i’m afraid to love you, i love you, but i’m afraid to love you, i’m afraid / oh… that was so real”.

 

HALLELUJAH: En este recorrido por Grace, una segunda y profunda aproximación a lo que Jeff Buckley es como intérprete, y cómo toma lo que de cierta forma pareciera pertenecerle, porque Buckley inicia un diálogo cuando toma a Cohen, a Simone, a Piaf o a The Smiths. Si Leonard Cohen había ido lejos al tomar este mito católico sobre el Rey David como recitan sus primeras líneas “I heard there was a secret chord, That David played and it pleased the lord”para iniciar toda una metáfora sobre lo trascendental de la vida en cada una de sus expresiones más mínimas, reales y salvajes: “Baby I’ve been here before, I’ve seen this room and I’ve walked this floor / I used to live alone before I knew you / I’ve seen your flag on the marble arch / But love is not a victory march / It’s a cold and it’s a broken hallelujah”. Porque Hallelujah es metáfora, incluso ironía, cuando se está haciendo referencia en tono “sagrado” o “místico” a las enseñanzas que la vida con sus diferentes ribetes puede dejar: Well, maybe there’s a god above / But all I’ve ever learned from love / Was how to shoot somebody who outdrew you / It’s not a cry that you hear at night / It’s not somebody who’s seen the Light / It’s a cold and it’s a broken hallelujah” En clave gospel y canto religioso, como parte de esta metáfora construida por Cohen al componer la canción. Buckley toma, probablemente, como modelo la versión hecha por JOHN CALE en 1991, incluso con cierta solemnidad, y quizá, abrumado cuando nos deja escuchar ese suspiro antes de comenzar a interpretar casi a capela, sólo acompañado de la guitarra. Nuevamente su voz, el principal instrumento en todo esto, su color, su altísimo registro y su intensidad estremecen hasta los huesos.

 

 

25ztooj

 

 

LOVER YOU SHOULD´ VE COME OVER: Enfrentados ya con todo lo que nos conmueve desde lo más profundo, Lover you should´ve come over” es la poesía que nace de la ausencia, el deseo y el desconsuelo. Órgano y guitarra acústica; con los clásicos códigos del folk rock, describe entre metáforas y palabras sencillas, la miseria y la procesión que dejan los amores perdidos, los amores rotos: Looking out the door I see the rain fall upon the funeral mourners / Parading in a wake of sad relations as their shoes fill up with water” / “I’m broken down and hungry for your love / With no way to feed it  / Where are you tonight? Child, you know how much I need it”. Porque en estos términos nos movemos en el universo de un compositor que está exponiendo el alma con su música, reflexiones y dudas que penan, la ambivalencia nuevamente“And maybe I’m too young, To keep good love from going wrong, But tonight you’re on my mind so (you’ll never know)” / “Too young to hold on and too old to just break free and run”. Jeff Buckley nos lleva en sus letras al sentido trágico de las cosas: So I’ll wait for you… And I’ll burn, Will I ever see your sweet return, oh, or will I ever learn”Acompañado de un sutil coro de apoyo, lleno de aires soul y gospel en los términos de Buckley“Caus It’s never over, my kingdom for a kiss upon her shoulder  /  It’s never over, all my riches for her smiles when I sleep so soft against her… / It’s never over, all my blood for the sweetness of her laughter / It’s never over, she is the tear that hangs inside my soul forever”Es este mismo sentido trágico en el que se mezclan la pérdida, el requerimiento y la espera. Aunque todo esté perdido, cantando con devoción a quien aún se ama con devoción: Sweet lover, you should´ve come over / Oh, love well I’m waiting for you / Lover, you should’ve come over… Cause it’s not too late”. 

 

Grace

 

CORPUS CHRISTI CAROL: Buckley elige al enorme Benjamin Britten, pianista inglés, compositor y director de orquesta. Britten, a quien reconocemos entre los grandes nombres de la música clásica del Siglo XX, debía tener una cualidad específica que llevará a Buckley a invocarlo de esta forma, entendiendo el diálogo del músico con la interpretación vocal; palabra clave, además del oscuro sentido de la pieza escogida. Precisamente, la obra de Britten está enfocada a la música vocal y a las emociones transmitidas por los tonos y armonías de la voz. Buckley no se equivoca, y como el cantor que es, se desdobla vocal y emocionalmente para meterse en la piel de lo que está interpretando. Celestial, majestuoso, ya ni siquiera es Buckley; un espíritu ha emergido de su garganta para cantar los versos: “Lu li lu lay lu li lu lay / The falcon hath born my mate away / And on this bed there lieth a Knight / His wound is bleeding day and night / By his bedside kneeleth a maid / And she weepeth both night and day”.

 

 

ETERNAL LIFE:  Quizá, sin saberlo nuestro hombre escribe su propio epílogo: “Eternal Life is now on my trail, Got my red glitter coffin, man, just need one last nail, While all these ugly gentlemen play out their foolish games. There’s a flaming red horizon that screams our names”El decibel es alto y la rabia marca la pulsión; quemando puentes, Buckley se alinea con el sentido maldito del rock n roll.

DREAM BROTHER: El adn de ésta última dice entre otras cosas: Led Zeppelin. Cadenciosa, exótica y lisérgica; su sonido parece alimentado por los grandes momentos del Physical Graffiti. Tenemos claro que Jeff Buckley aprendió muchísimo de Zeppelin, desde el travestismo vocal que Plant ya practicaba en los sesenta y en la relectura del blues en la voz y la guitarra. Dream brother oscura y misteriosa: “That dark angel he is shuffling in, Watching over them, with his black feather wings unfurled”/ Dream Brother with your tears, scattered round the World”Se hacen presentes los demonios del abandono de su padre Tim Buckley: “Don’t be like the one who made me so old, Don’t be like the one, who left behind his name, ‘Cause they’re waiting for you like I waited for mine….And nobody ever came”.

Un cantautor, por ese entonces, en pleno ascenso, encaminado a ser el favorito de la industria, encaminado, quizás, a ser estrujado por ella, ya alabado por pares y predecesores, y cuya abrupta muerte deja todas esas interrogantes de siempre ¿qué hubiese pasado si estuviera vivo?  ¿ su música sería tan valorada si él aún estuviera grabando discos? ¿Qué música estaría haciendo hoy?. ¿Y si hubiese hecho otro disco tanto o más bello que Grace, quién sabe? Resulta inevitable pensar que, probablemente con vida, su obra y su impronta hubieran caminado menos estelares como un buen secreto a voces, respetado, citado pero sin ese exceso de «gloria» que la muerte, muchas veces entrega. Quizá, la muerte lo embellece todo.

LA CANCIÓN DE TEXTO Y SUS POSIBILIDADES

LA CANCIÓN DE TEXTO Y SUS POSIBILIDADES

PEZ ESPIRAL PRESENTÓ LA BOLSA DE BASURA LIBRO DE CUENTOS BREVES DEL MÚSICO Y ESCRITOR URUGUAYO

LEO MASLÍAH.  (MARTES 06 DE AGOSTO, 2019. TEATRO ICTUS, SANTIAGO) 

 

                                                                                              Fotos por Alejandro Hidalgo

 

Tres encuentros con Leo Maslíah marcan este mes de agosto la cartelera de la capital. El primero de ellos, motivado por la publicación de su libro de cuentos breves LA BOLSA DE BASURA, en una cuidada edición chilena a cargo del sello independiente PEZ ESPIRAL. Los otros dos, dedicados a repasar en vivo su extensa producción fonográfica de mas de 40 discos. Un repertorio musical que sonará en Santiago y Valparaíso

 

 

La prolífica trayectoria de Maslíah como pianista, compositor y escritor hacen de su producción artística una pieza de colección única en el panorama del quehacer musical hispanoamericano. Hoy con más de 40 años de trayectoria a cuestas Leo, el escritor, el compositor y el eximio pianista, todos, uno solo, recorre escenarios familiares como el Teatro Oriente o el Teatro Ictus donde se reencuentra con viejos amigos como los cantautores Eduardo Peralta, Felo, y el periodista y escritor Jorge Montealegre, a quien conoció por Payo Grondona, todos juntos, reunidos y unidos por lugares, historias, anécdotas y paralelismos como tantas veces en el CAFÉ DEL CERRO .

 

 

Es un encuentro especial, es cosa de pensarlo, pues por primera vez se edita en Chile la obra literaria del uruguayo, una obra literaria latente en su obra musical, y donde resulta casi imposible entender la una sin la otra, pues la literatura de sus canciones es patrimonio suyo como de aquellas generaciones que crecieron escuchándolo y compartiendo escenario con él. Así lo cuenta Eduardo Peralta, el primero de los presentadores de la velada en Teatro Ictus: Yo he admirado siempre la versatilidad y oficio de Leo”- “Decir que leo es un artista inclasificable es poco. Yo pienso que es un inquieto con una creatividad sin límites que le impide constreñirse a solo un ámbito de la expresión artística”.  

Peralta , poeta, trovador, amigo íntimo de los versos y la melodía escribe como canta y canta como escribe, por eso ha querido homenajear a MASLÍAH con un poema al estilo de los trovadores medievales con rimas en la misma forma en varias estrofas como si fueran espejos, semejantes, pero nunca iguales:

 

   LEO MASLÍAH CON BANDA / 

es un concierto genial / 

que trae su sarabanda / 

desde la Banda Oriental… / 

Por eso en el Teatro Oriente / 

Leo Maslíah y su gente / 

harán su gran recital / 

y eso es Providencial…

El talento se desbanda / 

de este artista magistral / 

cuya leyenda se agranda / 

como en la canción ritual / 

de Fernanda… Qué elocuente / 

es este Leo, vidente, / 

irreverente ancestral, / 

diverso y fundamental…

Este martes en Chile anda / 

con su propuesta esencial / 

Sin Parra mas con parranda / 

literaria y musical, / 

En este teatro valiente / 

histórico y resiliente / 

hoy no hace un recital… / 

Lanza su libro especial…!

Por hacerle propaganda / 

hablan de humor… ¡qué banal! /

Quieren reducir a stand up /

Su talento colosal? / 

Leo es algo diferente / 

polisémica es su mente… / 

Es uruguayo total / 

y además universal…

Que en Chile como en Holanda,

Canelones y Parral,

Rusia y Nueva Zelanda,

Pueda hacer su recital!

Para que así mundialmente

Su arte inteligente

Tenga como es natural

Un planetario sitial…

El surrealismo manda

En su estilo sin igual,

Y Aristide con su bufanda

Roja, desde un pedestal,

Lo mira amable y sonriente,

Con Brassens y con Lapointe,

Desde el océano astral

Donde hay un Pez Espiral…

Hasta el Solís le comanda

Un obra original!

Que tal ejemplo se expanda

A nuestro Municipal…

Gracias, te dice mi gente,

Que irá contigo al Oriente,

Leo Maslíah inmortal,

Uruguayo universal!

 

 

En la obra de Maslíah se cruzan la poesía, la música clásica, la música popular, el teatro y el cuento, siendo LA BOLSA DE BASURA uno de los libros más queridos de su catálogo literario, cuyas ediciones en Argentina y Uruguay se han agotado de forma recurrente, volviéndolo uno de esos libros escurridizos e inencontrable. Originalmente editado por la emblemática EDICIONES DE LA FLOR, misma casa editorial de la entrañable MAFALDA, La bolsa de basura reúne textos escritos entre la década de los 80 y 90, algunos de ellos, material usado por el músico en sus presentaciones en vivo. Relatos breves sobre la cotidianidad donde la brillante y a veces experimental prosa de Maslíah es capaz de transformar acciones ordinarias en delirantes situaciones del gran teatro del absurdo.

 

 

El periodista Jorge Montealegre comenta : “El relato de Leo es una imagen en cámara lenta que muestra la ridiculez de cada movimiento y de lo que se está haciendo. Leo es un observador describiendo algo que al mirarlo detalladamente resulta tragicómico, mostrándote la evolución inesperada de los acontecimientos”.

 

 

La velada continúa con FELO relatando sus primeros encuentros con Maslíah en el extinto y recordado CAFÉ DEL CERRO. Con la extrañeza e ironía de siempre dice desconocer por completo el motivo de su participación en este lanzamiento. Su singular chispa saca carcajadas a todo el teatro, una y otra vez, mientras continúa repasando una serie de anécdotas que lo unen al autor. Finalmente, guitarra en mano, es el encargado de cerrar el memorioso encuentro.

 

                                                                                       Fotos por Alejandro Hidalgo

 

Pensar en LEO MASLÍAH es pensar en la canción de texto en casi todas sus posibilidades, así mismo LA BOLSA DE BASURA en su primera edición en Chile, (PEZ ESPIRAL 2019) resulta una de esas ideas bien pensadas sobre una obra musical-literaria-teatral casi inseparable.

LEO MASLÍAH Y BANDA SE PRESENTA ESTE JUEVES 8 DE AGOSTO EN TEATRO ORIENTE, 21 HRS. MÁS DETALLES AQUÍ

 

UNA OLA DE FRÍO AZOTA SANTIAGO.

UNA OLA DE FRÍO AZOTA SANTIAGO.

Una ola de frío cae sobre la ciudad y no es exclusivamente por el invierno que azota. 

Vuelvo a Bar Loreto para comprobar, quizás, una vez más, el estimulante estado de la escena dark cold wave de nuevo siglo. Hace un año exacto, DRAB MAJESTY, se presentaba en este mismo local repleto de devotos dispuestos a escuchar al futurista y maquinal dúo dueño de una elaborada visualidad. 

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

Un año después, la novedad viene del continente latinoamericano; México D.F, y lleva por nombre, nada más y nada menos que, STOCKHAUSSEN, título decidor para el proyecto solista del músico ÁNGEL KAUFF, una suerte de joven prodigio con formación en piano clásico cuya pasión por las teclas ha desatado una búsqueda y experimentación que trasciende siglos y sonidos enlazando el barroco, la música moderna y el minimal wave. En la música de este STOCKHAUSSEN, teclas y teclados parecen cruzarse constantemente, muestra de ello es su disco XXI (2018), con recurrentes escenas de la hipercomunicada era en que vivimos, una era en que humanos y máquinas, no tan sofisticadas, están a punto de ser uno solo. 

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

Ángel Kauff visita por primera vez Chile alentado por sus colegas chilenas DIAVOL STRAIN y por la jugada desinteresada de METATRON PRODUCCIONES, los mismos responsables de la visita de los fundadores del sello danés de música post industrial POS ISOLATION, Christian Staadsgard y Loke Rahbek, en noviembre de 2018.

Compañeros de ruta en giras anteriores, esta fecha reúne nuevamente al músico mexicano con el dúo feminista dark cold wave DIAVOL STRAIN, prontas editar su segundo LP y a embarcarse en una nueva gira por México y E.E.U.U. 

Son las 23:30 cuando Lau y Ginger, (DIAVOL STRAIN) en bajo, guitarra y sintetizadores, ya se preparan para salir a escena, mientras el bar, poco a poco, comienza a repletarse con un público aún no habituado a la música antes de medianoche. 

 

DIAVOL STRAIN LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

La profunda voz de LAU y las guitarras distorsionadas y resonantes de GINGER comienzan a escucharse en el rojizo escenario de Loreto. Las líneas de bajo marcan el pulso y las vertiginosas pistas sintéticas nos conducen por el imaginario feminista y distópico del DIABLO EXTRAÑO. La banda repasa su ep DEMONIO y su disco TODO EL CAOS HABITA AQUÍ, con temas como WROCLAW, PUERTA AL CREMATORIO, MÁS ALLÁ DEL MURO DEL SUEÑO o ÉTER

 

DIAVOL STRAIN LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

Finalmente, la reunión se concreta con KAUFF subiendo a escena para una feroz versión a tres voces de TODO EL CAOS HABITA AQUÍ. Diavol Strain se despide dejándonos la sensación de haber presenciado a uno de los proyectos musicales más serios y sólidos de la escena oscura local.

 

DIAVOL STRAIN LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

El bar se ha llenado, y sobre el escenario el joven STOCKHAUSSEN saluda, agradece la asistencia y el encuentro con Chile. Comienza la era del hielo sintético, pistas, teclados y baterías programadas acompañadas de una robótica y profunda voz que describe imágenes urbanas y solitarias,  la ciudad y el humano-humanoide. Virulenta y sintética, así suena la música de STOCKHAUSSEN, invitando a un baile frenético y repetitivo como el eterno loop de su máquina. Una máquina que alberga los diferentes registros de la música electrónica, a veces más fría y otras veces industrial donde la voz no pierde protagonismo y las letras en español predominan, así lo demuestra el set list compuesto por títulos como “Un dilema”, “La información”,“Nuevas tecnologías”, “Moderna sensación”, entre otras.

 

STOCKHAUSSEN EN CHILE- LIVE BAR LORETO 19 DE JULIO 2019

 

En una fría noche de julio, una fecha de culto en plena ciudad de Santiago de Chile, ha terminado por tender los puentes entre la escena dark cold wave local y latinoamericana .

 

 

EN LA CRISIS DE LA MEDIANA EDAD.

EN LA CRISIS DE LA MEDIANA EDAD.

Elegir un disco de The Rolling Stones para revisar resulta, personalmente hablando, una tarea difícil per se, sobre todo cuando el amor que se siente por ellos hace perder cualquier atisbo de “razón” ante su discografía. Pues bien, en medio de la indecisión lógica que acarrean tamaños discos como AftermathBeggars BanquetSticky fingersExile On Mainstreet y varios más que, quizá ni siquiera sean tan grandes pero que siempre guardan más de alguna joya, decidí ir por periodo y simbolismo. Dejando atrás los primeros días de blues y psicodelia con la firma de Brian Jones; pasar de largo por la brillante y prolífica era Mick Taylor; y dirigirme al ciclo de Ron Wood y el término de los agitados setentas. Así llegamos a los ochentas, pues los Stones se venían preparando para su tercera década dos discos atrás; Some Girls 1978 y Emotional Rescue 1980, ambos con momentos neurálgicos en “Miss you”, el homónimo “Emotional Rescue” o “She so cold”. Sin embargo, no fue sino hasta 1981 con Tattoo You que la década se abrió avasalladora para sus majestades satánicas en plena era posmoderna, post punk y new wave.

1c1712d10bc8d301f79ca79816630a35

Siempre inamovible, la institución Rolling Stones pasaba por sus propios cambios. Algo resentidos después de los turbulentos y excedidos setentas, de vuelta del “sexo, drogas y rock and roll”, el espectro de la banda parecía algo agotado. Los Stones debían aprender a calzar su estatus de señores del rock & roll, pues ya no eran novedad y tampoco eran esos chiquillos que los padres prohibirían a sus hijas. Esta suerte de crisis, entre la eterna juventud y el inevitable paso del tiempo, a nivel musical venía percibiéndose entre Some Girls y Emotional Rescue; algo no cuajaba completamente en el sonido de ambos discos. A pesar de contar con grandes momentos, la energía vital de la banda no alcanzaba, efecto lógico, ya que nunca habían parado entre una década y otra; aún así, tampoco lo harían ahora, pero quizá, ya era momento de soltar esa necesidad imperiosa de ser siempre los Rolling Stones.

maxresdefault (3)

START ME UP: Un riff que tiene vida propia hace décadas, la carga sexual explícita, la mujer objeto, y ahí ante nosotros la primera confesión de los Stones en la crisis de la “madurez”, rogando por un segundo aliento: If you start me up, If you start me up I’ll never stop”-  “You make a grown man cry / Spread out the oil, the gasoline / I walk smooth, ride in a mean, mean machine / Start it up”. “Ride like the wind at double speeden / You, you, you make a grown man cry / You, you make a dead man come”. Más allá de su natural resonancia como single oficial y súper hit,“Start me up” es una rola de las más grandes en el cancionero de la banda, de esas que te devuelven el alma al cuerpo, transmitiendo energía sexual por los poros. Dos décadas a cuestas, y nuevamente los Stones entregaban una canción icónica en sonido y en imagen. En su video, Jagger, sus muecas, sus movimientos, ropa deportiva, malla elástica y cinco figuras esqueléticas, resistiéndose a ese inevitable paso de la edad. Un comienzo sin medias tintas los Rolling Stones poniendo la firma en la década de los ochentas.

rolling-stones-tattoo-you-us-inner-hoof

HANG FIRE: Sigue la lógica que ya nos anunciaba “Start me up”, la banda rebosante de energía, siempre con un tono lúdico, nos viene a decir que los Stones estaban de vuelta y estaban en llamas, con desparpajo, carácter y esa elasticidad rítmica del rock and roll crudo y oreja bajo la firma rolinga. Penurias y premisas holgazanas: “In the sweet old country where I come from /Nobody ever Works”/ “You know marrying money is a full time job, I don’t need the aggravation  / I’m a lazy slob  / I hang fire, I hang fire”, una especie de declaración de rebeldía en medio de esta supuesta madurez que más adelante empezamos a oler.

SLAVE: Sacando las credenciales del blues rock, escuchamos a los Stones siendo los Stones; un riff aceitoso, un órgano, R&B, cencerro y ese medio tiempo que tan bien manejan. “Don´t wanna be your slave” / Twenty four hours a day ,hey, why don’t you go down to the supermarket” canta Jagger entre falsetes y fraseos. Como ocurre con varias de las canciones que forman Tattoo You, aquí, la banda recupera una composición de la era Mick Taylor, algo que se huele a kilómetros y nos lleva de inmediato al Goat´s Head Soup o al Black and Blue. Grabada en forma de Jam como casi todo en esa gloriosa época y recuperada para las sesiones de Tattoo You. ¿En qué pensaban los Stones y su productor cuando decidieron dejar afuera a Pete Townshend en coros, Billy Preston en el órgano y al grandioso Sonny Rollins en saxo? Una canción así merecía mucho más.

Rolling+Stones+Tattoo+You+568712b

LITTLE T & A: Dos acordes y un ritmo infeccioso que te pueden sacar de inmediato a la pista de baile. Cruda, simple y directa, los códigos del sonido rolinga, sin pretensiones, siguiendo la línea de sus maestros, Chuck Berry o Buddy Holly. Escuchamos a Richards manejando como nadie ese tono callejero: She’s my little rock ‘n’ roll / The heat’s raiding, the tracks is fading / Joints rocking could be anytime at all/ But the bitch keeps bitching / Snitcher keeps snitching”/ “She’s my little rock ‘n’ roll/ My tits and ass with soul baby / You got to shock them, show them / She got a feeling to know, baby”. El rock and roll de viejo cuño al modo de los Stones.

BLACK LIMOUSINE: Olor a bourbon y aires sureños. Inspirada en Hope Wilson, una de las pocas canciones compuestas por Ronnie Wood a partir de un riff de slide como puede escucharse a lo largo de todo el tema. Cantando sobre viejas glorias y volviendo a sus raíces. “We used to shine, shine, shine, shine  / Say what a pair, say what a team / We used to ride, ride, ride, ride /In a long black limousine / Those dreams are gone baby”.

screen-shot-2015-05-04-at-7-28-46-am

NEIGHBOURS: Así como “Hang Fire” o “Start Me Up”representa el sonido de los Stones en los ochentas, el riff elástico, la batería cruda y la estructura básica y oreja. También en tono lúdico, “Neighbours” riéndose de ellos mismos y sus pares de generación “los vecinos molestos”, las estrellas de rock en tranquilos barrios residenciales: “Ladies, have i got crazies? / screaming young babies / no piece and no quiet / i got t.v.’s, saxophone playing / groaning and straining / with the trouble and strife” / Neighbours, do yourself a favour, Don’t you mess with my baby when I’m working all night, You know that neighbours steal off of my table, Steal off of my table, ain’t doing all right. Bien sabe Richards sobre vecinos enemigos y denuncias por tocar guitarra en su departamento de Nueva York. La primera de las dos canciones compuestas para el disco.

WORRIED ABOUT YOU: Extraída de las sesiones de Black and Blue, su sonido nos devuelve a 1975. Los Stones mostrando ese lado soul que tan bien les queda, sobre todo cuando Jagger nos atrapa con su falsete preguntándose: Sometimes I wonder,  why you do these things to me / Sometimes I worry girl that you ain’t in love with me / Sometime I stay out late, yeah I’m having fun / Yes, I guess you know by now you ain’t the only one / Baby, sweet things that you promised me babe”. Hemos entrado en tierra derecha, pues vamos sintiendo cómo lentamente los stones se van poniendo más íntimos, menos juguetones, más reflexivos, en sus términos, sobre amores y vínculos. Un glorioso solo de guitarra como puente para continuar con Jagger de lleno y con voz plena: “Yeah, I’m a hard working man , When did I ever do you wrong?, Yeah, I get all my money baby ,Bring it, bring it all home ,Yeah, I’m telling the truth”/ “Till then I’m worried Lord, I just can’t seem to find my way”. Nuevamente Preston al órgano marcando la intensidad de una verdadera pieza soul. Aunque es un tema que iba a ser parte de “Emotional Rescue”, finalmente quedó afuera, y quizá, ésta es una de las razones por las que dicho disco no llegó a ser tan grande.

Y claro, estamos en la última parte que hace de Tattoo You la gran obra rolinga de la década; porque ocurre precisamente lo opuesto a “Some girls” o “Emotional rescue”, que tienden a desinflarse a medida que vamos a llegando a los últimos temas; por el contrario, aquí vamos cada vez mejor.

 

 

Tops: Otra clara muestra de la gran impronta Rolling Stone, un blues de medio tiempo, R&B y la guitarra de Mick Taylor, suave y pavoneando. Hey baby, every man is the same come on, I’ll make you a star / I’ll take you a million miles from all this / Put you on a pedestal/ Come on, come on” / “Have you ever heard those opening lines? / You should leave this small town way behind / I’ll be your partner, show you the steps / With me behind your tasting of the sweet wine of success”.

Heaven: Volver a escuchar esta canción me recuerda el primer encuentro con ella. Oda al amor físico y a las sensaciones, revelación que te confirma y te recuerda por qué Tattoo You es un disco esencial en la discografía de los Stones y quizás su último gran trabajo. “Heaven” ensalza la ternura y la intimidad, lejos del sudor y del exceso: “Smell of you baby, my senses/ My senses be praised / Smell of you baby, my senses / My senses be praised / Kissing and runnin’, Kissing and runnin’ away, Kissing and runnin’, Kissing and runnin’ away”. Hipnótica como lo sería el talismán de un amante que promete protección:  “Nothing will harm you / Nothing will stand in your way / Nothing, nothing / Nothing will stop you / And nothing will stand In your way”Toda una pieza única en el cancionero de la banda, Bill Wyman al sintetizador, la sutil batería de Watts Jagger en el falsete y la guitarra, marcando el tono afiebrado de visiones dulces y placenteras. La prueba fehaciente de esta suerte de adultez, pues es el otro de los dos temas hechos para el disco, donde se encuentra captado el momento de la banda. Que no quepa duda que Heaven es una de las grandes canciones que los Stones hicieron en esa década.

Llegamos a los últimos dos tracks. “No Use in Crying”, de alma bluesera y melancólica, el coro y las voces marcan la pauta, particularmente en el pase de Jagger, de falsete a voz plena: “Standing in the kitchen/ Looking way out cross the fields / You see a face in the window / It not real, it not real/ Ain’t no use in crying /  Stay away from me”.  Con la mano de Ronnie Wood en la composición, es otro de los grandes y logrados momentos del disco.“Waiting On Friend”finalmente reúne todas las ideas sobre pérdida, aceptación, y claro está, madurez:“making love and breaking hearts / it is a game for youth /but i’m not waiting on a lady / i’m just waiting on a friend”. Quién lo diría; aquellos que han acuñado buena parte de los clichés del rock and roll, se toman la licencia para confesar un poco más: “i need someone i can cry to / i need someone to protect”; amistad, dependencia, un poco de cinismo – quién sabe-, Waiting on a friend es una canción colorida y cálida, con aires reggae y el saxo del grandísimo Sonny Rollins en el final, melódico, infinito y trascendental como si llegase ese esperado ser querido. Por sobre todo un homenaje a la amistad.

 

filming-video-waiting-friend-1981

Tattoo You fue el resultado del rescate de material dejado en las sesiones hechas para “Black and Blue”, “Some Girls” y el mismo “Emotional Rescue”, precisamente en la transición de 70´s a 80´s, donde las dos únicas canciones compuestas para el álbum fueron Neighbours Heaven.

En términos concretos, parecía un disco hecho de sobras en un momento que la banda deseaba salir de gira y contar con material promocional. Sin embargo, tenemos claro que es muchísimo más que eso, pues fue el resultado de cierta soltura, espontaneidad y olfato al retomar material de primera línea que había quedado de lado, quizá por temor a arriesgarse o a la mínima posibilidad de sonar “aburridos”. Lo cierto, es que el momento para mostrar lo que habían guardado sigilosamente y desatar esa nueva energía retenida, había llegado.

Desde luego, el momento de la banda quedó explícito; Tattoo You simbolizó la adultez y la reivindicación total consigo mismos, logrando un trabajo increíblemente fresco, aún siendo tan reposado en términos de composición y producción. Finalmente, Tattoo You es hasta hoy, uno de los momentos más vitales e icónicos de sus satánicas majestades.

 

ÁNGEL KAUFF – STOCKHAUSSEN : «Hay demasiadas bandas y personas que siguen haciendo fuerza en la música independiente»

ÁNGEL KAUFF – STOCKHAUSSEN : «Hay demasiadas bandas y personas que siguen haciendo fuerza en la música independiente»

Pareciera que el dark wave se encuentra en un vigoroso momento no sólo en Latinoamérica sino en todo el mundo. El flujo continuo de bandas de diferentes lugares de Europa y América del norte hacía este rincón, y de Chile hacía el extranjero, dan cuenta de un nutrido panorama de producción y autogestión artística enmarcada en un género musical que encuentra, nuevamente, un especial asidero en nuestro vertiginoso e hipercomunicado siglo.  En ese sendero nos cruzamos con la visita del músico mexicano ÁNGEL KAUFF mostrando su proyecto minimal dark wave electrónico STOCKHAUSSEN. Un recorrido apoyado por la productora independiente METATRON, que lo trae desde Ciudad de México, gracias a la propuesta y colaboración del dúo feminista DIAVOL STRAIN, con quienes ha compartido gira en ocasiones anteriores y a quienes declara como su banda chilena favorita.

Ángel ha llegado a Chile hace unos días, ha recorrido Valparaíso y Viña del Mar capturando postales invernales que quedaran para la posteridad mientras prepara el esperado encuentro de este viernes, donde Stockhaussen tocará por primera vez en nuestra capital para presentar su disco titulado XXI, y hacernos recordar la fría y maquinal era en que vivimos.

 

 

¿Qué expectativas tienes de este paso por Chile ?

He llegado con mucha emoción de poder mostrar un poco de mi universo musical al sur del continente, con las ganas de escuchar y conocer nuevos proyectos con los que comparto ese vínculo latinoamericano y de saber que muchas personas aún están interesadas en mantener en pie la escena subterránea en su ciudad (entre público que consume, bandas y proyectos, organizadores, clubs, páginas que promueven la música, etc), es un hecho que me llevare/llevo muchísimo.

 

Cuéntanos cómo surge esta fecha en SANTIAGO 

Ha surgido gracias al apoyo e interés de Metratron, quienes son una productora de Santiago, además de una de mis bandas favoritas de Chile llamada Diavol Strain que han sido quienes han unido los lazos entre sí, en conjunto creando un gran equilibrio trabajando juntos.

 

 

 

¿Cómo ves la escena musical independiente en el resto de Latinoamérica? 

Es demasiado especial darse cuenta de que hay demasiadas bandas y personas que siguen haciendo fuerza en la música independiente, nuevas generaciones de músicos que hacen de la música su vida, mucho talento en todo sentido, mucho apoyo entre sí, sin duda mucho del futuro real.

 

En tu trabajo musical encontramos influencias de compositores doctos clásicos como Bach  ¿Cómo haces para incorporar elementos de la música barroca o culta y llevarla a la electrónica?

La música clásica siempre ha sido parte de mi desde la infancia, difícil no experimentar a través de ella uniendo diferentes géneros, siempre es algo divertido y los resultados pueden ser interesantes. Me ha dado herramientas extras para poder crear música, me influye principalmente cuando compongo música clásica que pongo bajo el nombre de Ángel Kuaff, aunque a veces incluya algún destello en los proyectos oscuros de los cuales formo parte. Siempre en cada álbum decidí agregar algo de eso como un tributo pues finalmente es parte del núcleo y la base, sigo aprendiendo de la música, sigo conociendo muchos artistas y sin duda seguiré sintiéndome humano a través de ella.

 

 

Hablemos sobre tu último disco titulado XXI  ... de todos los cambios tecnológicos que nos está tocando vivir … como músico, artista y ser humano ¿qué es lo que más te inquieta de este tiempo?

El tema «La información» es uno de las composiciones principales de “XXI y habla sobre la nueva era de la comunicación, la tecnología, la unión entre máquina y humanos como parte de la evolución, el equilibrio, la conexión, entre otras cosas, con un destello de sonidos del pasado. Es un reflejo de la época en que me ha tocado vivir, y es algo que me toca mucho como persona.

 

¿ Qué te ha llamado la atención de Chile hasta el momento en relación a las temáticas que hoy estás abordando en tu música y propuesta? 

La oscuridad chilena es muy peculiar por muchas cosas, me gusta que aunque seamos de polos diferentes en residencia, seamos tan cercanos en muchos sentidos, cada uno con su propio estilo y personalidad. También su pasión y entrega por la música.

 

 

Has estado en otros países de Sudamérica ¿Qué has podido recoger de esos intercambios?  

Las mejores impresiones, muchos amigos, nuevas perspectivas que te ayudan a comprender mejor el mundo y sus vínculos entre sí, cosas y sonidos que compartirnos.

 

Eres un músico que permanentemente está colaborando con otros artistas. ¿Tienes pensado trabajar con algún músico chileno?

Stockhaussen es un proyecto en el cual hago música como solista, pero también es un proyecto para que otros músicos puedan experimentar componiendo música juntos y lograr nuevos resultados, aprovechando la nueva era de comunicación componiendo incluso a distancia, para el próximo álbum tengo contemplado hacer una colaboración con Diavol Strain.

 

 

Luego de Chile, ¿hacía dónde te diriges?

En temas de eventos tengo contemplado algunos shows en México que incluyen Guadalajara, Edo Mex y la propia Ciudad de México regresando de Sudamérica, también tengo programado un tour de dos meses en Agosto/Spetimebre de 2019 en Europa que incluye muchas ciudades, toda esa información podrán encontrarla en mis redes oficiales, en este tour además de tocar como Stockhaussen, tendré la oportunidad de tocar con mi otro proyecto llamado Isotropía que comparto con mi partner in crime Keren Batok, gracias al apoyo del sello Alemán “Young & Cold Records”.

 

¿Hay fecha para un próximo disco? 

Ya estoy componiendo el cuarto álbum que podrán encontrarlo también en vinilo, verá la luz posiblemente a finales de este año o a inicios del próximo, aunque ya hay un par de temas arriba que son sólo un adelanto.

Un agradecimiento especial a todas las personas que siguen apoyando todo esto, sigan haciendo fuerza y resistan sobre todo, porque siguen nuestros tiempos.

 

EVENTO EN FB

 

DIAVOL STRAIN  «La escena oscura en Chile, y en muchos lados, no se caracteriza por tener acción política»

DIAVOL STRAIN «La escena oscura en Chile, y en muchos lados, no se caracteriza por tener acción política»

Conformadas como dúo, GINGER BLUE en guitarra, synth, batería digital y coros, y LAU M en bajo, voz, synth y batería digital, DIAVOL STRAIN recoge elementos discursivos y retóricos de movimientos como las Riot grrrl junto a la estética y sonido de ineludibles referentes del dark y el goth. Oriundas de la joya del pacífico, en su joven pero sólida trayectoria han desarrollado un feroz énfasis por tocar en vivo no sólo en la concurrida y colapsada capital de Chile, sino que se han dedicado a girar de forma permanente por el norte y sur del país, además de su natal quinta región, una hazaña mayor para cualquier banda independiente. Esta misma dedicación ha llevado al dúo a realizar shows en países como Alemania, Holanda, Polonia, Perú, Estados Unidos, Canadá Colombia, y México, en el marco de reconocidos festivales de la escena dark como Minicave (DE), Near Dark Festival (USA), Return to the Batcave (PL) y en festivales de carácter feministas como The F Word (NL) y FemFest (CL).

Al conversar con ellas se puede intuir que DIAVOL STRAIN es uno de los proyectos musicales más activos, serios y con mayor proyección del dark wave local, cuya impronta feminista aporta un discurso y una mirada crítica a un género musical poco militante y descomprometido con causas sociales. Un discurso y una mirada que conviven con los principios estéticos propios del estilo pero al mismo tiempo proponen acción, organización, participación, respeto e inclusión como respuesta a la contemplación y al caos, una propuesta no tan recurrente en una época donde probablemente bastaría con ofrecer una oscuridad vacía e indiferente.

 

 

¿Cómo y cuándo nace DIAVOL STRAIN 

 

GINGER: Diavol strâin nació a mediados del 2015, nosotras, Ginger y Lau, nos juntamos a tomar unas chelas. En ese tiempo eramos amigas y nos habíamos conocido dentro del mismo círculo de tocatas, donde Ginger tocaba en Blasfemme (Riot Grrl, postpunk, shoegaze), y Lau ya era parte del grupo Vaso de leche (Postpunk, Noise, Garage). Ambas teníamos muchos deseos de hacer música con batería electrónica y estábamos rallando con bandas como She Past Away, M!r!m, Coldreams, Dream Affair, etc. 

 

LAU: Por otro lado coincidíamos en la cuna ruidosa de Siouxsie and the Banshees, The Cure, Sonic Youth, Cocteau Twins, Los Prisioneros, siendo todo una sumatoria de influencias que desembocaron en el impulso de hacer este proyecto y nuestras primeras creaciones.

 

El formato dúo ¿fue una elección o se fue dando de manera espontánea?

 

Lau: A lo largo de nuestro camino hemos tenido diversas formaciones, quedando como dúo desde fines de 2017 tanto por asuntos prácticos (es mucho más fácil movernos y que nos inviten a otros lugares) como por ser el núcleo de todo este proyecto desde los inicios.

 

¿A qué alude el nombre de la banda DIAVOL STRAIN ?

 

LAU: Diavol Strâin quiere decir “Diablo Alienígena” ó “Diablo extraño” en rumano. Llegamos a ese concepto, pues nos costó bastante ponernos de acuerdo a cómo llamaríamos a todo esto que estaba surgiendo. Nada en español nos parecía, si a una le gustaba algo, la otra discrepaba, hasta que Ginger, consultando un diccionario que tenía, hizo una lista de palabras en ese idioma que eran atractivas tanto por su fonética como significado. Coincidimos en la unión de esas palabras y el concepto nos gustó mucho, porque el diablo para nosotras es un concepto de disidencia, de cuestionamiento. 

 

GINGER: Es un ser que formó sus propias ideas y puso en duda lo que se supone era incuestionable. En relación a lo alienígena es similar. Ambas coincidíamos en este sentirse alienígena dentro de un sistema que busca adherirte a él como un engranaje más. Vivir en una otredad, fuera de ese margen en lo más posible y honesto, tanto desde nuestras corporalidades como nuestros sistemas de trabajo y relaciones con el mundo. Por otro lado, el concepto también trae consigo un imaginario potente que ambas abrazamos, pues tiene que ver con lo esotérico, lo oculto, el espacio exterior y otros multiversos.

 

¿Cómo se lleva la escena del dark wave subterráneo en Chile con el feminismo? ¿Se llevan?

 

GINGER: A decir verdad son corrientes que en pocas ocasiones se juntan. La escena oscura en Chile, y en muchos lados, no se caracteriza por tener acción política, o por artistas que se pronuncien al respecto. Por lo mismo siempre buscamos hacer el llamado a que más personas se pronuncien y accionen, a no separar tanto esas corrientes porque creemos que el feminismo se aplica en todo. Nosotras no compartimos espacios con personas que han tenido actitudes violentas o discriminatorias. 

 

LAU: También nos sucede que en los lugares donde encontramos ese coincidir político no son usualmente bandas como la nuestra (es más común en el reggaetón, el pop, etc ) pero justamente también esa es la idea, la posibilidad de unir varios estilos y compartir en instancias donde se busquen puntos en común que vayan más allá del estilo musical o el purismo de géneros.

 

 

Como mujeres lesbianas y feministas liderando un proyecto musical ¿cuál ha sido su experiencia en el circuito local, creen que es un espacio machista? 

 

Más que llamarlo machista preferimos verlo como otro espacio cultural más que se encuentra dominado por machos donde claramente nos hemos sentido discriminadas y pasadas a llevar en múltiples ocasiones al ser mujeres lesbianas músicas. Desde chica una se ve enfrentada a comentarios sobre tu calidad musical, de si tocas tan bien como un hombre o no, de querer promocionar tus canciones y shows musicales a través de flyers que se enfocan más en venderte como un objeto y no como una artista, o que te cierren espacios dominados por machos porque te empieza a ir bien, etc. Es por eso que para nosotras ha sido muy importante no solo dedicarnos a la música desde la participación en bandas sino que generando y gestionando espacios libres de estas prácticas heteropatriarcales, lo cual ha sido también un gran desafío. Hasta el momento hablar de “espacios seguros” es algo complejo ya que falta mucho por reflexionar y deconstruir en nosotres mismes pero al menos nos encontramos trabajando muy alerta en estos espacios que queremos construir, en cada tocata, cada fiesta que organizamos estamos muy pendientes de que la gente que asiste no sea víctima de violencia de cualquier tipo, y claramente no sólo publicando que no se aceptarán prácticas xenófobas, anti LGTBIQ+, sino que organizándonos con planes de acción reales para sobrellevar algún escenario de ese tipo. 

 

 

METATRON PRODUCCIONES está a cargo de organizar el show de STOCKHAUSSEN – ÁNGEL KAUFF en Chile, una iniciativa autogestionada de la cual ustedes son parte clave… ¿Cómo surgió esta idea de traer al músico y como ha sido la experiencia de sacar adelante shows internacionales en la escena dark wave?

 

GINGER: Somos colaboradoras de la productora Metatron, la cual es liderada por nuestro amigo Martín Dörr a quien conocimos el año pasado al invitarnos a participar de un show en Casa de Salud en Concepción. Se generó una muy buena conexión de gustos musicales que permitió que comenzáramos a trabajar juntes, de hecho esta es el primer show en concreto que podemos realizar en conjunto. Por otro lado, a Ángel lo veníamos conociendo desde el año pasado también a raíz de nuestra gira por Norteamérica, y bueno desde hace tiempo que veníamos disfrutando de su música la cual sentimos que nos ha influenciado mucho también. 

LAU: Por eso, apenas supimos que estaba la posibilidad de traer a Stockhaussen a Chile, se lo propusimos a Martín, de quien agradecemos mucho su profesionalismo y gestión en toda la producción del concierto. Valoramos profundamente su apoyo a la escena underground la cual todes sabemos que es un desafío poder levantar pero que es súper necesaria. A nivel mundial están saliendo bandas y proyectos muy interesantes pertenecientes a esta nueva ola oscura que merecen un espacio. Así que desde ya dejamos invitados a todes a que emerjan de la zona de confort de los clásicos y se acerquen a conocer todas estas nuevas propuestas. 

 

 

 

Su reciente disco TODO EL CAOS HABITA AQUÍ, es su primer larga duración ¿Cómo fue el trabajo de composición, producción y cuánto tiempo tomó hacerlo? 

 

GINGER:  El año pasado lanzamos nuestro primer larga duración llamado “Todo el Caos Habita Aquí” un LP refleja y representa todo el aprendizaje musical alcanzado junto con nuestras experiencias políticas y esotéricas, permitiéndonos construir un punto de vista y posición frente a lo vivido. Siempre decimos que componer nuestro pequeño Alien fue un parto, pues pasamos por todas las emociones, desde el goce hasta el estrés máximo ya que, por un lado, teníamos la presión del tiempo al tener que componer 10 temas en 3 meses, y por otro, enfrentarnos al desafío de producir todo entre las dos. 

Componer las líneas melódicas de cada uno de los instrumentos, grabar en nuestro pequeño estudio el demo de cada canción, poniendo énfasis en algo más que encontrar ritmos interesantes, sino también que se viesen atravesados por el concepto total del disco. Sin duda ha sido un proceso que nos ha hecho crecer en muchos aspectos, como músicas al perfeccionarnos en nuestros instrumentos; como compañeras al generar metodologías de trabajo simétricas desde el feminismo y la horizontalidad, reconociéndonos más allá de ser amigas o pareja sino que como mujeres enfrentadas a un sistema heteropatriarcal. 

 

                                                                                  Diavol Strain tocando en New Orleans

 

 

¿A partir de qué ideas se construye el concepto central del disco?

 

LAU: El disco refleja diversas reflexiones y emociones en torno a experiencias a las que nos hemos enfrentado desde los inicios de Diavol Strâin. Todo el Caos habita aquí es precisamente eso, un caos que traspasa más allá de una moral dualista, de hecho, posee muchas aristas, son sentimientos extremos, aprendizajes que a veces llegan como un balde de agua fría a remover lo que diste por hecho en algún momento, se vuelve un motor y devenir constante donde la existencia se va moviendo. Así es como todo comienza con la magia del caos, un mantra ruidoso donde invocamos la exaltación de todos esos sentimientos seguido de furia, que de lleno es un conjuro que llama a abrazar nuestra rabia y hacerla un arma contra todo este sistema heteropatriarcal y opresor. Sistema que lleva a un deseo de escapar, de sentirte paria en todas partes y a decidir por el Autoexilio. Bajo esa misma decisión se hace indispensable definirse, llevar las palabras a los actos y también cuestionarse. No basta con denominarse como feminista, antiespecista o anarquista. La idiosincrasia capitalista-machista se inmiscuye igual vistiendo de punk o contracultural, y Éter es la crítica a tal deformación.

 

GINGER:  Por otro lado, nos vemos inmersas en la crisis de luchar en convertirnos lxs seres-máquinas que engranan el sistema. En las Tinieblas Inmóviles (que corresponde a un capítulo de Evangelion) habla de esa crisis, de un frío anormal que nos consume, norma y aísla. Ante la marea de pugnas internas, Neptuno expresa el exceso y el desborde en que muchas veces caemos, atrapadas por nuestros propios demonios, explotando en una tormenta de soledad y tristeza. Sturm und Drang (Tormenta e Ímpetu) gráfica esa pena, además que explora verbalizarla en alemán el cual otorga una atmósfera más acuosa y envolvente. En medio del caos no solo surge la rabia o el abatimiento. Wroclaw es una hermosa ciudad de Polonia que tuvimos la suerte de conocer, donde comenzó a brotar el lazo amoroso que nos une como pareja y compañeras de vida. Desde varios años venimos compartiendo instancias únicas que han ido estrechando ese lazo, mutándolo a un deseo inexorable de estar juntas y enfrentar lo que venga. 

 

 

Finalmente, Todo el caos habita aquí y Más allá del muro del sueño (este último obtiene su nombre por la obra de H.P. Lovecraft ) corresponden al momento final antes de que esta espiral vuelva la curva siguiente. Vemos como el tiempo se conecta en pasado y presente, mirando el horizonte, esperando a que el fin ocurra una vez más. Aquella imagen se puede ver de hecho en el final de la película Donnie Darko, que plantea un concepto similar y fue influyente en parte del proceso del disco. La fase cúlmine es el despojo de la materia, el paso a otro plano de existencia. Nuestros diversos “yo” carentes de cuerpo, tanto en el sentido espiritual, onírico, o incluso nuestra extensión en el nexo de internet, vuelven al polvo para sumergirse en otra parábola del caos.

 

 

¿Con quienes trabajaron y dónde se puede encontrar el disco ?

GINGER: Tuvimos la suerte de contar con un equipo (Marce y Aaron) quienes nos brindaron total apoyo y respeto al momento de grabar. De hecho, se volvió una convivencia prácticamente diaria ya que fueron meses de vernos casi todos los días durante largas jornadas donde también aprendimos de sus conocimientos y experiencia. El resultado nos ha dejado muy satisfechas y ha tenido muy buena recepción, logrando formar parte del sello Young and Cold records de Ausburg- Alemania, con quienes sacaremos el LP en formato vinilo y CD en septiembre de este año, además de contar con copias en cassette a cargo de NoLux (Santiago).

 

¿Cómo definen su sonido actualmente y qué bandas chilenas tanto góticas como post punk o dark han influenciado ese sonido?

 

Hay varias bandas chilenas que nos influenciaron en sonidos oscuros y bailables. La más representativa en cuanto a lo post punk son Los Prisioneros, creemos que son influencia de muchas bandas porque experimentaron muchos tipos de sonidos que van desde el punk (Generación de Mierda) hasta el new wave (Corazones) y todo lo que hay entremedio. También encontramos mucha influencia en sonidos del disco “Viva Chile” de Electrodomésticos, y del primer periodo de Lucybell (hasta el disco Sesión Futura). De bandas oscuras actuales encontramos harta influencia en la banda death rock TERMINAL, así como de nuestros amigos Sidosis de Viña, quienes también deambulan entre el postpunk y el dark wave.

 

 ¿Cuáles son los próximos planes de DIAVOL STRAIN?

 

Lo más próximo, es este 19 de Julio donde compartiremos escenario en Bar Loreto con Stockhaussen, proyecto solista del artista mexicano Ángel Kauff. Estamos muy emocionadas de realizar esta fecha ya que hemos trabajado mucho para poder concretarlo y por fin se dará la instancia. Además, estamos preparando nuevo material que tendrá su primer avistamiento en redes sociales durante septiembre con un videoclip que estrenaremos en nuestra segunda gira por Estados Unidos y México, la cual parte ese mismo mes y se extiende hasta fines de octubre. El próximo año 2020 lanzaremos nuestro tercer trabajo de estudio que ya tiene por nombre “Elegía del Olvido”.

 

 

MÚSICA Y MEMORIA: «YO SOY RODRIGO ROJAS, CARNE Y MADERA»

MÚSICA Y MEMORIA: «YO SOY RODRIGO ROJAS, CARNE Y MADERA»

El 02 de julio de 1986 era una de las jornadas de protestas más multitudinarias y decisivas en oposición a la dictadura militar. El paro nacional convocado para esos días estaba concebido como unas de las acciones claves para derrocar a Pinochet. Fue ese 02 de julio de 1986 en que la estudiante Carmen Gloria Quintana de 18, y el joven fotógrafo de 19 años, Rodrigo Rojas, junto a un grupo de vecinos de la población Los Nogales de Estación Central, fueron interceptados y detenidos por una camioneta militar. En medio de la detención, el grupo se dispersó y escapó en diferentes direcciones, ella y Rodrigo se dirigieron por el mismo callejón, perseguidos por la patrulla no lograron escabullirse y finalmente fueron detenidos, maniatados y roceados con bencina para luego encenderles fuego y ser quemados vivos.  Sus cuerpos inconscientes fueron lanzados al otro extremo de Santiago, en un sitio eriazo de Quilicura donde fueron encontrados. Rodrigo murió y Carmen sobrevivió con el 64 % de su cuerpo quemado.

En 1989, QUELENTARO, el dúo compuesto por los hermanos Eduardo y Gastón Guzmán, edita DESPUÉS DE LA TORMENTA, disco que contiene entre sus composiciones el tributo al joven fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri.

 

 

 

Este trabajo de corte emblemático para la historia de la banda, con Eduardo aún en el exilio, y Chile aún bajo Pinochet, es a su vez, el último disco con la casa discográfica EMI. En él se encuentran las primeras incursiones en sonidos de sintetizadores y los arreglos musicales a cargo de Sergio Tilo González de la banda Congreso.  Entre las composiciones destacan las variaciones para la tonada El Martirio, melodía que cuenta con innumerables versiones y cuyo origen y propagación por el cancionero latinoamericano es desconocida.  DESPUÉS DE LA TORMENTA es un disco que trae consigo la marca del exilio, la marca de la tortura y la marca de Rodrigo y Carmen Gloria ardiendo en el callejón de Los Nogales, la marca de la memoria insurrecta, así lo describe Eduardo en la furiosa e imperecedera copla compuesta al asesinado joven Rojas de Negri:
 
Y esa patria…
Que patria esa que nombras!!
La patria colectiva que me decías,
nací en la misma tierra que ahora es otra
por nacer prisionero, busco la puerta Y eso del Pueblo Unido
y ese otro verso que decía sobre la vida
y  aquella gente que se creía la gente nueva
fui a decir mi opinión con una piedra
y fui la barricada allá en La Legua
y fui la hoguera ingenua contra las fieras
  y conocí el garrote, y las tinieblas. Soy el tisón humano que no se quema!!
 Yo, yo soy Rodrigo Rojas, carne y madera!!
vuelto incendio en la lucha
vuelvo a la vida
y alumbrar de esperanza la noche ciega soy Manuel Parada, el Degollado!!
vertiente pura…
estoy vivo en Lonquén
y ando en la marcha
voy en la lista negra
Soy el destierro Estoy preso en Rodríguez.. y soy la vida
soy los que van muriendo… y los que llegan…
soy el viejo y el niño
soy la parte de Chile que anda en la ausencia
soy el aro y abrazo que anda en la cueca.
y soy mucho más cosas…
soy, soy mi pueblo en la calle que no se entrega!!
Yo, yo soy Rodrigo Rojas, carne y madera!!Si la mano enguantada quemó la espiga,
que las manos desnuda, plurales, siembren la vida…
Yo, yo soy Rodrigo Rojas, carne y madera!!

 

«Álbum de estudio publicado por el sello EMI Odeón en 1989. El último disco oficial que Quelentaro editó bajo esta casa discográfica, el cual sólo apareció en cassette. Como en trabajos anteriores, los arreglos y la dirección musical estuvieron a cargo de Sergio “Tilo” González, director del grupo Congreso. César Lucero acompañó a Gastón Guzmán en la guitarra.

 
Todas las canciones pertenecen en letra y música a Eduardo y Gastón Guzmán, excepto Sobre el martirio, que es una variación hecha por Eduardo Guzmán sobre un tema tomado del folklore.» (Fuente: Perrerac.org)

Texto y recopilación: Rossana Montalbán 

LA CHICA RARA DE MANCHESTER

LA CHICA RARA DE MANCHESTER

Manchester ha sido la lluviosa, gris, industrial y sobre todo, prolífica ciudad que ha parido buena parte de la historia musical inglesa de los últimos 40 años. Desde Buzzcocks, Joy Division, The Smiths, New Order, Stone Roses, Happy Mondays, Oasis y James, la banda que convoca los siguientes párrafos.

Como quien desecha su buena fortuna la banda se negó a trabajar con Tony Wilson en Factory Records, probablemente la decisión menos conveniente y más osada de toda su carrera, y la que explica buena parte de su rezago a mitad de camino entre la herencia de The Smiths y la ola neo psicodélica que emanaba desde la ciudad hacia todo el panorama musical Indie de Inglaterra a finales de los ochentas y principio de los noventas.  Y a pesar de un largo bagaje que les permitió cohabitar y telonear a The Smiths – el objeto de culto favorito de toda esa generación que reivindicaba las guitarras- al final del día, JAMES era esa banda que no encajaba en  las corrientes en boga.

 

598966949

 

La ausencia de etiquetas que pudieran venderlos de cierta manera en un acontecido panorama musical los dejaba fuera de los esquemas del Indie o del Brit Pop de la primera mitad de los noventas, pues en ellos prevalecieron elementos eclécticos y disonantes. Desgarbados en apariencia y elegantes en sonido, demasiado serios a veces y otras efervescentes, siempre más allá o más acá del indie rock pero jamás en el indie rock. Una banda de guitarras prominentes y bien cuidadas. Sonido limpio y arreglos complejos insertados en estructuras pop/rock . Un vocalista atípico, dramático y excéntrico en su performance. La banda corría sola y sigue haciéndolo.

1993 fue un año musicalmente fructífero que vio estrenar grandes discos. 1993 fue el año en que la banda editó “Laid”, el disco que los instala definitivamente en el mapa mundial de la música y que muestra de manera excepcional la solidez y propuesta poco comercial de una banda venida a menos en las manos de un gran artífice; nuevamente, Brian Eno, la primera keyword de esta idea. En la otra esquina, el frontman anti frontman de voz cristalina, Tim Booth,  entre otras cosas, la voz y la cualidad escogida por el compositor Angelo Badalamenti para su proyecto BOOTH AND THE BAD ANGEL en 1996.

Un disco de carácter hermético y cuya riqueza sonora encierra una de esas bellezas poco comunes que suelen pasar desapercibidas para el oído común y corriente. Pues a pesar de tener dos singles de eterna resonancia y excesiva masividad, LAID es un disco introspectivo y sobrio. Y probablemente esas dos grandes canciones nos entreguen una impresión errada de lo que podemos encontrar escuchándolo entero. Y es que junto a Brian Eno la banda logra desarrollar su cualidad y no su defecto a la hora de hacer pop de guitarras, escapando exitosamente a los clichés de la música británica de la época.

 

JAMES LP 1993

 

Abriendo “Laid” se encuentra “Out to get you”. Reposado e íntimo, creando atmósfera, nos encamina hacia un estado lánguido. Guitarras y slide marcan la minimalista melodía acústica, evocando quizás una solitaria noche de nostalgia por alguien. Así lo deja en claro su letra: “Lost in memories Lost in all the sheets and old pillows So alone tonight / “Miss you more than I will let you know Miss the outline of your back”.

“Sometimes”. Aquí nos ponemos de pie para una melodía acústica y alegre, hermana de “Laid” en cuanto a su sonido y estructura, enérgica como himno, su coro es grandilocuente: “Sometimes, when I look deep in your eyes, I swear I can see your soul”. Ya comenzamos a reconocer la voz de Eno en los coros, como bien confirman los créditos del disco y que escucharemos más adelante nuevamente.

En el siguiente tema nos internamos en un paisaje nuevo y completamente opuesto, al anterior, en todas sus formas. Impregnado de un tono oscuro y “dramático” “Dream thrum”, es el primer golpe a la cátedra sobre la forma de hacer pop-rock. Un track sutil e inquietante, con Tim Booth cantando en su punto más alto. “We leave a trail that’s always changed To keep your hopes alive This surface may seem calm enough, but underneath, Underneath”. En el final, discretos arreglos de violín.

MI0001328626

 

“One of the three” nos sigue llevando por sonidos que evocan momentos y reflexiones solitarias. El disco entero emana esta sensación de desprendimiento: “One in three must find some peace / Oh, well, it’s a shame you got so famous for a sacrifice”.

“Say something”: Todo gran disco tiene una canción destinada a la masividad en la mejor de sus formas. Una canción que ha tomado vida propia y cuyo tono sentimental y sofisticado al estilo del pop británico. Delicada y muy oreja, estuvo a punto de convertir a James en la banda del one hit wonder, pero hay que decir que, “Say something” es una canción suficientemente lograda como para ser recordada como un simple one hit wonder.

“Five O”. Una canción de amor críptica, confesional y de tono trascendental “I’ve been looking for truth, At the cost of living, I’ve been afraid, Of what’s before mine eyes. Every answer found, Begs another question, The further you go, the less you know, The less I know”. Una declaración de amor cuya sonoridad se va intensificando desde la galopante y solitaria batería en el inicio en dirección hacía los arreglos  de guitarra más delicados de la composición hasta un potente coro donde nuevamente nos encontramos con la voz de Eno junto a Booth: “I can feel your face, Gonna make it mine, I can be the man, I see in your eyes” / “Can you take my Leigh, Are we both too small, Know each other well, We’ve met before”. Uno de los grandes momentos del disco.

“P.S” El slide en la entrada, oscuro y denso, sutilmente al borde de la asfixia nos mantiene en medio de un aire depresivo a lo largo de todo el tema: “You’re sour, so sour, all is hope and trust is misplaced, You’re sour, now you are alone / Walking on fire, feel the way the world’s inclining, Walking on fire, hate to deceive”.  Calmada y turbadora.

 

4a2d00136eb26

 

“Everybody knows”: Para este momento estamos sumergidos en lo más hondo de las profundidades del algún lado o de nosotros mismos. Resulta imposible abstraerse del clima íntimo y reflexivo de todo el disco, en especial en este puñado de temas. En medio de sonidos de cuerdas y pedales cuidadosamente trabajados, acompañados de una batería calmada y la interpretación de Booth, cantando:  “I’ve seen your stars; so many lives, You seem to shine forever Do you remember the time? Do you remember the time, Our memories held us together?”

“Knuckle too far”: Aquí vamos dejando atrás el cabizbajo ambiente que desde el track 3 experimentábamos. Nos movemos hacia un relajado momento de distensión sonora y atmosférica, aire fresco para seguir disfrutando el minimalismo sónico del disco. En “Low, low, low” nos hemos alejado de todo lo anterior para encontrarnos con una melodía simple y juguetona, muy “brit pop” si queremos decir algo de ella. Probablemente, en sus orígenes, una de las candidatas para las radios.

“Laid”: La otra canción del disco que adquirió vida propia, tocada  en comerciales, peliculas, series, radios hasta decir basta durante los ultimos 25 años.

Finalmente llegamos a “Lullaby”, dulce y liberadora,   dan tregua y pasamos a una melodía plácida como buena canción de cuna; la atmósfera íntima se mantiene.  En el cierre escuchamos “Skindiving”, la pieza casi instrumental inyectada de ambient y shoegaze.

 

Brian-Eno-in-New-York-brian-eno-23762214-320-214

 

Todo esto es tan Eno y se puede oleren cada tema. Lo encontramos en algunas líneas de bajo, en los coros y desde luego en los teclados. Un disco de sonido elaborado y hermético, riquísimo en textura sonora. Poco digerible para quien no está acostumbrado a una atmósfera poco descifrable y poco obvia, donde la tristeza no es tan triste, la oscuridad no es tan oscura, el pop no es tan pop y el indie no es tan indie.

No es coincidencia que Eno haya buscado trabajar con una banda de estas características donde la libertad estilística y sonora estuviese dada sin pretensiones. Tampoco es azaroso el trabajo con un vocalista de notoria expresividad al cantar, siempre manejando las atmósferas, la intensidad y el color. La voz es protagonista, jamás procesada, ni relegada, así también la reiterada presencia del coro grupal en varios de los temas. Como suele ocurrir con Eno, su agudo olfato y su agudo oído no fallaron al haber trabajado con James, una banda en virtud de su rareza.

 

EL SONIDO DE LA ESTEPA

EL SONIDO DE LA ESTEPA

Es viernes por la noche y llueve en Santiago. En las noticias hablan de un brote de gripe influenza.  Es viernes por la noche, hace frío, llueve, y en el antiguo TEATRO PARQUE COUSIÑOCENDRARS estrena las composiciones inspiradas en el poemario de Glen Hernández, titulado LA ESTEPA INVERNAL. Es viernes por la noche, llueve y hace frío pero en el hall del teatro se bebe vino, se saluda y se conversa, mientras se espera que la banda compuesta por los cuatro médicos;  Nicolás Crisosto, David Gallardo, Ernesto Hauway y Francisco Rivera, suban a este imponente y longevo escenario que aún sobrevive en medio de un Santiago poco amigo del patrimonio.

Viejas paredes, cielo alto, luces, butacas, un teatro como Dios manda, diría mi madre. Al fondo, la proyección de la portada del ahora disco LA ESTEPA INVERNAL, edición cd y libro que recupera el trabajo intimista y existencial de este médico intensivista especialista en shock séptico. Una poesía melancólica, reflexiva, a veces angustiante, otras veces profundamente tierna y redentora.

El relato musical construido por CENDRARS en base a cuerdas, resonancias y distorsiones, nos conduce por la vida, la muerte, la infancia, la vejez. El encuentro y el olvido, el amor y la ausencia. Son las horas críticas de Ismael, un poeta internado en la UTI, atravesando su fase terminal. Mientras que Polaris, es el médico tratando de atrapar la vida y detener a la muerte.  Ese angustiante cuadro es lo que alimenta el post rock de estos médicos familiarizados con el drama que se cuenta. Probablemente, cada uno de ellos ha sido ese tal Polaris.  Probablemente nadie mejor que ellos para traducir en acordes y melodías, lo que Hernández ha querido plasmar con sus versos.

Tres guitarras, teclado, bajo, batería y un solo de clarinete al inicio de la puesta en escena. Resonantes y atmosféricas, la banda ha elaborado composiciones cuidadas y perfectamente emparentadas con los pasajes del libro. En ellos se escuchan vestigios de una sólida tradición de música compuesta para textos literarios, probablemente LOS JAIVAS e incluso obras musicales de envergadura mayor como LA CANTATA DE SANTA MARÍACendrars maneja los códigos sonoros y dramáticos que la musicalización de una obra poética requieren. Muralla de guitarras y arreglos que entregan delicadeza y texturas a piezas musicales que nos conducen por un paisaje sonoro tan aterrador como liberador, pues así entendemos el paisaje que atraviesa Ismael, el poeta agonizante enfrentado ese desierto frío. Un desierto frío que en manos de Cendrars se ha vuelto sonido. Pero eso no es todo, la calma y al mismo tiempo el desasosiego de la voz y la lectura de GLEN HERNÁNDEZ, conmueven, nos recuerda un poco a Teillier, y un poco a Pessoa.

Pero es viernes por la noche, y no dejo de preguntarme por la inevitable encrucijada y la trascendental reflexión que estos músicos, poetas y médicos ponen ante nosotros… pareciera ser que al final de nuestras vidas, hagamos lo que hagamos, ninguno de nosotros podrá escapar a esa estepa invernal.

 

VIERNES 14 DE JUNIO 2019

CENDRARS Y GLEN HERNÁNDEZ, PRESENTANDO LA ESTEPA INVERNAL

TEATRO PARQUE COUSIÑO, 21 HRS.

FOTOGRAFÍAS POR ALEJANDRO HIDALGO PARA CRÓNICA SONORA

       

COPYRIGHT ° DERECHOS RESERVADOS

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO

La era digital y los nuevos formatos han suscitado una y otra vez, un constante conflicto entre la pérdida y la ganancia material e inmaterial, instalando nuevas formas y problemáticas en nuestra cotidianidad. Esto ha ocurrido en buena parte de los ámbitos que componen la industria cultural. Los involucrados han sido contenedores, contenidos, productores y receptores; el libro, los medios de comunicación, la información, la música, la lectura, y así, una larga lista.

 

 

La forma en que nuestra experiencia auditiva ha mejorado o empeorado en medio de ese vértigo tecnológico ha pasado desapercibida para muchos pero no para NEIL YOUNG, quien desde 2012 ha instalado un tema puntilludo en lo que a escuchar música se refiere.

 

 

PONO, fue el nombre con el que conocimos el formato de sonido que el músico comenzaba a desarrollar entonces. Un formato que aspiró desde su concepción, a mantener la calidad del sonido buscando garantizar la alta fidelidad de este,  gracias a tecnología avanzada que recuperara todo lo que el mp3, con su máxima compresión de datos, había hecho perder a los oyentes.

 

 

Así comienza la larga cruzada del músico canadiense en busca del sonido perdido. Ese sonido que ha quedado reducido al 5%, de acuerdo a los datos entregados por él y su equipo de colaboradores. Un sonido similar al que se percibe estando bajo el agua, en sus propias palabras: “una escucha submarina” – “un archivo mp3 es como estar en el fondo del mar, y un CD deja al oyente 200 metros por debajo de la superficie”.

La misión de Young ha sido desde entonces, una sola, recuperar, en base a alta tecnología, la escucha análoga ocurrida en un estudio de grabación. Y sobre todo, volver a la experiencia auditiva fidedigna.

Tarea titánica y compleja, en medio de las exigencias del mercado y de consumidores que buscan almacenar grandes cantidades de archivos y al mismo tiempo acceder a un reproductor acorde a su poder adquisitivo.

 

 

La pregunta es, si Young, desde la aparición de PONO en 2014, hasta hoy 2019, logró cubrir todas estas necesidades y levantar un osado producto de audio.  La respuesta es sí, al menos, en atributos técnicos. PONO ofreció recuperar hasta treinta veces más información que un mp3. Con una memoria interna de 64GB y una ranura para una tarjeta de memoria con la misma capacidad, el dispositivo alberga entre 1000 y 2000 canciones en este formato, dependiendo de su duración, como también del grado de resolución de cada archivo (a mayor fidelidad, mayor espacio en disco).  Aparentemente, en términos comerciales, el invento no tuvo la acogida esperada. Circulando en el mercado a 400 dólares y con la participación de gigantes de la industria, el invento de NEIL YOUNG no fue suficiente para desplazar la precaria escucha ofrecida por el mp3.

El tiempo ha pasado, y la batalla de Pono parece no haber sido victoriosa pero ¿cómo poder afirmarlo? si para eso tendrán que pasar años o décadas y sólo así se podrá dimensionar el impacto de las ideas de YOUNG sobre la recuperación del sonido. Quizá el tiempo le de la razón. O quizá algún otro Quijote, en varios años más, retome su idea y la vuelva una revolución consumada. Quien sabe. Lo cierto es que YOUNG ha echado a correr la bolita y nadie quiere decirlo. Y a pesar de las vicisitudes de la industria del audio, PONO no ha muerto y su gestación ha dado forma a un nuevo capítulo en esta ambiciosa cruzada…

Continuará…